10 ideas para una Navidad amigable con el medio ambiente

  • hace 1 mes

La temporada navideña es una de las más esperadas del año, sobre todo para los niños. Se decora la casa, la familia se reúne, se prepara una rica cena y se reparten los regalos. Es la época del año en la que más se consume, lo que genera un gran impacto en el medio ambiente. La buena noticia es que celebrar con responsabilidad está al alcance de todos. A continuación, te damos 10 ideas para una Navidad eco amigable y sostenible.

10 ideas para una Navidad eco amigable y sostenible

Para cuidar el medio ambiente, no es necesario dejar de celebrar la Navidad a lo grande. Simplemente, debes hacer algunos cambios con los que estarás disfrutando y, a la vez, cuidando tu salud, la del planeta y la de sus habitantes.

1. Regala experiencias.

Muchos de los juguetes u otros objetos que se regalan en Navidad terminan en desuso, almacenados o en la basura. En cambio, las experiencias quedan para siempre en la memoria. Regala momentos que queden en el recuerdo de tus seres queridos: paseos a sus lugares favoritos, viajes o una cena deliciosa.

En todo caso, regala algo que realmente la otra persona necesite o creas que le pueda ser útil. Recuerda que no es obligatorio hacer regalos en Navidad. Un detalle que salga del corazón será más significativo: un postre hecho por ti o una tarjeta expresando tus sentimientos y decorada por ti.

2. No compres, adopta.

Hay muchas razones para no comprar animales, sino adoptarlos. Si estás considerando sumar un miembro de cuatro patas a tu familia, ¿por qué no adoptarlo? Al hacerlo, no solo sentirás una inmensa satisfacción, sino que además ayudarás al animal a tener una vida mejor. Eso sí, recuerda que un animalito no es un juguete, es una responsabilidad.

3. Prefiere los juguetes sin baterías.

Procura que los regalos que elijas no usen pilas ni baterías, ya que la contaminación que producen puede durar hasta 500 años, liberando sustancias altamente tóxicas como el mercurio, litio, plomo, o cadmio. Puedes optar por juegos de mesa, juguetes de madera o libros para colorear. Muchas veces, estos juguetes son más estimulantes para los niños e impulsan su desarrollo cognitivo.

4. No es necesario envolver los regalos.

Puedes entregarlos sin envolver, con empaques que tengan vida útil después (como un pañuelo de tela o un frasco de vidrio), o puedes reutilizar materiales que tengas en casa como latas, cajas de zapatos, papel de periódico, revistas, etc. Puedes usar escarcha, pinturas, colores o crayolas para decorar. Deja fluir tu creatividad.

El papel de regalo tiene una vida útil muy corta y un impacto ambiental muy grande. Envolver con materiales reutilizables y reciclables es mucho más económico y divertido.

10 ideas para una Navidad eco amigable y sostenible

5. Ahorren energía con luces LED.

Las luces navideñas le dan el toque brillante a esta época del año, pero suelen consumir mucha energía eléctrica. Para no generar un impacto negativo en el medio ambiente e iluminar esta Navidad, opta por las luces LED. Son más duraderas y eco-eficientes.

Muchos de los hogares siguen usando luces fluorescentes e incandescentes, las cuales contaminan muchísimo el medio ambiente. De todas formas, procura no tener las luces navideñas prendidas toda la noche, ya que puede ocurrir un corto circuito y ocasionarse un incendio.

6. Elige lo reutilizable.

Usa platos, vasos y cubiertos reutilizables para la cena (y para todas las veces que coman). Lo descartable y desechable genera toneladas de basura, además de usar mucha más agua en su fabricación que la que se necesita para lavar los platos en casa.

7. Hagan sus propios adornos navideños.

En Internet puedes encontrar infinidad de videos y tutoriales en los que te enseñan cómo hacer tus propios adornos navideños (muchos de ellos con materiales reciclados). Incluso, puedes hacer tu propio árbol de navidad ecológico. Al ser manualidades fáciles de hacer y muy originales, los niños pueden participar y divertirse en el proceso.

10 ideas para una Navidad eco amigable y sostenible

8. No te excedas con la comida.

En estas fechas, se suele cocinar para toda la familia y, por lo general, sobra bastante comida. Para evitar desperdiciar alimentos, procuren preparar o comprar exactamente las raciones que se van a consumir. Asimismo, a la hora de servir la comida, háganlo en raciones pequeñas. Es mejor repetir que dejar comida en el plato y que termine en la basura.

9. No a la pirotecnia.

Los fuegos artificiales liberan gases (como el monóxido de carbono) que dañan la atmósfera y demoran entre 2 y 3 días en disiparse. Además, reventar estos explosivos es peligroso tanto para los niños como para los adultos. Contienen pólvora, por lo tanto, al explotar, expulsan chispas y partículas de fuego que viajan a velocidades muy rápidas, pudiendo ocasionar quemaduras serias en la piel, daño severo a los ojos u oídos, mutilación y muerte.

Por otro lado, la contaminación sonora que producen es nociva para los animales y para los niños y personas con autismo. Estas explosiones provocan en los animales dolor en los oídos, ansiedad y un daño considerable para su sistema nervioso y para el aparato cardíaco. A las personas con autismo, los estallidos de pirotecnia o los simples petardos pueden generar terror, ataques de ansiedad y convulsiones.

10. Compartamos.

Así como pensamos en dar y recibir regalos, también es una buena oportunidad para donar lo que ya no necesitamos. Es probable que tengan en casa un cuarto lleno de cosas que ya no usan: juguetes, ropa, artefactos eléctricos, libros, etc. Todo lo que esté en buen estado se puede donar. De esta forma, tus pequeños entenderán la importancia de compartir sus juguetes con otros niños.

Recuerda que la Navidad no es sinónimo de regalos y consumo. Quédense con lo esencial de esta fecha y disfruten, compartan, pásenla bien y guarden momentos agradables en familia.

Fuente:

www.amarilloverdeyazul.com

www.arquitecturaydiseno.es

https://ecocosas.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios