Estas son las molestias del embarazo en el primer mes de gestación

  • hace 6 meses

A los pocos días de quedar embarazada, ya se pueden sentir algunas de las molestias típicas del primer mes de gestación. El cuerpo de la mujer empieza a transformarse y a prepararse para el crecimiento de un nuevo ser en su interior, por lo que se produce una gran alteración hormonal en su organismo. Esos cambios pueden ser molestos.

Estas son las molestias del embarazo en el primer mes de gestación

Los primeros síntomas del embarazo pueden aparecer inmediatamente. Durante los primeros días, puede que empieces a sentir algunas molestias, o que te sientas rara y que no sepas qué te sucede. Las molestias son suaves, pero a medida que los días pasen, podrás identificarlas mejor. A continuación, te damos algunas pistas.

Te das cuenta que estás embarazada con la ausencia de tu menstruación.

El embarazo suele descubrirse cuando a la mujer no le llega la menstruación, es decir unas dos semanas después de la fecundación (proceso mediante el cual el óvulo y el espermatozoide se unen). Sin embargo, algunas mujeres afirman que pudieron intuir la presencia de su bebé antes de confirmar su embarazo.

Los primeros síntomas pueden confundirse con el síndrome premenstrual.

Estos síntomas son: aumento de la tensión mamaria, pinchazos uterinos, aumento de la secreción vaginal, cansancio, vahídos, filias y fobias a determinados alimentos, mayor sensibilidad olfativa o un extraño sabor metálico en la boca. Estas son algunas de las sensaciones que suelen aparecer cuando el embarazo acaba de empezar.

Estas son las molestias del embarazo en el primer mes de gestación

Se generan cambios en tu cuerpo rápidamente.

La pared del útero se espesa, aumenta su vascularización y el cuello del útero se ablanda. También, comienzan a formarse la placenta y el cordón umbilical. Por estas razones, es probable que sientas molestias en tu vientre.

Es probable que te sientas más cansada de lo normal.

Al comienzo del embarazo, el cansancio suele ser uno de los síntomas más comunes y es probable que te acompañe a lo largo del primer trimestre. Esto sucede por que la gestación obliga a todos los órganos de tu cuerpo a funcionar de manera distinta. Por este mismo motivo, es probable que sientas somnolencia durante el día.

Puede que tengas congestión nasal.

Otro de los síntomas más frecuentes y molestos es la congestión nasal (sensación de tener la nariz tapada). Incluso, puede que sufras alguna que otra hemorragia nasal (sangrado por la nariz). Lo normal es que esto dure hasta el final del embarazo.

Puedes confirmar el embarazo a partir del sexto día de retraso de la menstruación.

A partir del sexto día de retraso, ya puedes realizar un test de embarazo con resultados fiables. El examen de sangre es el más acertado.

¿Cómo aliviar las molestias del primer mes de embarazo

Algunas de estas molestias tienen remedio. A continuación, te damos algunas recomendaciones.

Tensión en los pechos.

Los pechos aumentan de tamaño durante el embarazo, provocando cierta tensión y dolor. La aureola se torna más oscura y los pequeños bultos que se encuentran alrededor del pezón se hinchan, preparándose para la lactancia.

Para aliviar esta molestia y evitar que los tejidos pierdan firmeza tras el parto y la lactancia, se recomienda que te apliques cremas hidratantes y uses sostenes de algodón sin costura. Es posible que aumentes hasta tres tallas en los próximos meses.

Congestión y hemorragia nasal.

Esta molestia puede aliviarse aplicando suero fisiológico por los conductos nasales. Para evitar la hemorragia, no te suenes la nariz tan fuerte.

Mareos y vahídos

Cuando sientas mareos, siéntate con la cabeza entre las rodillas o recuesta la espalda y coloca las piernas hacia arriba. Procura no estar en lugares muy cerrados, calurosos o con mucha gente. Al momento de dormir, hazlo echada sobre tu lado izquierdo para facilitar el flujo de sangre hacia los órganos. Luego, cuando te levantes, hazlo lentamente. Evita los movimientos bruscos.

Otra recomendación es no pasar mucho tiempo sin comer. Ten a la mano snacks saludables para mantener los niveles de azúcar en sangre, ya que la hipoglucemia suele ser más frecuente en las embarazadas.

Recuerda que durante el embarazo tu cuerpo está pasando por muchos cambios y debes ser paciente. No faltes a tus controles prenatales y sigue las recomendaciones de tu obstetra.

Fuente:

www.guiainfantil.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios