Conductor responsable: 4 medidas de seguridad para prevenir accidentes con niños

  • hace 2 días

Llevar niños en el auto representa un reto mayor para los conductores, ya que en muchas ocasiones comparten su atención entre manejar y cuidar de ellos. Sin embargo, esto no debería ser así, ya que quien está al volante debe concentrarse solo en conducir; Por eso, para prevenir que nuestros pequeños salgan lastimados en accidentes de tránsito es necesario que tengas presente estos 4 tips.

Sabías que durante un choque, aquellos niños que no van asegurados sufrirán como consecuencia principal un politrauma severo. Este accidente lleva a la generación de varias lesiones grave en distintas partes del cuerpo; de las cuales, la más importante la sufre el cerebro, con lo que se incrementa el riesgo de mortalidad.

 

La mejor manera de conducir con niños y mantener el enfoque es planificar por adelantado y crear un escenario que minimice las oportunidades de distracciones. Por eso, para ayudarte a evitar accidentes, te compartimos las siguientes medidas a implementar: 

 

1. El cinturón de seguridad es de uso obligatorio

Los niños siempre deben usar el cinturón de seguridad en un automóvil. Los bebés y menores de hasta dos años deberían ir en un asiento (parecido a un moisés) detrás de los asientos del piloto o copiloto. Sin embargo, una vez que los niños pasan esta etapa inicial, deben abrocharse el cinturón de seguridad también en una silla propia, pero orientada ahora hacia adelante en el asiento trasero. Deberán ir sujetados así hasta que tengan al menos 5 años de edad o superado el peso o la altura que indican las instrucciones de la silla de niños para coches.

 

Asimismo, no olvides que sentarse en el coche con la mochila puesta incrementa el riesgo para el niño en caso de accidente, por lo que la mochila siempre debe colocarse en el asiento de al lado o junto a los pies del niño.

 

2. Mantén tus ojos en la carretera

Cuando estás conduciendo, debes hacer precisamente eso y nada más. No permitas que nada de lo que sucede en el carro te distraiga de tu tarea más importante en ese momento: la conducción.

 

Para que no tengas que estar al pendiente todo el tiempo de los pequeños que viajan contigo, intenta lo siguiente:

  • Consigue sus películas o música favorita. Los reproductores portátiles de DVD y otras tecnologías permiten mantener entretenidos a los niños con música y películas durante viajes en automóvil.
  • Bolsas de actividades. Los niños más pequeños disfrutan de bolsas llenas de libros, dulces saludables y juegos de mesa magnéticos. 
  • Descansos frecuentes. Toma descansos frecuentes en viajes largos y, en la medida de lo posible, haz que tus hijos estén activos cuando se detengan y anímelos a quemar su exceso de energía. Con un poco de suerte, podrían cansarse y dormir una siesta durante una parte del viaje.
  • Otro adulto. Una de las mejores maneras de evitar las distracciones cuando conduces con niños es tener a otro adulto en el vehículo para ayudar a manejar las necesidades de tus hijos.

 

3. Seguridad al entrar y salir

En tercer lugar, debes tener presente la importancia de garantizar la seguridad al entrar y salir del vehículo. En este sentido, siempre debes utilizar la puerta trasera del lado de la vereda cuando coloques a tu hijo en el asiento de seguridad; de esta manera, el niño se acostumbrará a entrar y salir siempre del automóvil por la puerta más segura, la que se encuentra más alejada del tráfico.

Una vez que haya salido del carro, tómalo de la mano y explícale, siempre que tengas la oportunidad, por dónde podrían venir los otros automóviles. Sabemos que es un poco complicado enseñarles a los pequeños sobre señales de tránsito y protección, por eso, te invitamos a checar las "Claves para enseñar a los niños prevención y seguridad vial".

 

4. Cuidado con los niños

Debes tomar en consideración que los niños tienen la costumbre de saltar de repente entre los carros detenidos y en las carreteras. Por lo tanto, no es raro que puedan aparecer en el momento más inesperado. Si estás conduciendo en un vecindario residencial con niños presentes, ve con cuidado y disminuye la velocidad. Los niños son imprevisibles y, por su estatura, muchas veces quedan fuera del ángulo de visión de los retrovisores.

Los niños más pequeños pueden tener dificultades para interpretar las diferentes señales y sonidos, lo que podría influir en su apreciación de la proximidad, velocidad y dirección de vehículos en movimiento. Por eso, eres tú el llamado a estar más atento ante la aparición de un pequeño.

Recuerda que tú eres el ejemplo de tu hijo o hija, y si bien las recomendaciones verbales son de muchísima ayuda, ellos imitarán lo que tú haces. Por eso, a manera de autoevaluación te precisamos las "Normas viales que podrías estar rompiendo frente a tus hijos", revísalas y mejora tus aptitudes de conductor responsable. 

Por último, queremos compartir nuestro cuento "Aprendiendo a cuidarme en la ciudad". Una forma sencilla y entretenida de enseñárles a tus hijos sobre normas y seguridad vial.

Fuentes: eresmama.com / decidetodrive.org

 

 

Anterior

    Comentarios