Cómo tratar y prevenir los hongos en los pies de los niños

  • hace 4 semanas

Los pies constituyen una zona ideal para que los hongos aparezcan. Debido a la transpiración de la piel que se genera en ellos por el uso de medias y zapatos, se crea un ambiente favorable para su proliferación. Generalmente, estos afectan las áreas entre los dedos, pero también pueden extenderse a la planta, a los lados laterales del pie e, incluso, a las uñas. En el caso de los más pequeños, esto puede llegar a ser más frecuente, por lo que los padres deben estar pendientes. Para ello, te contamos cómo tratar y prevenir los hongos en los pies de los niños.

Cómo tratar y prevenir los hongos en los pies de los niños 

Si bien los hongos en los pies son más frecuentes en temporadas calurosas por el hecho de sudar más y usar piscinas públicas, pueden aparecer en cualquier momento si no se toman las precauciones necesarias. En el caso de los niños, esto es aún más frecuente, debido a que son más activos, sudan más, se quedan más tiempo con las medias húmedas y su sistema inmunológico es más débil o está en desarrollo. 

Los síntomas que se pueden detectar en los niños con hongos en los pies son los siguientes:

  • Picor intenso en los pies (entre los dedos, en la planta, a los lados).
  • Enrojecimiento o sarpullido en la zona interna del pie.
  • Sensación de ardor o escozor.
  • Ampollas pequeñas que supuran entre los dedos.
  • Abultamientos en los pies.
  • Grietas o descamación entre los dedos o en los lados del pie.
  • Enrojecimiento o callosidades en los talones de los pies.
  • Piel entre los dedos que puede lucir blancuzca y que tiene un olor desagradable, el cual se produce casi siempre por la fermentación en las que intervienen bacterias.
  • Piel en carne viva, sobre todo, luego de rascarse.
  • Uñas debilitadas y decoloradas.

Los síntomas pueden aparecer progresivamente y algunos de ellos pueden ser tan molestos que llegan a despertar al niño por las noches. Lo recomendable es acudir al pediatra ante el primer síntoma, para que tu pequeño pueda empezar un tratamiento cuanto antes y reducir las molestias.

Cómo tratar y prevenir los hongos en los pies de los niños

Cómo tratar los hongos en los pies de los niños

Una vez que se detectaron los hongos en los pies del niño, el pediatra le prescribirá una pomada antifúngica o antimicótica que deberás aplicar sobre la zona afectada por las noches. El tratamiento puede durar unos cuantos días, dependiendo de la gravedad. Por ello, es importante que se cumpla con aplicar la crema y dejar que actúe por las noches, cuando el pequeño está dormido y no mueva los pies.

Si a pesar del tratamiento los hongos no desaparecen, debes consultar al pediatra nuevamente. Es probable que el especialista le prescriba al pequeño un tratamiento oral antimicótico que podría aplicarse varias semanas, si fuera necesario. 

En cualquier caso, no dejes pasar la visita al pediatra o dermatólogo, ya que mientras más temprano empiece el tratamiento, más pronto se recuperará. Asimismo, se evitará el sangrado y las heridas por rascado o, incluso, el contagio a otras partes del cuerpo por tocarse con las manos después de haberse tocado los pies.

Cómo tratar y prevenir los hongos en los pies de los niños

Cómo prevenir los hongos en los pies de los niños

Para mantener los pies de tus hijos sanos y libre de hongos, deben poner en práctica estas sencillas medidas de prevención: 

  1. Procura que los pies siempre estén lo más secos posible. Si tu hijo suda mucho, lo mejor será que use medias transpirables o esparce talco para que absorba el exceso de sudor. Cambia las medias tantas veces al día como sea necesario para que los pies se mantengan secos. 
  2. Opta por calzado que no haga sudar al pie. Recuerda que los zapatos muy cerrados hacen que el pie sude más. Prefiere los abiertos y de material transpirable.
  3. Cuando tu pequeño se bañe en la playa o la piscina, insiste en que se seque muy bien, sobre todo, entre los dedos de los pies.
  4. Hidrata su piel con cremas y aceites especiales para niños.
  5. Procura que no camine descalzo por el borde de la piscina ni en duchas públicas o vestuarios. Ponle unas sandalias de plástico o unas chanclas en todo momento y, en especial, para caminar por sitios sombríos y húmedos.
  6. No permitas que comparta toallas, gorros, peines, calcetines o zapatos con otros niños.
  7. Cuando observes que tiene alguna zona enrojecida, descamada o blanquecina en la piel o se queje de picor, acude al pediatra o dermatólogo para que haga una revisión completa.

Recuerda que siempre es mejor prevenir, pero si ya identificaste que tu pequeño puede tener hongos en los pies, es importante que consultes a su pediatra para que determine el tratamiento más adecuado y lo empiece cuanto antes.

Fuente:

https://eresmama.com

https://cinfasalud.cinfa.com

www.guiadelnino.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios