Mi hijo no puede pasar la comida: ¿Qué es la disfagia y cómo tratarla?

  • hace 1 mes

¿A tu pequeño se le dificulta tragar los alimentos? Esto se llama disfagia y, en algunos casos, la deglución (pasar la comida) puede ser imposible. ¿A qué se debe? ¿Tiene solución? ¿Cuál es el tratamiento? En esta nota, te contamos todo lo que debes saber sobre la disfagia en niños.

Mi hijo no puede pasar la comida: ¿Qué es la disfagia y cómo tratarla?

La disfagia es la condición médica que causa dificultad o imposibilidad absoluta al momento de tragar alimentos sólidos y líquidos. Cuando el proceso deglutorio se vuelve muy complicado, los pacientes pueden necesitar buscar vías alternativas para mantener una nutrición básica.

La dificultad ocasional para pasar la comida, como cuando se come demasiado rápido o no se mastica lo suficiente, no suele ser motivo de preocupación. Sin embargo, la disfagia persistente puede ser una enfermedad grave que requiere tratamiento.

Existen dos tipos de disfagia:

  1. Disfagia orofaríngea: Se origina en la zona de la faringe, dificultando el paso de alimentos sólidos y líquidos desde el primer momento del proceso deglutorio. En casos graves, podría ocasionar atragantamiento. Suele generar la sensación de que los alimentos se pegan o se quedan atascados en la base de la garganta o en el pecho después de haber comenzado a comer.
  2. Disfagia esofágica: En este caso, el proceso deglutorio logra llevar los alimentos sólidos y líquidos más allá de la faringe, pero las dificultades aparecen mientras estos bajan por el esófago. En casos graves, puede haber vómito constante que imposibilite que el paciente se nutra correctamente.

¿Cuál es la causa de la disfagia?

En el proceso de tragar los alimentos participan varios músculos y nervios. Cualquier afección que los debilite o dañe, o que cause un estrechamiento de la parte posterior de la garganta o del esófago, puede causar disfagia. Según su tipo, existen diversas causas de esta dolencia.

En la disfagia esofágica, algunas causas son:

  • Acalasia: Cuando el músculo esofágico inferior (esfínter) no se relaja adecuadamente para permitir que los alimentos ingresen al estómago, puede hacer que los alimentos regresen a la garganta.
  • Espasmo difuso: Esta afección provoca contracciones del esófago de mucha presión y descoordinadas, por lo general, después de tragar. 
  • Constricción esofágica: Un estrechamiento del esófago puede hacer que los trozos grandes de alimento queden atrapados.
  • Tumores esofágicos: La dificultad para tragar tiende a empeorar de manera progresiva cuando se presentan tumores esofágicos debido al estrechamiento del esófago.
  • Cuerpos extraños: Alimentos u otros objetos pueden obstruir la garganta o el esófago. 
  • Función inadecuada del anillo esofágico: El estrechamiento de la parte inferior del esófago puede provocar dificultad para tragar.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico: El daño a los tejidos esofágicos provocado por el ácido estomacal que se acumula en el esófago puede provocar espasmos o cicatrices y estrechamiento de la parte inferior del esófago.
  • Esofagitis eosinofílica: Esta afección puede estar relacionada con una alergia alimentaria. 
  • Esclerodermia. Presencia de tejido similar a una cicatriz, que causa rigidez y endurecimiento de los tejidos.
  • Radioterapia. Este tratamiento para el cáncer puede causar inflamación y cicatrices en el esófago.

Por otro lado, en el caso de la disfagia orofaríngea, las causas pueden ser:

  • Trastornos neurológicos, como la esclerosis múltiple, la distrofia muscular y la enfermedad de Parkinson.
  • Daños neurológicos repentinos, como por un accidente cerebrovascular o una lesión del cerebro o de la médula espinal.
  • Divertículos faringoesofágicos (divertículos de Zenker). Se trata de una bolsa pequeña que se forma y recoge partículas de comida en la garganta, lo que genera dificultad para tragar, quiebro de la voz, mal aliento y la necesidad de toser repetidamente.
  • Algunos tipos de cáncer y ciertos tratamientos oncológicos, como la radioterapia.

¿Cuáles son los síntomas de la disfagia?

Algunas señales de disfagia pueden ser:

  • Dolor al tragar
  • Imposibilidad de tragar
  • La sensación de que la comida se queda en la garganta o el pecho, o detrás del esternón
  • Mucha salivación
  • Ronquera
  • Regreso de la comida (regurgitación)
  • Acidez estomacal frecuente
  • Alimentos o ácido estomacal que vuelve a la garganta
  • Pérdida de peso
  • Tos o arcadas al tragar

En el caso de los niños, se presentan una serie de señales a las cuales debemos prestar atención, ya que un niño pequeño no puede explicar la dificultad que tiene para tragar los alimentos. Estas señales son:

  • Rechazo a los alimentos sólidos
  • Tensión corporal al momento de comer
  • Tos, vómitos y dificultad para respirar al momento de comer
  • Pérdida de peso

disfagia en niños

¿Cuál es el tratamiento para la disfagia? 

El tratamiento siempre debe apuntar en primer lugar a evitar que la disfagia empeore. Una vez logrado esto, se debe tratar la causa original. Asimismo, el diagnóstico debe darlo un especialista para darle al pequeño un tratamiento adecuado a su caso.

Si se da por causa de una infección, el tratamiento para la misma con antibióticos será la respuesta. En casos donde la disfagia es consecuencia de problemas neurológicos, la terapia motora suele ser lo más eficiente.

Si se trata de disfagia esofágica, se puede requerir medicamentos para reducir la acidez estomacal y el reflujo, tratando esta condición gástrica para evitar el rechazo del estómago hacia los alimentos sólidos y líquidos que consume el niño.

Por otro lado, sea cual sea el tipo de disfagia, los casos de cáncer y tumores solo son tratables con cirugías. Sin embargo, si la disfagia ha alcanzado un estado muy severo, se necesitará una sonda de alimentación a través del abdomen para poder permitirle al paciente una buena nutrición.

Si tu hijo no puede pasar la comida, presenta síntomas como vómitos, pérdida de peso o regurgitación, acudan al pediatra cuanto antes. Si no se trata a tiempo, puede traer complicaciones, como neumonía, desnutrición, deshidratación y atragantamiento.

www.mayoclinic.org

www.institutoorl-iom.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios