Cómo cuidar la vista de tus hijos

  • hace 1 mes

La salud visual de los niños es sumamente importante para su desarrollo y la mejor medida que pueden tomar los padres para la corrección de cualquier anomalía es la prevención. Puede que tu pequeño no tenga ningún problema visual, pero eso no quiere decir que no debas preocuparte por el cuidado de sus ojos.

Debes estar muy atento y observar a tu pequeño para detectar cualquier problema en la vista y tomar las medidas adecuadas. Del mismo modo, debes tener en cuenta algunas recomendaciones para mantener sus ojos sanos.

¿Cómo cuidar la vista de tus hijos?

Evita las pantallas

“No mires la televisión de muy cerca”o “aléjate de la pantalla o te quedarás ciego” suelen ser frases que hemos escuchado de chicos, y tienen bastante de cierto. Procura que tu pequeño no pase mucho tiempo frente a la computadora, celular, televisión o cualquier otra pantalla. Cuando tus hijos estén viendo sus caricaturas o jugando algún videojuego, pídele que haga descansos. Es decir, que deje un rato la pantalla y se dedique a otra cosa. De esta forma, evitarás el estrés visual de tu niño.

Recuerda que no es bueno que los niños estén pegados al televisor o a las pantallas todo el día. Motívalo a realizar otras actividades fuera de la tecnología. Su mente y vista te lo agradecerán.

Protege sus ojos del sol

El sol puede causar molestias a la vista, más en los pequeños que son sensibles. Para esto es bueno que protejas sos ojos con lentes de sol, sobre todo cuando vaya de paseo o a la playa. Estas gafas de sol deben ser homologadas y con los filtros adecuados. No debes comprar cualquier marca sin saber si son de calidad, ya que se perjudicará más su vista. El índice de protección 3 (fuerte) es el recomendado para niños, ya que absorbe gran parte de luz con sus lentes oscuros.

Los lentes de sol para niños previenen enfermedades oculares. Y es que hasta que llegan a la adolescencia el ojo no ha acabado de desarrollarse por completo y el cristalino de un niño no protege la retina de los daños de la luz ultravioleta. Esta, a la larga puede causar problemas como cataratas y degeneración macular. Es mejor prevenir.

Evitar que se toque los ojos

Un hábito que perjudica sus ojos es el de tocarse o restregarse los ojos con las manos sucias. Los niños tocan todo lo que ven, por lo que sus manos casi siempre están sucias. Enséñale a lavarse las manos correctamente y con frecuencia, además de decirle que no es bueno que se toque los ojos con las manos sucias.

Entrena su vista

En modo de juego, podrías pedirle a tu pequeño que te diga qué cosas ve a lo lejos. Pregúntale si llega a ver ciertos objetos que están en el horizonte y que te detalle sus características. También puedes preguntarle si ve los objetos que están más cerca e ir jugando con las distancias. Se llaman ejercicios de acomodación de la vista. Así entrenarás su visión y sabrás si está viendo correctamente.

Otros ejercicios para fortalecer los ojos de tus hijos pueden ser: girarlos sin mover la cabeza, guiñarlos alternativamente o taparse un ojo y luego el otro para ver si ve bien por ambos.

Mantener una correcta iluminación en interiores

Procura que en tu casa la iluminación sea buena para que el pequeño no fuerce su vista, ya sea para dibujar, leer, ver televisión o comer.


Visita al oculista

Cada cierto tiempo es bueno que tu hijo tenga una cita con el oculista. En caso el especialista detecte algún problema, el tratamiento temprano podría ser muy beneficioso.

Signos que indican problemas en la vista de tu hijo

Al tener molestias en la vista o alguna condición en los ojos, los niños pueden dar las siguientes señales:

  • Se acerca demasiado a la televisión o para dibujar, escribir, leer, etc.
  • Tropieza con frecuencia.
  • Tuerce o desvía un ojo o ambos.
  • Tiene visión borrosa.
  • Se soba los ojos con frecuencia.
  • Sus ojos se enrojecen o lagrimean continuamente, secreciones excesivas.
  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Sensibilidad excesiva hacia la luz.

Si detectas que tu hijo puede tener alguna de estas anomalías visuales es importante que recurras a un especialista en salud visual infantil. Recuerda que la prevención es la mejor solución.

Fuente:

www.bebesymas.com

 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios