Lo que no debes hacer cuando tus hijos sientan miedo

  • hace 3 semanas

Algunos de los miedos más comunes en los niños son el miedo a la oscuridad, a estar solos, a dormir solos, a lo desconocido, a los extraños, entre muchos más. Es muy importante que sepas lo que debes hacer y lo que no debes hacer cuando tus hijos sientan miedo. Así los podrás ayudar a afrontar sus temores y a mantener una actitud positiva frente a ellos.

Lo que no debes hacer cuando tus hijos sientan miedo

Para que tus hijos superen sus miedos, tu actitud es esencial. Debes respetar, comprender y buscar entender los miedos de tus pequeños, y a la vez enseñarles a superarlos. A continuación, te damos 9 consejos que te ayudarán a orientarlo.

1. No te burles de sus miedos.

No puedes evitar que tu pequeño tenga miedos, pero puedes hacer que él sienta tu paciencia y apoyo incondicional. Es necesario que tu hijo sienta que puede confiar en ti. No te burles ni ridiculices sus temores.

Frases como “no seas tonto, los niños no deben tener miedo de eso”“¿no tienes vergüenza de tener miedo?” no contribuirán para disminuir el temor que él siente. Por el contrario, se desanimará a compartir sus miedos contigo. Haz que sienta que sus sentimientos son válidos y hazle saber que no tiene por qué sentir miedo, que todo está bien.

2. No lo asustes con historias de terror.

No le cuentes historias de monstruos o fantasmas que le puedan dar miedo a tu pequeño, principalmente antes de dormir. Tienes que aclararle que estos personajes solamente existen en los cuentos y películas.

3. No le transmitas más miedo del que ya tiene.

Tu pequeño necesita confiar en ti, por lo que no debes ignorar sus miedos. Tampoco debes mentirle diciéndole, por ejemplo, que una inyección no le dolerá. Si mientes sobre una situación en la que siente miedo, tendrá más temor. Lo que debes hacer es decirle la verdad y ayudarlo a prepararse para enfrentar la situación.

Otro ejemplo: si tu hijo tiene miedo de ir al colegio, escucha sus razones, llévalo de visita antes del inicio de clase, enséñale su salón y habla sobre lo mucho que aprenderá allí.

4. No le transmitas tus temores personales.

Si tienes miedo a las arañas, tu hijo puede sentirlo. La forma en la que enfrentas tus propios miedos le da a tu pequeño el patrón a seguir para enfrentar situaciones similares. El miedo también se aprende.

5. No lo obligues a pasar situaciones que le den miedo.

Tu pequeño no superará sus miedos enfrentándolos de golpe. Esto puede intensificar su temor ante la situación. Es mejor que sea poco a poco, que se vaya acostumbrando a la situación. Por ejemplo, no lo obligues a ver una película que lo asusta o que acaricie a un perro que no le gusta.

6. No le digas cobarde o infantil cuando se muestre temeroso.

No lo ridiculices. Eso no lo ayudará en absoluto. Por el contrario, harás que se sienta inseguro, necesitado de cariño, solitario y sin comprensión.

7. No lo obligues a afrontar su miedo solo.

Este es un tremendo error. Nunca obligues a tu hijo a, por ejemplo, entrar a oscuras en su habitación si no quiere hacerlo. Provocarás un aumento de su ansiedad y contribuirás a alargar ese miedo e incluso a perpetuarlo. Además, el sentimiento de no ser capaz de afrontar la situación por sí solo no lo dejará sentirse orgulloso de sí mismo.

8. No le generes un miedo o alimentes uno que ya tiene.

Si cada vez que ves un perro te interpones entre tu hijo y el animal e insistes en que tú lo defenderás, el pequeño acabará pensando que todos los perros son muy peligrosos y no podrá superar su miedo. Lo que debes hacer es darle la confianza que necesita para acercarse a un perro y acariciarlo, siempre y cuando se trate de un animal manso.

9. No ignores sus miedos.

Si ignoras a tu hijo cada vez que te dice que tiene miedo de algo, el pequeño se sentirá solo y perdido. No encontrará la forma de enfrentarse al problema y percibirá por tu parte desinterés y falta de cariño y de atención. Escúchalo siempre.

No puedes evitar que tu pequeño tenga miedos, pero puedes hacer que él sienta tu paciencia y apoyo incondicional.

¿Qué sí hacer cuando tu hijo tiene miedo?

Lo que puedes hacer y que ayudará a tu pequeño a perderle el miedo a ciertas situaciones es:

  • Ponerte en el lugar de tu hijo y preguntarle por qué siente miedo. Luego, dale razones para entender que sus miedos no tienen fundamento.
  • Darle tu apoyo y comprensión. Demuéstrale que puedes ayudarlo a perderle el miedo a algo en concreto.
  • Ayudarlo a que entienda de forma racional que él está fuera de peligro y que no tiene por qué asustarse.
  • Enseñarle a calmarse con técnicas de respiración.
  • Afrontar los miedos de tu hijo junto a él. Por ejemplo, si tu pequeño le tiene miedo a los perros, no los evites si se cruzan con uno en el parque. Mejor actúa con naturalidad sin demostrar nervios. De esta manera, el niño se dará cuenta de que su miedo no tiene sentido.

Recuerda que los niños aún están aprendiendo y es totalmente normal que tengan temor a ciertas cosas o situaciones. Lo mejor que puedes hacer es no criticarlos y empatizar con ellos.

 

Fuente:

www.guiainfantil.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios