Cambio de clima: 5 recomendaciones para evitar enfermedades respiratorias en los niños

  • hace 1 mes

Con la llegada del invierno, el cambio repentino de temperatura y la humedad de Lima, nuestro sistema inmune puede debilitarse y dejarnos más propensos a contraer infecciones respiratorias, sobre todo a los más pequeños. Frente a esto, es importante que los padres sigan algunas recomendaciones para evitar enfermedades respiratorias en los niños.

Cambio de clima: 5 recomendaciones para evitar enfermedades respiratorias en los niños

Los niños, junto con los adultos mayores y personas con patologías como asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), son los más vulnerables a contraer enfermedades respiratorias. La bronquitis, el asma y la neumonía comienzan a aumentar con los cambios de temperatura, el frío y la humedad. Para prevenir que tus pequeños se enfermen esta temporada, los profesionales de la salud sugieren:

1. Mantener una buena alimentación.

Tener una dieta balanceada es sumamente importante para que el sistema inmunológico se mantenga fuerte. Procura que en tu menú haya alimentos que contengan vitaminas A, C y D. Todos en casa (no solo los niños) deben consumir verduras frutas que contengan los cítricos esenciales para el cuerpo: naranja, mandarina, zanahoria, tomate, papaya y limón. Además, es necesario beber suficiente agua cada día. Esta debe ser natural. Nada de bebidas azucaradas. Los adultos deben beber aproximadamente dos litros al día y los niños un litro y medio.

Recuerda verificar la caducidad de los alimentos que tengas en la despensa y en tu refrigerador. Consumir alimentos mal conservados puede causar intoxicaciones por bacterias, diarreas y enfermedades estomacales. En este sentido, también se recomienda evitar comer en la calle.

2. Ventilar los ambientes del hogar.

Ventila las habitaciones al menos una vez al día para que el ambiente no esté cargado. Luego, cierra las ventanas antes del atardecer para evitar que haya corriente de aire frío por las noches.

3. No excederse con el abrigo.

Se suele pensar que, al abrigarse mucho, la persona no podrá enfermarse. Esto es un error. Si abusas del abrigo, el cuerpo empieza a sudar. Recuerda que los niños suelen estar más activos o en movimiento que los adultos, por lo que sus cuerpos generan más calor y pueden sudar más. La sudoración es perjudicial en estos casos, ya que produce enfriamiento.

4. Evitar los lugares cerrados y tugurizados.

Evitar los lugares cerrados, con poca ventilación y con muchas personas como los mercados, hospitales o lugares muy frecuentados es una forma de prevenir el contagio de enfermedades virales. Por ello, una de las medidas preventivas para la COVID-19 (coronavirus) es el distanciamiento social (mantenerse a dos metros de distancia de las personas) y el aislamiento social (no salir de casa).

Cambio de clima: 5 recomendaciones para evitar enfermedades respiratorias en los niños

5. Lavarse las manos con frecuencia.

Esta es la medida preventiva más común y la más efectiva. Lavarse las manos con frecuencia, por 20 segundos, con agua y jabón. Los niños son más curiosos y tocan todo lo que ven, por lo que debes enseñarles cómo lavarse las manos correctamente y explicarles por qué es importante hacerlo, sobre todo antes de comer y después de ir al baño.

Recuerda que algunas infecciones respiratorias como la gripe o el resfrío suelen ser leves, pero pueden complicarse si recurres a la automedicación. Si los síntomas sobrepasan a los tradicionales, llama a un centro de salud para el diagnostico y tratamiento indicado para tu pequeño. No lo automediques.

Fuente:

www.salud180.com

www.lasegunda.com

www.elcomercio.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios