¿Por qué no debes tirar los dientes de leche de tus hijos?

  • hace 1 mes

Cuando los niños empiezan a perder sus dientes de leche, los padres solemos aplicar una de las tradiciones más antiguas: colocar el diente debajo de la almohada de nuestro hijo para que el “hada de los dientes” o el “ratón” se lo lleve a cambio de dejar una moneda. Una bonita historia para esta etapa incómoda en los más pequeños.

Pero, ¿qué sucede después con ese diente? En ocasiones, queda perdido. Lo que muchos no saben es que un diente de leche puede llegar a salvar la vida del niño en el futuro.

La importancia que esconden los dientes de leche

Según el Centro Nacional de Información Biotecnológica de los Estados Unidos, las células madre de la pulpa dentaria podrían usarse para tratar cualquier cáncer, fallas renales o diabetes en el futuro. Gracias a que han estado poco expuestas a daños medioambientales, son realmente valiosas para ayudar a regenerar nuevas células en otras partes del cuerpo y para formar órganos nuevos. Incluso, se han llegado a utilizar para la regeneración ósea, células neuronales, tejido ocular y para la prevención de ataques cardíacos.

Asimismo, cabe mencionar que estas células también se pueden adquirir de dientes extraídos por indicación de un profesional en tratamientos de ortodoncia, de dientes supernumerarios o incluidos, y de los terceros molares o “muelas del juicio” que deban ser extraídos.

¿Por qué no debes tirar los dientes de leche de tus hijos?

¿Dónde guardar los dientes de leche?

En el Perú existen diversos bancos de células madre que ofrecen servicios integrales que van desde el transporte y procesado hasta la criopreservación y almacenamiento de células madre dentales, así como de los cordones umbilicales. Es importante actuar rápido una vez que se pierden estos dientes, ya que las células madre suelen morir en un lapso de 48 horas. 

Actualmente, se usa la médula ósea como fuente principal para la obtención de células madre, aunque es un órgano de complicado acceso en comparación a los dientes de leche. Además, las células madre de la pulpa dental tienen la capacidad de desencadenar menos reacciones inmunológicas adversas. Por ello te recomendamos no conservar los dientes de leche de tu hijo y guardarlos en el banco de celulas madre de tu preferencia. 

http://dentalista.es/web/

https://ecodiario.eleconomista.es/

Anterior
Siguiente »

    Comentarios