Atenta: Un niño menor de 4 años puede tragar hasta 4 kilos de moco en un día

  • hace 2 semanas

Ya estamos en invierno, y mientras la temperatura en nuestro país sigue disminuyendo, los casos de infecciones respiratorias van en aumento. Según el Ministerio de Salud, las más frecuentes son la gripe o influenza, el resfrío común, la faringitis, la bronquitis y la neumonía. De ellas, la bronquiolitis aguda es la infección respiratoria más frecuente en los lactantes, que afecta en mayor medida a los niños de entre dos y seis meses. Como consecuencia, los pequeños sufren un incremento de la mucosidad y ataques de tos, por lo que un menor de cuatro años puede llegar a tragar hasta 4 kilos de moco en un solo día.

Si consideramos que la mucosidad también es uno de los primeros síntomas de la complicación de una infección respiratoria aguda conocida como Neumonía, entonces los mocos pueden convertirse en un signo de alerta.

¿Como sé si mi hijo tiene neumonía?

La neumonía, que puede comenzar como un simple resfrío, puede generar más adelante inflamación e infección en los pulmones, lo que ocasiona dificultades respiratorias. Pero la alerta principal es que, a diferencia del resfrío común, la neumonía puede ser mortal, especialmente en los niños pequeños y adultos mayores. Por eso, apenas detectes alguno de los siguientes síntomas en tu pequeño, debes acudor a un espcialista.

 

¿Cuáles son los síntomas de la neumonía? 

  • Moco
  • Tos
  • Fiebre
  • Dificultad respiratoria

Si tu pequeño presenta dolor torácico que se incrementa al respirar, tos acompañada de flema, fiebre, escalofríos, sudoración, dolores musculares y de cabeza, además de dificultades respiratorias, acude al médico para confirmar el diagnóstico a través de una radiografía de tórax que te ayudará a determinar el tratamiento adecuado.

¿Cómo tratar una neumonía? 

Para determinar el tratamiento adecuado primero es necesario clasificar a los pacientes según el riesgo que presenten y, en función de la gravedad de los síntomas, hay quienes necesitarán un tratamiento ambulatorio y en casos graves tendrán que ser hospitalizados.

El tratamiento a base de antibióticos, sustancias químicas producidas por bacterias y hongos que tienen la capacidad de inhibir el desarrollo o destruir a otros microorganismos, se debe iniciar lo antes posible: a m´s tardar cuatro horas luego del diagnóstico, pues se ha demostrado que el inicio precoz del tratamiento reduce la mortalidad, las complicaciones y hospitalización.

Otro factor  aconsiderar son las resistencias que presentan ciertos gérmenes de acuerdo al ámbito donde se traten. Por mencionar un ejemplo, en algunos lugares el neumococo presenta una resistencia considerable a penicilinas, por lo que normalmente no se recomienda este tratamiento, a menos que se complemente con otro de otra categoría. 

Para el tratamiento ambulatorio, la administración de la dosis será por vía oral (por la boca). Aunque para aquellos pacientes que hayan necesitado hospitalización, el tratamiento inicial se realizará vía parenteral (intravenoso), y se cambiará a vía oral tras lograr la estabilidad.


Otras medidas generales para curar la neumonía

  • Hidratación.
  • Reposo.
  • Analgésicos y antitérmicos.
  • Oxigenoterapia según los niveles de oxígeno arterial que presente el paciente.
  • En pacientes con neumonía grave puede precisarse ventilación mecánica.

 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios