Cómo tomarle la temperatura a tu hijo

  • hace 1 semana

Llega el invierno y empeza la tos, la gripe y la fiebre. Si bien la fiebre no es mala, pues es la forma en la que el cuerpo combate las infecciones, una fiebre muy alta es signo de un problema grave en la salud de tu pequeño y requiere atención médica inmediata.

Por lo general, una madre sabe cuando su hijo está más caliente de lo normal con tan solo tocar su frente, pero es mejor utilizar un termómetro para determinar qué tan alta es la fiebre. A continuación, te enseñamos todo lo que debes saber para tomarle la temperatura a tu hijo correctamente.

¿Qué tipos de termómetros existen?

Existen dos principales tipos de termómetroslos de mercurio y los digitales. Los primeros cuentan con un conducto interno por el que irá subiendo el mercurio para marcar la temperatura. Los segundos marcan la temperatura de la misma manera que un reloj digital marca la hora.

Termómetros digitales

Estos dan lecturas más rápidas y precisas, y son el único tipo que recomiendan los médicos en la actualidad. Usualmente, lo consigues en supermercados y farmacias.

Antes de utilizarlo, lee en las instrucciones para qué modalidad de medición de la temperatura está diseñado el termómetro (rectal, oral o axilar) y cómo indica que se ha completado la lectura.

Termómetros no recomendables

Estos tipos de termómetros no son recomendables, ya que son menos precisos:

Termómetro de mercurio: No se recomienda su uso por el riesgo de exposición al mercurio.

Termómetros electrónicos de oído: Estos miden la cantidad de calor en el tímpano y se pueden usar en niños de 6 meses a más.

Termómetro de arteria temporal (de frente): Estos termómetros miden las ondas térmicas (cantidad de calor) en los costados de la frente y se pueden utilizar en bebés de 3 meses a más.

Termómetro de tira plástica: Se coloca en la frente.

Termómetro digital tipo chupón: Es un chupón con termómetro incluido.

¿Qué hacer primero?

Tomarle la temperatura a un niño puede ser todo un desafío. El mejor método dependerá de la edad del pequeño, de su temperamento y de lo dispuesto que esté a cooperar.

Primero, enciende el termómetro digital y limpia la pantalla de lecturas previas. Los termómetros digitales suelen tener un tubito de plástico flexible provisto de un sensor de temperatura en un extremo y una pantalla digital fácil de leer en el otro extremo.

Si tu termómetro utiliza fundas o cubiertas de plástico desechables, utiliza una siguiendo las indicaciones del fabricante. Tira después a la basura la funda y limpia el termómetro según se indica antes de guardarlo en su estuche.

¿Cómo se toma la temperatura rectal?

Si tu hijo es menor de 1 año, la temperatura rectal brinda la mejor lectura. Es normal que te de temor medirle la temperatura tu bebé, pero recuerda que debes permanecer calmada y no forzar la situación.

1. Limpia la punta del termómetro frotándolo con alcohol o agua y jabón. Enjuágalo con agua fría, no con agua caliente.

2. Coloca en la punta una pequeña cantidad de lubricante, como vaselina.

3. Coloca a tu bebé boca abajo sobre tu regazo o sobre una superficie firme. Sostenlo colocando la palma de su mano contra la parte baja de su espalda, justo por encima de sus nalgas. O coloca al bebé boca arriba y dóblale las piernas hacia el pecho. Apoya la mano que le queda libre contra la parte de atrás de los muslos.

4. Con la otra mano, enciende el termómetro e insértalo de 1,25 a 2,5 centímetros en el ano. No lo insertes muy profundo. Sostén el termómetro en su lugar flojamente con 2 dedos, manteniendo la mano ahuecada alrededor de las nalgas del bebé. Sostenlo así por un minuto aproximadamente, hasta que suene la señal que indica que ya se puede leer la temperatura.

5. Anote la temperatura que aparezca en la pantalla, así como la hora del día en que haga la lectura.

6. Asegúrate de ponerle un rótulo al termómetro rectal para que no se use accidentalmente en la boca.

Cómo tomarle la temperatura a tu hijo

¿Cómo se toma la temperatura oral?

Para niños de entre 1 y 4 años de edad.

1. Limpia el termómetro con agua tibia y jabón, o frótalo con alcohol. Enjuágalo con agua fría.

2. Enciende el termómetro y coloca la punta debajo de la lengua de tu niño hacia el fondo de la boca. Sostenlo por 1 minuto aproximadamente, hasta que escuche el indicador de medición. Verifica la lectura digital y apunta.

Para una lectura correcta, espera por lo menos 15 minutos después de que tu hijo haya tomado una bebida caliente o fría antes de ponerle el termómetro en la boca.

¿Cómo se toma la temperatura axilar?

En niños mayores de 4 años, puedes usar un termómetro digital para medir la temperatura oral si tu hijo coopera. Hay niños que pueden no ser capaces de mantener la boca cerrada el tiempo necesario. En ese caso, puedes usar el método rectal o axilar (siempre con un termómetro digital).

1. Quítele a su hijo la camisa o la camiseta y póngale el termómetro en la axila (debe tocar solo la piel, no la ropa).

2. Dobla el brazo de tu hijo sobre el pecho para sujetar el termómetro en su sitio. 

3. Espera hasta que suene la señal que indica que ya se puede leer la temperatura. Anótala junto con la fecha y hora.

Ten en cuenta estos consejos:

No le tomes la temperatura inmediatamente después de bañarlo o si ha estado muy abrigado durante un rato, ya que podría afectar a la lectura.

Nunca dejes al pequeño sin supervisión mientras le estés tomando la temperatura. Si es posible, pide que te ayuden a sostener al bebé o a entretenerlo para facilitar el proceso. Recuerda siempre permanecer calmada y, si notas resistencia, detente y espera.

https://kidshealth.org

https://www.healthychildren.org

Anterior
Siguiente »

    Comentarios