¿Dolor de oído en niños? Todo lo que debes saber sobre la otitis y cómo prevenirla

  • hace 1 mes

¿Tu bebé se toca la oreja y se pone irritable con frecuencia? ¿Se queja de dolor en el oído frecuente? Es probable que se trate de una infección del oído medio llamada otitis. Es bastante común en la niñez, especialmente, en menores de 5 años de edad. ¿Cómo detectarla y prevenirla? Te contamos todo lo que debes saber en esta nota.

¿Dolor de oído en niños? Todo lo que debes saber sobre la otitis y cómo prevenirla

Muchos factores pueden generar dolor de oído en niños. La intensidad de la molestia puede variar, dependiendo principalmente del factor causante. Una enfermedad que siempre genera este malestar es la otitis infantil.

La otitis es la inflamación del oído, pero generalmente se trata de una infección del oído medio (otitis media), que es la parte del oído que se encuentra posterior al tímpano y se comunica con la garganta a través de la trompa de Eustaquio.

La trompa de Eustaquio es más corta y horizontal en los niños, lo que favorece el paso de los mocos al oído, pudiendo obstruir el conducto. Esto hace que se acumule moco o líquido a nivel del oído medio, propiciando el desarrollo de virus y bacterias que pueden ocasionar la otitis.

¿Cómo saber si mi hijo tiene otitis?

Si tu hijo ya puede expresarse con facilidad, puedes preguntarle cuál es su molestia, pero si es bebé o muy pequeño, el principal signo de esta infección es que puede llorar más de lo usual, estar irritable y tocarse mucho la oreja. En algunos casos, se puede observar salida de pus a través del conducto auditivo y falta de apetito.

Una vez detectado el síntoma, es necesario consultar con el pediatra y acudir a un centro de salud para examinarlo y determinar si se trata de otitis o de otro problema. Una vez hecho el diagnóstico, se podrá empezar el tratamiento adecuado.

Otitis en niños

¿Cómo se trata la otitis en bebés y niños?

El tratamiento depende del tipo de otitis y de la edad del niño. Hasta hace poco, los antibióticos eran el medicamento de elección para tratarla en los pequeños, pero hoy en día los pediatras sólo los prescriben en algunos casos.

La mayoría de las otitis desaparecen a las 48 o 72 horas de haberse manifestado, pero como generan dolor (muchas veces intenso), es recomendable el uso de analgésicos, como el paracetamol y el ibuprofeno. Estos medicamentos deben ser indicados por el pediatra.

Por otro lado, según la edad del niño el tratamiento será distinto:

  • En menores de 6 meses: Por lo general, se suele prescribir antibióticos.
  • En pequeños de 6 meses a 2 años: Para indicar un tratamiento, el pediatra tendrá que evaluar al paciente y determinar su estado general: otros síntomas, si tiene fiebre alta, si asiste a la guardería, etc. Si va a la guardería, el riesgo de que la otitis se deba a una bacteria es mayor.
  • En niños mayores de 2 años: Si el pequeño tiene mucha fiebre o presenta un mal estado general, el pediatra suele recetar antibióticos, sobre todo, si el oído supura o si se corre el riesgo de que la inflamación perfore el tímpano. En cambio, si el estado general del niño o niña es bueno, lo mejor es esperar de 48 a 72 horas antes de recetar antibióticos, ya que la otitis puede mejorar. 

Tratar correctamente esta infección es fundamental para evitar que el pequeño genere bacterias resistentes que vuelvan a producir otitis una y otra vez. Esta infección repetitiva es de las más difíciles de curar.

¿Cuáles son las causas de la otitis en bebés y niños?

Algunas situaciones que pueden aumentar el riesgo de sufrir esta infección es:

  • Moco en exceso, que puede viajar a través de la trompa de Eustaquio u obstruirla.
  • Bañar al pequeño en aguas contaminadas o piscinas muy concurridas.
  • Usar hisopos para limpiar el conducto auditivo.
  • Dejar humedad en los oídos.
  • Exposición al humo de tabaco.
  • El uso del chupón, por el riesgo de contaminarse.
  • Los resfriados e infecciones respiratorias.
  • Asistencia a guarderías, al nido o al colegio.

¿Cómo prevenir la otitis en niños y bebés?

Algunas recomendaciones para evitar la otitis en los pequeños son:

  • Colocarle gorro o tapones para nadar, si es necesario (en la piscina o la natación).
  • Evitar la humedad en los oídos.
  • Evitar introducir cualquier objeto o hisopo dentro del conducto auditivo. La limpieza debe ser superficial.
  • Evitar que ingrese agua al oído a la hora del baño.  
  • Dar de lactar (hacerlo, al menos, los primeros tres meses de vida retrasa la aparición de otitis).
  • Ayudar al niño a expulsar la mucosidad. Es importante enseñarle a sonarse los mocos hacia abajo para que los expulse. De esta forma, se evita que los mocos pasen al oído.

Si tu hijo presenta dolor de oído u otitis con frecuencia, presta atención a la temporada del año en que se manifiesta. Así, podrías tomar las medidas preventivas necesarias. Los niños muy afectados por la acumulación de mocos, infecciones repetidas de oídos o sordera, deben acudir al pediatra. Recuerda que llevar a tu pequeño a sus controles médicos puede ayudar a prevenir este problema.

Fuente: 

www.guiainfantil.com

https://medicaelmarques.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios