Todo lo que debes saber sobre la donación de órganos

  • hace 5 meses

En el Perú, solo dos personas por millón de habitantes son donantes de órganos. Nuestro país tiene uno de los índices más bajos de donación de Latinoamérica (es el penúltimo país en la lista). Aunque las cifras están mejorando, según la RENIEC, solo el 13% de la población ha puesto que sí quiere ser donante en su DNI y el 80% ha puesto que no.

Al tener índices de donación tan bajos, la tasa de mortalidad de las personas en lista de espera es muy grande. Según EsSalud, de dos a tres personas mueren al día esperando un órgano. El número de pacientes en lista de espera es preocupante. Unos 828 pacientes esperan un trasplante de riñón, 43 un trasplante de hígado, 4 pacientes se encuentran esperando un corazón y 6 esperan un pulmón.

Las cifras aún no son las óptimas, por lo que se debe tomar conciencia de la importancia de donar. Si quieres saber más, te explicamos todo lo que debes saber sobre la donación de órganos

¿En qué consiste la donación de órganos?

Se donan órganos (sanos) para realizar trasplantes a personas que lo necesitan, cuyos órganos están atrofiados y no pueden cumplir su función correctamente. Este tratamiento sirve para mejorar la calidad de vida y, en algunos casos, salvarla.

El problema es que no hay trasplante sin donación. Y es que muchas personas están desinformadas sobre el tema y no quieren donar. No saben que un órgano es el máximo regalo que se le puede hacer a alguien. Incluso, con un órgano se pueden salvar hasta siete vidas.

Todo lo que debes saber sobre la donación de órganos

La donación es un acto generoso y solidario sin ningún tipo de compensación.

Al igual que la donación de sangre, la donación de órganos y tejidos es un acto voluntario, generoso, confidencial, gratuito y sin ánimo de lucro, por lo que no es posible obtener compensación económica ni de ningún tipo por la donación de ninguna parte del cuerpo humano.

Puedes disponer de un carnet de donante de órganos, aunque no sea necesario.

Desde 2010, en la sede central del Ministerio de Salud (Minsa), se da la entrega de carnet de donantes de órganos a aquellas personas que se inscriban en las Actas de Consentimiento de la Organización de Trasplante de Órganos (ONDT).

En el Perú, más del 70 % de familiares de un fallecido que en vida expresó su voluntad de donar sus órganos por medio de su DNI, se negó a este procedimiento. Por esta razón, el Minsa ha implementado un mecanismo que garantizará a los donantes el respeto a su decisión.

Los interesados tienen la opción de ir a un centro de salud o sede del Minsa, en donde se deben inscribir y firmar un acta en vida (con huella digital) donde expresan su voluntad de donar sus órganos en caso en algún momento tuvieran muerte cerebral. También el personal del Minsa se puede acercar a tu domicilio para poder realizar la inscripción. Luego de firmar el acta, se entrega un carné que lo acredita como donante de órganos cuando fallezca.

Si deseas, puedes llamar al 315-6699, donde puedes informarte sobre el procedimiento que deberás seguir para “oficializar” tu decisión.

Hay dos tipos de donantes: el donante vivo y el donante fallecido.

En donantes fallecidos, la donación se produce después de muerte cerebral o paro cardíaco, que sucede generalmente en centros de salud. Por otra parte, los donantes vivos son generalmente familiares o personas muy próximas al receptor que deciden darle un órgano o una parte de él.

Todo lo que debes saber sobre la donación de órganos

El diagnóstico de muerte cerebral no admite posibilidad de error.

Muchas personas se niegan a donar por la falsa creencia de que se les pueda extraer los órganos antes de que se confirme su muerte. La muerte cerebral (encefálica), al igual que la muerte por paro cardiaco, es irreversible, definida clínica y legalmente.

La prioridad es siempre salvar la vida de la persona, a pesar de haber dicho que quería ser donante.

Lo que muchos temen es que se les mate estando hospitalizado para usar sus órganos. Esto es falso. Después de haber hecho todos los esfuerzos posibles para salvar la vida de la persona y la muerte es inminente, el equipo médico que ha tratado al paciente avisa al coordinador hospitalario de trasplantes. Este verá la posibilidad real y la voluntad de donación, a través de la entrevista con la familia del posible donante, y que gestiona y organiza todo el proceso.

Todos pueden donar.

No hay discriminación para donar órganos. Ni la edad, ni el sexo, ni la condición social o el estado de salud descartan una potencial donación. Aunque hay determinadas situaciones o patologías que contraindican la donación, cada caso se estudia para ver la posibilidad.

Es el equipo médico que ha llevado al paciente y el coordinador de trasplantes del hospital los que ven la validez y viabilidad de los órganos del posible donante, de forma previa a la entrevista familiar.

Casi ninguna religión se opone a la donación de órganos.

Algunas religiones como el cristianismo, el islam, el judaísmo, el budismo o el hinduismo se muestran a favor de la donación y trasplante de órganos. Sólo algunas religiones minoritarias están en contra o no han manifestado su postura.

Un donante puede salvar la vida de hasta 50 personas.

Los órganos que se pueden donar son riñones, corazón, hígado, páncreas, intestinos y pulmones. Además de los órganos internos, los tejidos también se pueden donar y trasplantar. La córnea, la piel, los huesos, tendones y músculos, las válvulas cardiacas y las arterias o venas. Probablemente, no salvan vidas pero las mejorarán considerablemente.

Después de la donación, el cuerpo no queda desfigurado. 

La extracción de órganos y tejidos se debe realizar por un equipo médico y de enfermería cualificado, en condiciones estériles y en un quirófano apropiado. Por lo que el cuerpo del donante no queda desfigurado y siempre se trata con el máximo respeto.

La asignación de los órganos está basada en aspectos clínicos y geográficos.

El trasplante debe ser rápido para garantizar que los órganos donados estén en las mejores condiciones, por eso tendrá prioridad el paciente que se encuentre en la misma zona geográfica en la que esté el donante. Sin embargo, también están los aspectos clínicos como su posición en la lista, la gravedad o la compatibilidad donante-receptor.

Existe una situación en lista de carácter urgente que significa prioridad nacional. Es decir, si la vida del paciente corre peligro y necesita un órgano, el primero que aparezca compatible en cualquier parte del Perú irá para ese paciente. 

 

Ahora que tus dudas han sido resueltas, puedes considerar inscribirte como donante de órganos. Recuerda que hay partes de tu cuerpo que cuando fallezcas no te servirán más, pero que le pueden salvar la vida a otras personas. Infórmate más en Minsa. 

Fuente:

http://trasplantaments.gencat.cat

https://rpp.pe

https://andina.pe

https://medlineplus.gov/

Anterior
Siguiente »

    Comentarios