¿Cómo saber si mi hijo no escucha bien?

  • hace 1 mes

Si bien a los bebés recién nacidos se les hacen pruebas para comprobar que el sentido del oído funciona correctamente, puede que los padres se preocupen de que todo vaya bien conforme va creciendo su pequeño. Es importante que estés atento a cualquier señal que alerte un posible problema de audición en tu pequeño. 

La pérdida de audición en el niño tiene como consecuencia una falta de habilidad en la adquisición del habla, trastornos de la voz y alteraciones en el uso del lenguaje. Esto significa un retraso en el aprendizaje y una repercusión psicológica, tanto en su carácter como en su comportamiento, que dependen de la intensidad y del grado de afección de la vía auditiva.

Señales de que tu hijo no escucha bien

Si notas en tu pequeño estas señales, puede que tenga un problema auditivo. Es mejor que acudas a un pediatra para mayor observación.

  • Tu pequeño no responde o no reacciona cuando le hablas.
  • Parece que no presta atención.
  • Quiere subir el volumen del televisor con frecuencia.
  • Alza mucho la voz al hablar.
  • Dice “¿qué?” con demasiada frecuencia.
  • Parece que no oye los sonidos fuertes o más suaves.
  • Debes repetir lo que dices para que tu hijo te entienda.
  • Busca la fuente del sonido, de la voz.
  • Comienza a hablar más tarde que los otros niños.
  • Mezcla el orden de las palabras en las frases.
  • No consigue distinguir una voz entre varias personas.
  • Habla mientras otra persona está hablando.
  • Baja su rendimiento escolar.

¿Cómo saber si mi hijo no escucha bien?

Causas de la pérdida auditiva en niños

La pérdida auditiva puede ser congénita (el niño nace con ella) o puede aparecer tras una infección o un traumatismo

La pérdida auditiva congénita puede ser debido a:

  • Genética.
  • Complicaciones en el parto: falta de oxígeno, toxoplasma, una infección grave.
  • Un nacimiento prematuro, sobre todo si el bebé pesa menos de 1.5 kg.
  • Un trastorno cerebral o del sistema nervioso.
  • La toma de medicamentos oto-tóxicos durante el embarazo puede causar problemas en el oído interno o el nervio auditivo del bebé.
  • Una infección grave de la madre durante el embarazo (toxoplasma, citomegalovirus, etc.)
  • Diabetes maternal.
  • Consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo.

La pérdida auditiva adquirida puede ser debido a: 

  • Un tímpano perforado.
  • Oto esclerosis o la enfermedad de Ménière.
  • Una infección (meningitis, rubeola, paperas, tosferina).
  • Medicamentos oto-tóxicos.
  • Una herida grave en la cabeza.
  • Una exposición a un ruido fuerte.
  • Una otitis no tratada o frecuente.
  • Tabaquismo pasivo.

Al nacer, el bebé pasa un examen auditivo para constatar la ausencia de trastornos graves. Existen varios exámenes que se realizan y que son cruciales para el buen desarrollo cognitivo, social y motor del niño. Si tienes dudas sobre la salud de tu hijo, no dudes en acudir a un especialista en audición pediátrica para realizar los exámenes respectivos.

Fuente:

www.bloghoptoys.es

Anterior
Siguiente »

    Comentarios