Entrevista Fundación Pachacutec: Cómo mejorar la nutrición en niños y niñas

  • hace 11 meses

La niñez es la etapa donde más cambios se producen, tanto físicos como intelectuales. Una buena nutrición durante esta fase de crecimiento es sumamente importante para la salud del niño y su desarrollo. Por ello, debes proporcionarle una dieta sana y equilibrada y establecer en casa buenos hábitos alimenticiosDe esta forma, reducirás las posibilidades de que tus hijos sufran diversas patologías en su edad adulta. Con una óptima nutrición infantil los trastornos nutricionales como la anemia, el sobrepeso y la obesidad no serán problemas para tu pequeño. 

La nutrición infantil en el Perú

En el Perú, 4 de 10 niños menores de tres años sufren anemia, una afección por la cual la cifra de hemoglobina está disminuida en los glóbulos rojos. Esto afecta gravemente su desarrollo cerebral y cognitivo, ocasionando la baja calidad de vida del pequeño en el futuro. El sobrepeso y la obesidad son otros problemas que aquejan a los niños, ocasionando muchas veces diabetes infantil. Problemas que se pueden evitar con la correcta nutrición y hábitos alimenticios.

En términos generales, estos trastornos nutricionales tienen un impacto negativo en la economía del país, causando pérdidas en la productividad y aumento en los costos de atención sanitaria. Lo peor es que en los niños ocasiona deficiencias en la función cognoscitiva, que ocasiona el bajo rendimiento escolar y, por ende, un bajo rendimiento laboral.

Debido a la urgencia de tratar la nutrición infantil, conversamos con María Teresa Bomboí, vicepresidenta de la Fundación Pachacútec, una organización que transforma vidas brindando educación de calidad y formación humana integral, para que aclare todas las dudas que tengas sobre la óptima alimentación que deben tener tus hijos.

¿Por qué debemos cuidar la alimentación de los niños?

Una buena nutrición, desde la gestación hasta los primeros 24 meses de vida, repercutirá en el futuro del niño. Un adecuado desarrollo físico e intelectual que influirá a largo plazo en sus habilidades, rendimiento cognitivo, productividad laboral e ingresos en la adultez. Además, correrá un menor riesgo frente a problemas de obesidad y enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión arterial, entre otras.

¿Cómo pueden los padres mejorar la nutrición de sus hijos?

Los padres darle a sus hijos alimentos ricos en nutrientes esenciales que requieren los niños para mantenerse sanos y fuertes. Los nutrientes esenciales son las proteínas (para asegurar el crecimiento), los carbohidratos y lípidos (para realizar actividad física), y las vitaminas y minerales que los protegen de enfermedades.

Los padres deben asesorarse con un nutricionista para aprender a alimentar a sus hijos. Los alimentos sanos no son solo nutritivos, sino también económicos y accesibles.

¿Cómo lograr que los niños tengan buenos hábitos alimenticios?

Los hábitos alimentarios se incorporan desde el momento que el niño inicia la alimentación sólida, es decir a los 6 meses. Hasta el año debe ser monitoreado por un nutricionista, ya que los alimentos que debe consumir varían mes a mes.

Cuando empieza la etapa pre escolar (nido), el pequeño intercambia gustos y alimentos con otros niños. Por ello, se deben establecer en casa buenos hábitos que los incentiven a consumir alimentos sanos y ricos en nutrientes esenciales.

Si el niño no quiere comer a sus horas o no quiere comer ciertos alimentos, ¿se le debe obligar a hacerlo?

Todas las personas debemos tener un horario de alimentación y esto debe convertirse en un hábito. Para los niños, cuando inician su alimentación con sólidos, se programa en horarios con intervalos de 3 horas con el objetivo de probar diferentes sabores. No se debe saltar ninguna de las comidas.

Cómo mejorar la nutrición en niños y niñas

¿Qué problemas de salud le pueden dar a los niños mal nutridos?

Una de ellas es la anemia ferropénica, la cual compromete la habilidad del niño para aprender, prestar atención y concentrarse. Lo mantiene cansado y con fatiga. Además, sus defensas suelen estar bajas, haciendo que se enfermen con mayor frecuencia. También se ven afectadas sus capacidades de sociabilización y su desarrollo psicomotor. Es muy importante prevenir la anemia desde muy temprana edad, incluso desde el embarazo.

Otro problema es la obesidad infantil que se asocia a una mayor probabilidad de muerte y discapacidad prematuras en la edad adulta. Los niños con sobrepeso y obesos tienen mayor probabilidad de seguir siendo obesos en la adultez y de padecer enfermedades cardiovasculares (principalmente las cardiopatías y los accidentes vasculares cerebrales), diabetes, artrosis y ciertos tipos de cáncer.

¿Qué está haciendo la Fundación Pachacútec para mejorar la situación en la nutrición infantil?

Actualmente, antes del inicio de la jornada escolar (7:30 a.m.), le estamos brindando  a cada estudiante un desayuno consistente en los tres grupos alimentos: una taza de cereal bebible (alimento energético), un sánguche con un alimento proteico y una fruta (alimento protector).

¿Han habido mejoras en los resultados en el acceso a una mejor nutrición?

Nuestro país goza de una variedad de alimentos que garantizaría una alimentación balanceada y adecuada para cualquier persona de cualquier edad. Sin embargo, falta aprender a combinar estos alimentos hasta lograr una nutrición saludable. Por eso es importante impartir una educación alimentaria que mediante mensajes sencillos capacite a las personas encargadas en la preparación de alimentos. Aún hay tareas pendientes con la población más vulnerable y de escasos recursos económicos en relación al acceso a una mejor nutrición.

Consejos para mejorar la nutrición en niños

María Teresa Bomboí da algunas recomendaciones para los padres, quienes muchas veces suelen ver el momento de la comida como un reto. Estas son:

  • Dale a tu niño un alimento de origen animal que contribuya a su crecimiento. No olvides la sangrecita y vísceras para evitar la anemia.
  • Desde los 6 meses hasta los 2 años, no agregues sal a la preparaciones.
  • Dale frutas y verduras todos los días.
  • Evita el sobrepeso en tu hijo controlando su consumo de azúcar en comidas y bebidas.
  • Procura no darle productos procesados y ultraprocesados.
  • Utiliza en tus recetas la variedad de alimentos naturales disponibles en tu localidad.
  • Cocina menestras acompañadas de un cereal en la proporción de 2:1.
  • Si tu hijo tiene sobrepeso u obesidad, controla el consumo de harinas.
  • Procura que tus hijos coman comida caseras y en compañía de un familiar.

Recuerda que somos lo que comemos y que comer sano no tiene que ser una tortura para los niños. Hay miles de recetas deliciosas y muy nutritivas que tambien puedes usar para que las loncheras escolares sean saludables. Acude a un nutricionista para informarte sobre los alimentos que deben consumir tus hijos conforme a su edad. Si crees que tu hijo puede tener anemia, sobrepeso u obesidad, acude a un especialista.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios