Hábitos saludables en niños: alimentación, higiene personal y buen rendimiento escolar

  • hace 3 meses

Si tienes un pequeño en edad escolar, es necesario que conozcas la importancia de fomentar hábitos saludables en él o ella, desde tener una buena alimentación, una correcta higiene personal diaria, hasta establecer una rutina de descanso adecuada. Todo esto le permitirá obtener un excelente rendimiento como estudiante.

 

Sabemos que una buena alimentación influye directamente en el rendimiento escolar de nuestros pequeños, pero no es el único; otros hábitos como la higiene personal, el buen descanso (sueño) y practicar deporte, también ayudan a potenciar el aprendizaje en nuestros hijos.

 

El Dr. Julio Salazar González, especialista en Bioquímica, Nutrición y Conducta, explica la importantísima relación que existe entre estos hábitos saludables. 

 

 

Una alimentación balanceada

Una alimentación balanceada es necesaria para el desarrollo de la salud, donde las necesidades de la mayoría de niños consta de una ingesta de carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas, minerales, oligoelementos y líquidos. Pero no todos los pequeños necesitan los mismos nutrientes.

 

"La adecuación de la dieta dependerá de las individualidades de cada niño, es decir, habrán algunos que requieran mas ácidos grasos omegas para mejorar la mielina en las neuronas y su conexión cerebral y otros necesitaran más acetilcolina para favorecer la memoria, por citar un ejemplo", explica el Dr. Salazar González.

 

Contienen carbohidratos: cereales integrales, arroz integral, panes integrales, frutas, verduras y hortalizas.

Hallamos ácidos grasos omega 3 en: pescados como el salmón, en los aceites de linaza, soya, entre otros. 

La acetilcolina se produce consumiendo: coliflor, carne de res, hígado, huevo y maníes. 

 

Estos alimentos los ayudan a mejorar su memoria y desarrollar el proceso de aprendizaje. Sin embargo, hay algunos que pueden alterar su conducta. 

"Existen múltiples alimentos de la vida diaria que no son adecuados para la conexión intestino/cerebro que tiene vital importancia en los procesos de aprendizaje y autocontrol de los niños", advierte el especialista. Por ejemplo, un exceso en el consumo de azúcar va de la mano con una secreción exagerada de insulina la cual produce hipoglucemia.

 

 

La hipoglucina causa en los niños ansiedad, hiperactividad e incluso podría hacer que tengan dificultad para hablar y recordar. 

 

La importancia del deporte

 

Practicar deporte es fundamental para el desarrollo de las capacidades de los niños, ayudándolos a conocer y dominar su cuerpo de manera más eficiente y ordenada, además desarrolla mayor disciplina y les enseña normas y reglas de conducta.

 

"El deporte beneficia la comunicación y ayuda a controlar los desequilibrios emocionales y la ansiedad mediante la adecuada respiración. Hay que empezar con actividades físicas de soltura y movimiento acompañadas de estiramientos que preparen el cuerpo para la actividad física poniéndole énfasis a la respiración", señala Salazar González.

 

Los deportes colectivos como el fútbol, básquet o cualquiera que requiera de jugar en equipo, ayuda al desarrollo de la aceptación colectiva, lo cual contribuye en el desarrollo emocional del niño, además de los beneficios fisicomotores y de salud en general. Del mismo modo, habrán niños que se sientan más cómodos con deportes individuales como la natación o el atletismo. 

 

Descansar bien es necesario


Debemos recordar que durante el sueño de nuestros pequeños se cumplen una serie de funciones vitales reguladoras y reparadoras de procesos que se pudieran ver afectados durante el día.

 

"La importancia del sueño a nivel de aprendizaje está en que durante el sueño y descanso se fijan en la memoria los conocimientos adquiridos durante el día. Por otro lado, la cantidad de horas que debe dormir un niño depende de su edad, por ejemplo, uno de doce años debería dormir unas nueve horas diarias".

 

 

La higiene personal de los niños

La higiene personal es la definición del aseo personal, limpieza y cuidado del cuerpo humano. Tiene que realizarse de forma diaria para evitar la propagación de enfermedades y tener buena salud. Se les debe enseñar a nuestros hijos que hay que priorizar la higiene sobre todo a la hora de manipular e ingerir los alimentos y cuando deben acudir al baño. 

 

La relación entre todo lo anterior y el aprendizaje

Como ya vimos, el desarrollo humano se basa en multifactores involucrados en la salud en general.

Para empezar, si no existe una buena higiene personal estaremos sujetos a enfermarnos, por su parte, la alimentación se involucra en todos los sistemas y órganos del cuerpo humano, la actividad física desarrolla capacidades aeróbicas y anaeróbicas además ayuda a mejorar problemas psicomotores. Por su parte, durante el descanso el cuerpo se repara y recupera para estar aptos para un día lleno de conocimientos y procesamiento de información.

Por eso, si no existiera todo lo anterior no se podría desarrollar las facultades académicas plenamente. 


RECUERDA:

  • Hay que enseñar o motivar los hábitos saludables en los niños con mucha paciencia.
  • Para inculcarlos, debemos involucrar la imitación y el ejemplo como método de enseñanza.
  • Ningún niño es igual a otro, por lo tanto, sus procesos de aprendizaje varían en cuanto a tiempo y forma.
  • La constancia hará que los peques aprendan y mantengan siempre presente los buenos hábitos inculcados. 

 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios