8 consejos para que los alimentos duren más dentro y fuera del refrigerador

  • hace 1 mes

¿Quién no ha encontrado alguna vez un alimento descompuesto en su refrigerador? Quizá eres de los que coloca todo dentro de él pensando que así la comida se vuelve inmune a la descomposición. Grave error. Si no revisas el estado de tu refrigerador con regularidad, este se puede volver una fuente de bacterias de todo tipo. Si bien el frío del refrigerador retrasa la aparición de los microorganismos que descomponen los alimentos, no evita su aparición.

Por otro lado, también es importante que sepas qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador. Muchas personas refrigeran todo lo que creen que se malogra con rapidez, sin saber que su conservación se da mucho mejor a temperatura ambiente. Por esta razón, te damos algunos consejos para que tus alimentos duren más dentro y fuera del refrigerador.

8 consejos para que los alimentos duren más dentro y fuera del refrigerador

¿Cómo hacer que los alimentos duren más dentro del refrigerador?

1. Controla la temperatura.

Lo primero que debes tener en cuenta es que hay que controlar bien la temperatura. Si la temperatura cambia o se rompe la cadena de frío, es posible que surjan los microbios. Por ello, la temperatura del refrigerador no debe superar los 4 grados centígrados. En el caso de las verduras, las frutas y las hortalizas, la temperatura no debe bajar de 0 grados.

Procura que no pase mucho tiempo desde que compras los alimentos hasta que los metes en el refrigerador, sobre todo si son congelados, para no romper la cadena del frío. Ojo: nunca metas alimentos calientes, ya que esto aumenta el consumo de energía (el electrodoméstico necesita más potencia para mantener la temperatura). Además, el alimento caliente puede aumentar la temperatura de los que están a su lado, lo cual hará que se descompongan antes.

2. Coloca los alimentos donde corresponde.

El refrigerador cuenta con dos partes y cada una tiene un propósito y una temperatura:

  1. Congelador (-18ºC a -24ºC): Esta es la parte más fría del electrodoméstico y suele estar en la parte superior, aunque algunos modelos lo tienen a un lado o en la parte inferior. Allí debes guardar alimentos delicados como el pescado y la carne, que necesitan más frío para conservarse.
  2. Conservador (0ºC a 5ºC):
  • Zona cero (0ºC): Aquí van las carnes crudas a consumir en corto plazo y los embutidos.
  • Zona media (1ºC a 3ºC): Aquí coloca el yogurt, la leche, la gelatina, comidas preparadas o sobras que se consumirán en un corto plazo.
  • Cajón verdulero (4ºC a 5ºC): Lugar para las verduras como la lechuga y las zanahorias; y las frutas como las naranjas y los limones.
  • Puerta (5ºC): Al abrir y cerrar la puerta, esta zona sube de temperatura con frecuencia; es decir, pierde frío. Aquí van condimentos, salsas y aderezos, mantequilla, bebidas, chocolates, etc. No coloques alimentos como la leche o derivados que se puedan malograr.

8 consejos para que los alimentos duren más dentro y fuera del refrigerador

Importante: Los alimentos que producen gas etileno como la manzana, el mango, el plátano, la palta, las ciruelas, uvas, tomates, o cebollas, deben ser almacenados en bolsas con pequeños orificios en la última repisa de la zona media.

3. Revisa los tiempos de vencimiento de los alimentos.

No todos los alimentos duran el mismo tiempo y esto es algo que hay que tener en cuenta a la hora de consumirlos. Revisa las etiquetas y apunta el día que compraste las carnes y embutidos para tener una idea de su fecha de caducidad.

4. Ordena y limpia con frecuencia.

Además de colocar cada alimento en el lugar que le corresponde, debes mantener el refrigerador impecable. Limpia apenas se derrame algún líquido para evitar que se produzcan bacterias. También es importante que no sobrecargues el refrigerador, ya que eso limita la circulación del frío. Por último, revisa lo que contiene al menos una vez por semana y tira lo que se haya malogrado (revisa las fechas de caducidad).

¿Cómo hacer que los alimentos duren más fuera del refrigerador?

Si por algún motivo no puedes refrigerar tus alimentos, debes saber cómo conservarlos sin refrigeración. Esto es lo que puedes hacer en estos casos para no perder toda la comida perecedera y para poder mantener los demás alimentos en calidad óptima.

1. Consume los alimentos lo antes posible.

La comida perecedera debe consumirse lo antes posible. Al pasar mucho tiempo sin refrigeración, pueden empezar a generarse bacterias en ella y afectar la salud de quien la consume.

Algunos alimentos perecederos a corto plazo (varias horas o 1 día sin refrigeración): Pollo, viseras, carne de res, cerdo (no ahumado), pescado, mariscos, leche, queso, yogurt, enlatados abiertos, tetrapacks abiertos. Otros alimentos perecederos que duran entre 1 y 2 días sin refrigeración: verduras y frutas enteras (sin cortar), carne seca (cecina de res), salami.

2. Guarda los alimentos en recipientes sellados.

Guardar tus alimentos en recipientes herméticamente sellados retrasa significativamente el proceso de descomposición. Parece demasiado simple, pero es que es uno de los métodos más efectivos. 

3. Conserva en salmueras.

La sal es un magnífico conservador. Una concentración salina (agua y sal) mayor al 10% es una forma más que probada de mantener, por ejemplo, la carne. Posteriormente, antes de consumirla, debes remojarla un rato en agua para desalinizarla y luego comerla. 

Al dejarlas sumergidas en esta mezcla, pueden durar hasta tres días. La recomendación para los pescados y mariscos es sumergirlos en limón, de manera que se mantengan por dos días.  

4. Cocina y encurte los vegetales.

Para su conservación sin refrigeración, puedes encurtirlos: cocínalos y guárdalos en un frasco de vidrio con vinagre. En el caso del tomate, la recomendación es consumirlo lo antes posible, pues expira a las 24 horas sin refrigeración.

Recuerda que consumir alimentos mal conservados puede causar intoxicaciones por bacterias, diarreas y enfermedades estomacales. Es importante que sigas las recomendaciones y estés pendiente de las fechas de caducidad y de las fechas en las que compraste los alimentos para tener un control sobre su duración.

Fuente:

www.bbc.com

www.elnacional.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios