¿Qué hacer si mi hijo tiene fiebre y escalofríos?

  • hace 2 meses

Antes de poder explicar qué hacer ante la fiebre y los escalofríos, debemos entender qué son exactamente y por qué ocurren. Los escalofríos y la fiebre son la forma natural del cuerpo de mantener la temperatura ideal que necesita para funcionar sin problemas.

Cuando el cuerpo lucha contra una infección, aumenta su temperatura para eliminarla. A esto se le conoce como fiebre. A su vez, los escalofríos son otra forma en la que el cuerpo genera calor mediante la involuntaria contracción y relajación de los músculos.

Las causas pueden ser variadas, pero siempre significa que el sistema inmunológico está combatiendo algún organismo extraño que ha ingresado al cuerpo. Según los pediatras, estos son los pasos a seguir si nuestros hijos presentan escalofríos o fiebre:

-  Mantener la calma. Como hemos comentado, se tratan de procesos normales por los que pasa el cuerpo. Es importante no asustarnos ni agobiarnos.

-  Tomar la temperatura. Es necesario saber exactamente qué tan caliente está el niño.

-  No lo abrigues. El cuerpo está generando calor por sí mismo. Si lo abrigas de más, esto ocasionará que la fiebre aumente con fuerza. Tampoco es recomendable quitarle la ropa, ya que el frío hará que los escalofríos sean más intensos para generar calor.

 

-  Llévalo a emergencias. Normalmente la temperatura alcanzará un nivel máximo y luego empezará a descender, pero si este no es el caso o si el niño sigue sintiéndose mal una vez que ha acabado la fiebre, entonces es necesario que lo vea un doctor. Mientras menor sea la edad, más urgente será que lo vea un especialista. 

Ahora ya sabes qué hacer ante la fiebre y los escalofríos, de todas maneras, siempre es lo mejor hacer la consulta a un especialista.

Fuente: http://www.mipediatraonline.com/que-hacer-si-mi-bebe-tiene-fiebre-y-escalofrios/

Otros enlaces que te podrían interesar:

Mi hijo está con tos: ¿Cuándo ir al pediatra? 

Dile no al resfriado del cambio de temporada. 

No es cuestión de opiniones: te explicamos por qué debes vacunar a tus hijos. 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios