Efectos de la anemia en el desarrollo infantil: consecuencias a largo plazo

  • hace 3 semanas

La anemia infantil sigue siendo un problema grave de salud pública en el Perú. La prevalencia se mantiene sobre el 40% y, en los últimos cuatro años, casi no se ha modificado esta cifra. Según la estadística del INEI de 2018, el 43.5% de niños y niñas menores de 3 años de edad se encuentran afectados por la anemia, es decir más de 597 mil niños y niñas en todo el país.

La anemia no discrimina

La desnutrición crónica infantil se mantiene grave en zonas con mayor presencia rural e indígena y en situación de pobreza. Sin embargo, en zonas urbanas también existe esta condición en niños pequeños. Por otro lado, según grupo de edad, los niños de 9 a 11 meses de edad presentan la mayor prevalencia de anemia (62%, ENDES, 2018), de allí la importancia de tener intervenciones de prevención desde el embarazo, parto y nacimiento (clampaje del cordón umbilical) y durante su crecimiento en los primeros meses de vida (lactancia materna exclusiva y suplementación de hierro en niños de 4 a 11 meses de edad). 

Debido a la urgencia por resolver esta problemática, conversamos con Alejandro Vargas, nutricionista y coordinador de programas y proyectos en Acción contra el Hambre Perú, quien absolvió muchas preguntas que las madres tienen sobre este tema.

¿Qué es la anemia?

La anemia es una deficiencia nutricional que afecta, especialmente, a las mujeres y niños del país. Está considerada como un severo problema de salud pública debido al volumen de mujeres en edad fértil, gestantes y niños en los primeros 5 años de vida que la padecen.

¿Cuál es la principal causa?

En países en desarrollo, es la deficiencia de hierro. Pero, también puede ocurrir por otras deficiencias nutricionales (vitamina B12 y Vitamina B6), enfermedades que tiene origen genético, enfermedades autoinmunes y otras, como el cáncer.

¿Cómo se detecta la anemia en niños? ¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más frecuentes en los niños son la palidez en las palmas de las manos, palidez conjuntival, y cansancio y fatiga cuando realizan actividad física. Pero un descarte seguro y rápido se da con la medición de hemoglobina en sangre mediante el uso de un hemoglobinómetro.

¿Cuáles son sus consecuencias? ¿Cómo afecta la anemia en el desarrollo infantil?

La principal consecuencia niños es el incremento en la tasa de morbilidad y mortalidad. Al disminuir sus defensas, disminuye también su capacidad de afrontar procesos de enfermedad. Edesarrollo cognitivo también se ve afectado, debido a la reducción en la capacidad de atención y memoria. Otro punto importante es la disminución en su actividad física que impide un desarrollo integral.

Por su parte, en mujeres gestantes incrementa las probabilidades de que tenga un parto prematuro, que el bebé nazca con bajo peso y de morir durante el parto. Esto último, se debe a que la mujer puede perder mucha sangre, lo que es mortal si tiene anemia.

¿Las consecuencias son reversibles en niños?

Es posible que las consecuencias sobre el desempeño escolar sean irreversibles, especialmente cuando la anemia ha ocurrido durante el primer año de vida.

efectos de la anemia en el desarrollo infantil

Cómo evitar la anemia

La anemia puede llegar a ser grave si permanece sin tratamiento durante mucho tiempo. La buena noticia es que esta condición se puede prevenir y corregir fácilmente ingiriendo la cantidad suficiente de hierro.

¿Cómo prevenir que mi hijo se vuelva anémico?

Si es mayor de 6 meses, puede alimentarlo con preparaciones ricas en hierro como los alimentos de origen animal: carnes rojas, hígado, bofe, bazo, sangrecita, corazón y pescado (principalmente jurel, caballa, cojinova). Asimismo, practicar el lavado de manos con jabón, antes de comer para evitar contraer parásitos.

Por otro lado, existen suplementos de hierro que se distribuyen gratuitamente en los centros de salud para niños menores de 3 años y gestantes. También para escolares o mujeres en edad fértil diagnosticadas en el centro de salud.

¿Qué es lo ideal para recién nacidos (que no comen sólidos, o solo leche materna)?

Es importante mantener la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses. Asimismo, para evitar la anemia en los bebés prematuros (que nacen antes de las 37 semanas) o niños nacidos con bajo peso (menor a 2,500g) se le debe dar suplemento de hierro en gotas, desde los 30 días hasta los 6 meses.

¿La madre embarazada puede prevenir o hacer algo al respecto?

Sí. Consumiendo alimentos ricos en hierro puede evitar la anemia en ella y en su hijo. Es importante que, a partir de la semana 14 de gestación, se suplemente con ácido fólico y hierro hasta 30 días después del parto.

¿Hasta qué edad hay que asegurar reservas de hierro?

Hasta los 2 primeros años de vida, ya que son los primeros 1000 días desde el primer día vida (durante embarazo) que se abre la ventana de oportunidades. Es una etapa muy importante para el crecimiento y desarrollo adecuado del bebé.

¿Es cierto que algunos alimentos (lentejas o espinaca) aportan el hierro suficiente?

No es cierto. Existen dos tipos de hierro: el de origen animal y el de origen vegetal. Ambos se pueden consumir, pero el mejor y el que se absorbe con mayor facilidad es el hierro de origen animal. Este tipo de hierro se puede conseguir en la sangrecita, en las carnes rojas, en los pescados azules, y en vísceras como el hígado y el bazo.

Tomando acción contra el hambre y la anemia

Acción Contra el Hambre es una organización humanitaria internacional que lucha contra las causas y efectos del hambre. Durante 40 años, vienen implementando programas y proyectos que les han permitido alcanzar a 15 millones de personas, trabajando en 50 paíse de África, Asia, América Latina y Europa, y con las poblaciones más vulnerables.

¿Qué hace Acción contra el Hambre para reducir la anemia en el Perú?

Esta ONG ha implementado programas para la reducción de la anemia en las regiones Ayacucho, Puno y Huánuco, con resultados exitosos y sostenibles. Han brindado capacitaciones, suplementación alimenticia, sesiones educativas, investigaciones y estrategias de acción, y políticas contra la anemia.

En los distritos de Huamanguilla, Iguain y Ajoyani, donde los niveles de anemia infantil eran de aproximadamente 70%, hemos logrado reducirlos a 10% y 15%; gracias a un trabajo concertado y articulado.

Cabe mencionar que en casos más severos como en la anemia crónica, puede verse afectado el crecimiento, la función cardíaca y el desarrollo cognitivo en los lactantes. Además, puede causar fragilidad y distorsión de huesos en niños que tienen talasemia (enfermedad hereditaria donde los glóbulos rojos se destruyen).

Es importante que desde la gestación la madre tenga acceso a una buena nutrición. Si estás embarazada, no dudes en consultar a un especialista sobre lo que puedes y no puedes comer durante el embarazo. De igual manera, opta por la lactancia exclusiva durante los seis primeros meses y mantén una cultura alimenticia rica en hierro en tu hogar.

Fuente: Acción contra el Hambre Perú

Anterior
Siguiente »

    Comentarios