Piojos: ´Por qué aparecen y cómo deshacerte de ellos?

  • hace 2 semanas

Entre el 5 y el 15% de la población infantil se ve afectado por el contagio de piojos, pequeños insectos ovíparos que miden entre 2 y 3 milímetros. No tienen alas ni pueden volar, pero tienen seis patas y cada una de ellas finaliza en una garra diminuta, ayudándolas así, a agarrarse firmemente al pelo. Su aparato bucal está preparado para picar el cuero cabelludo y succionar la sangre, de la cual se alimentan.

Los piojos viven entre 33 y 35 días. Pasan de ser liendres, a luego ser ninfas y finalmente, un piojo. Que se contagien no depende de un momento del año en específico, ni del largo del cabello, pueden pasar de una cabeza a otra sin importar esos detalles.  

Para reconocer si nuestros pequeños han sido contagiados con piojos, debemos fijarnos si presentan rascado continuo. La comezón del cuero cabelludo es causada por estos pequeños insectos, gracias a la saliva que dejan al picar y succionar la sangre. Si encontramos a estos pequeños seres en la cabecita de nuestros hijos podemos seguir algunos de estos consejos:

 

1. Conversa con un pediatra para tener un mejor tratamiento.

2. Es importante comunicárselo al colegio o nido de inmediato para que se tomen las medidas necesarias y evitar mayores contagios.

3. Revisa a los demás miembros de la familia para saber si hay alguien más que haya sido contagiado.

4. Se puede utilizar pediculicidas químicos, es decir shampoos y lociones (penetran el interior del piojo, lo intoxican y lo matan); pediculicidas de acción física (no causa ningún tipo de toxicidad, ni irritación) o remedios caseros (como por ejemplo, vinagre de manzana).

Es importante tener en cuenta que los piojos no transmiten enfermedades, aunque la comezón obliga a rascarse y a producirse heridas que pueden infectarse. En cambio, los remedios químicos para combatirlos sí pueden ser peligrosos, lo mejor es consultar a su pediatra.

De todas maneras, te compartimos un remedio efectivo que consiste en lavar el cabello con vinagre de manzana:

- Haz una mezcla con agua tibia y vinagre a partes iguales y aplica masajes en toda la cabeza.
- Embebe una toalla con la mezcla y enrróllala en la cabeza del pequeño durante una hora.
- Retira la toalla y, con la ayuda de una liendrera, elimina los piojos muertos y las liendres.
- Aplica este tratamiento como mínimo durante ocho días.

Fuente: https://www.cuerpomente.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios