Cómo cuidar la piel de tus hijos en la adolescencia

  • hace 5 meses

La adolescencia es una etapa llena de retos y desafíos que nuestros hijos deben transitar con el objetivo de encontrarse a sí mismos. La vida social es muy importante para los jóvenes a lo largo de este periodo pues construyen su identidad a partir de las relaciones con sus pares, pero es un momento de gran fragilidad emocional también, por lo que ayudarlos a tener seguridad en todos los aspectos de su vida, es muy necesario e importante.

Es bastante común que los adolescentes presenten granitos y espinillas debido a los procesos hormonales que atraviesan y a la falta de atención que le dan a su piel. El cuidado de la piel en la adolescencia es crucial para establecer una base sólida para la salud de la dermis a largo plazo. Durante esta etapa, los adolescentes sufren grandes ajustes hormonales que afectan su cuerpo, sus emociones y su piel, como la aparición de un acné moderado o severo. Muchas veces esta afección de la piel puede afectar la autoestima de los jóvenes además de generar serios problemas en la salud de la piel. Aquí te ofrecemos consejos para ayudar a tus hijos adolescentes a mantener una dermis saludable y libre de impurezas, pero es importante además que tengamos en cuenta la importancia de contar con un seguro de salud para estar protegidos.

 

Rutina de cuidado de la piel 

 

Cómo cuidar la piel de tus hijos en la adolescencia

También te puede interesar: Aunque duela: cuatro comidas que un adolescente debe evitar

 

Enseñar a tus hijos una rutina diaria de cuidado de la piel es esencial para prevenir y disminuir los efectos de los típicos granitos de la adolescencia. Los pasos básicos incluyen:

 

Limpieza: Utiliza un limpiador suave dos veces al día para eliminar el exceso de grasa y suciedad. Debe ser un limpiador específicamente preparado para rostro o un jabon de gliserina suave y beutro. Evita limpiar en exceso, ya que esto puede resecar la piel. Busca porductos para pieles jóvenes, ya que sus necesidades no son las mismas de una piel madura.

 

Exfoliación: Una o dos veces por semana, pueden usar un exfoliante suave para eliminar células muertas y prevenir la obstrucción de poros. Puedes preparar versiones caseras con insumos que seguro tienen en casa, pero ten mucho cuiado para no maltratar la piel de tus hijos.

 

Hidratación: Aplicar una crema hidratante sin aceite ayudará a mantener la piel equilibrada. Debe ser ligera y suave para que se sienta natural y la piel se vea fresca. También pueden hacer mascarillas caseras a base de vegetales y avena.

 

Protección solar: Utilizar un protector solar de amplio espectro con un SPF de al menos 30 todos los días, incluso en días nublados. Se cree que los rayos del solo solo son poderosos en días soleados y durante el verano, peor el protector solar debe aplicarse a diario durante el invierno y con mayor razón en verano, pues la capa de ozono está muy debiltada y la radiación maltrata la piel de los jóvenes de la misma manmera que la de los adultos o los niños pequeños.

 

Alimentación saludable: Una dieta equilibrada es esencial para la salud de la piel. Fomenta el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales. Algunos alimentos beneficiosos incluyen frutas, verduras, pescado rico en omega-3 y nueces. Reduzcan el consumo de alimentos procesados y azucarados, ya que pueden empeorar los problemas de la piel.

 

Prevención contra granitos y espinillas

 

Aunque los granitos son porpios de la adolescencia y las espinillas y puntos negros también, existenciertas prácticas y hábitos que pueden ayudar a controlarlos.

 

  • Enseña a tus hijos a evitar tocar su rostro en exceso, ya que las manos pueden transferir bacterias a la piel.
  • Lava regularmente las almohadas y fundas de almohada, ya que pueden acumular polvo, grasa y suciedad.
  • Asegúrate de que cambien las toallas para secar su rostro con mucha freceuncia y así evitar hongos que puedan causar daño a la piel.
  • Anima a tus hijos a mantener el cabello limpio y alejado de la cara, especialmente si tienen el cabello graso.
  • Fomenta el lavado de manos y cara a lo largo del día.

 

Cuidado de la piel al comenzar a maquillarse 

 

Cómo cuidar la piel de tus hijos en la adolescencia

 

Si tus hijas adolescentes comienzan a maquillarse, asegúrate de que sigan estas pautas:

 

Limpieza antes y después: Siempre deben limpiar su rostro antes de aplicar maquillaje y después de quitárselo con agua fresca y jabones o limpiadores neutros.

 

Productos no comedogénicos: Busquen maquillaje etiquetado como "no comedogénico" para evitar obstruir los poros.

 

Cosmética natural: El mundo de la cosmética natural ha crecido muchísimo hoy en día y existen gran cantidad de productos de cuidado de la piel y maquillaje que pueden utilizar. Sombras, labiales, base o polvos compactos a hechos de plantas y otros insumos naturales, son muy populares estos días, son seguros y amables con la piel de los adolescentes, no generan desperdicios contaminantes y están libres de crueldad animal.

 

No compartir maquillaje: Esto previene la propagación de bacterias o el contagio de acné u hongos de la piel.

 

Retirar el maquillaje antes de dormir: Deben eliminar completamente el maquillaje antes de acostarse para evitar brotes, irritación o cualquier lesión en la piel, sobre todo si se aplican productos muy fuertes.

 

Visitar un especialista de la salud de la piel cuando tus hijos comienzan a crecer, es una gran idea, pues cada piel es diferente y tiene necesidades distintas, aunque estos consejos son muy efectivos. Pero si alguno de tus hijos adolescentes presenta un acné severo, busca ayuda de un dermatólogo de inmediato para evitar que el cuadro se agrave, deje marcas en su piel o le reste confianza y disminuya su autoestima.

 

El cuidado adecuado de la piel en la adolescencia sienta las bases para una piel saludable en el futuro. Fomenta una rutina de cuidado de la piel, una alimentación saludable y la protección solar constante. Además, educa a tus hijos sobre la importancia de tratar el acné y los riesgos de compartir maquillaje o cualquier accesorio de cuidado personal.

 

Recuerda que cada piel es única, por lo que es importante adaptar estos consejos a las necesidades individuales de tus hijos adolescentes. La prevención es una gran manera de mantener una buena salud general y si se trata de la piel de nuestros hijos, más aún. Aunque unos cuantos granitos y espinillas no hacen menos bello a ningún adolescente, puede hacerlos sentir inseguros e incómodos. Empiecen hoy mismo con esta rutina de cuidados y hábitos saludables para atravesar la adolescencia de la forma más amable posible, con una piel limpia, sin granitos y con mucha seguridad.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios