Infección urinaria: ¿Tu hijo orina poco y muy seguido?

  • hace 2 meses

El verano llega y muchos empiezan sus paseos a la playa o a los clubes, donde los niños esperan con emoción jugar en la arena y en las piscinas. Sin embargo, así como llega la diversión, llega una de las infecciones más comunes del verano: la infección urinaria. Los padres deben estar atentos a los síntomas de esta afección. Por ello, te contamos todo lo que debes saber sobre las infecciones urinarias en niños y cómo prevenirlas.

¿Cómo detectar una infección urinaria en niños?

Todos los niños son diferentes y los síntomas de las infecciones urinarias varían dependiendo de la edad del pequeño. En los bebés, la fiebre, el fastidio o el cansancio pueden ser los únicos signos de esta afección. Por otro lado, los niños más grandes pueden tener fiebre, ardor o picazón al orinar, ganas de orinar con frecuencia, dolor en la parte baja del abdomen o dolor de espalda.

Al acudir al pediatra, este buscará bacterias en la orina del niño con una prueba de cultivo mandada a laboratorio y recolectada de forma adecuada para obtener resultados confiables. Para que el médico diagnostique esta infección, el niño debe tener los síntomas y las bacterias en la orina. Si la infección urinaria esta asociada con fiebre alta, puede que se trate de una infección en uno o ambos riñones.

Infección urinaria en niños

Causas de las infecciones urinarias

El riesgo de problemas en la salud aumenta con cada infección, por lo que debe tomarse con seriedad. A continuación, te presentamos algunas causas posibles.

Problemas en la vejiga

Muchos niños retienen la orina por mucho tiempo y no vacían completamente la vejiga. Además, los niños que no toman suficientes líquidos pueden no generar la orina suficiente para expulsar las bacterias. Por ello, es importante que le des bastantes líquidos, frutas y verduras.

Anormalidades en las vías urinarias

Los pequeños pueden tener problemas en la vejiga o en los riñones que se pueden corregir. En este caso, el pediatra puede pedir una ecografía de los riñones y de la vejiga para buscar estos problemas.

Reflujo de orina

Algunos niños tienen reflujo de orina de la vejiga a los riñones, una afección congénita (presente desde el nacimiento) que puede contribuir a las infecciones en los riñones. Este problema es una amenaza para la salud de los riñones. Es importante acudir al médico.

¿Cómo prevenir las infecciones urinarias en los niños?

Durante el verano, los niños suelen divertirse en la piscina o en la playa, quedándose con la ropa de baño mojada durante mucho tiempo. El contacto prolongado con la ropa de baño mojada puede provocar este tipo de infección. Por ello, no dejes que tus pequeños tengan puesto el traje de baño húmedo por muchas horas. Procura que tu hijo tome bastante líquido para que orine con frecuencia y para prevenir el estreñimiento. También enséñale a mantener limpia el área genital (limpiarse de adelante hacia atrás) y cómprale ropa interior de algodón. 

Recuerda que las infecciones urinarias son comunes en los pequeños y son tratables. Acude a un pediatra para que la infección no genere problemas más graves.

Con estas recomendaciones estarás listo para pasar un verano divertido y sin preocupaciones, sobre todo, en compañía de los pequeños de la familia durante sus vacaciones de verano.

Fuente:

www.healthychildren.org

Anterior
Siguiente »

    Comentarios