¿Cuáles son las razones de las pataletas? 4 pistas para que sepas cómo reaccionar

  • hace 1 semana

Todos los niños lloran y muchas veces los padres no saben el motivo, sobre todo cuando son recién nacidos o bebes pequeños. Sin embargo, a medida que el niño va creciendo, aparecen las famosas pataletas. Esos llantos y quejas que suceden de la nada y que los padres no siempre saben controlar.

Las pataletas en niños pequeños le permiten a los padres entender mejor sus necesidades. Pero el camino surgirán muchas dudas e interrogantes: ¿son normales las pataletas? O ¿es un problema de conducta? ¿Cómo saber el por qué de ese comportamiento y cómo manejarlo? A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre las pataletas.

¿Cuáles son las razones de las pataletas?

Las pataletas, el agitamiento y los lloriqueos que la acompañan son el reflejo de necesidades simples del pequeño o se dan por agentes externos.

1. Pataleta por sueño.

Al igual que los adultos, los niños necesitan dormir sus horas. La diferencia es que el pequeño necesita más horas para descansar. En el nido, las siestas están controladas y, por lo general, se cumplen. Pero, cuando el niño crece y pasa a la primaria, las siestas ya no son posibles. Lo que puede ocasionar que, cuando llega a casa, esté un poco irritado por cansancio al haber pasado 6 o 7 horas ininterrumpidas de ajetreo. Por ello, si empieza una pataleta, pregúntate si tu hijo ha dormido lo suficiente.

2. Pataleta por hambre.

Los adultos pueden sentir las señales de hambre y saber que deben comer, pero los niños no sienten estas señales de igual forma. Puede que se distraigan en el juego y se olviden que tienen hambre. Es ahí cuando podría empezar una pataleta, ya que su cuerpo se descompenza por la bajada de azúcar.

Si tu hijo empieza con este comportamiento, calcula hace cuánto tiempo no ha comido. Quizá ese sea el problema. Con una merienda saludable se sentirá mucho mejor. No le des alimentos muy azucarados, ni golosinas, pues estos producen un pico de azúcar muy alto que luego tendrá una caída brusca que puede llegar a ser motivo de más pataletas.

3. Pataletas por hiperestimulación.

El estrés en el pequeño también puede causar una pataleta. Los lugares con mucha gente como los centros comerciales o las fiestas infantiles bombardean al niño con muchos estímulos al mismo tiempo, como música, otros niños, payasos y luces.

Es normal que los niños se estresen, se peleen con otros niños o que de repente se pongan a llorar. Ante esto, debes sacarlo de la situación estresante y calmarlo en un lugar tranquilo.

razones de las pataletas

4. Pataleta por aburrimiento.

Si el niño está aburrido es probable que haga travesuras o se porte mal. Ellos necesitan continuamente algo nuevo que aprender o para distraerse, y tu debes dárselo. De lo contrario, se aburrirán, lo que puede ocasionar peleas entre hermanos o gritos y mal comportamiento.

Para mantenerlo entretenido, puedes dividir sus juguetes en cajas e ir sacando cada semana una diferente, con el fin de que no se aburra de ver siempre los mismos juguetes. También puedes sacarlo al parque a jugar pelota o a los juegos para niños. Pasar tiempo al aire libre es muy positivo para ellos y los desestresará. Si no puedes salir de casa, las manualidades son una excelente opción.

¿Qué significan las pataletas?

La mayoría de las veces las pataletas no son un problema de comportamiento, sino la expresión de algún malestar, cansancio o aburrimiento. Es normal que los padres no siempre sepan qué pasa con sus hijos, pero poco a poco los van conociendo y aprendiendo.

Otras veces, las pataletas están relacionadas con la incapacidad del pequeño para autorregular sus emociones, por lo que se expresan con rabia y frustración. En este caso, los padres deben acompañarlos con amabilidad en su pataleta, con paciencia y tranquilidad. Conversar con ellos y escuchar sus necesidades.

Con el tiempo, su maduración y tu cariño, tus hijos aprenderán a expresar sus emociones de otras maneras. Recuerda que en la paternidad todo son etapas y los niños crecen rápido. Lo superarás y aprenderán juntos.

Fuente:

https://eresmama.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios