Las 10 enfermedades más comunes en niños durante la etapa escolar

  • hace 9 meses

La salud de nuestros hijos es una preocupación fundamental para todos los padres de familia. Deseamos que crezcan felices y saludables, listos para enfrentar el mundo con energía y vitalidad. Sin embargo, a medida que los pequeños comienzan su viaje en la escuela, también comienzan a enfrentar diversas enfermedades contagiosas que pueden desafiar su bienestar. En este artículo, exploraremos las 10 enfermedades más comunes y de fácil contagio que los niños pueden contraer durante su etapa escolar, brindándote información valiosa para mantener a tus hijos seguros y saludables. Recuerda que contar con un seguro de salud es de suma importancia ya que nos brinda esa tranquilidad y protección que necesitamos en cualquier momento.

 

Es importante destacar que, aunque estas enfermedades son frecuentes, muchas de ellas son leves y se superan con relativa facilidad. Es natural que los niños estén expuestos a contagios por virus y gérmenes en la escuela, ya que es un lugar donde interactúan con sus compañeros y maestros de manera cotidiana. Aunque nuestra preocupación por su salud es legítima, también debemos recordar que enfrentar estas enfermedades forma parte del proceso de fortalecimiento de su sistema inmunológico. Sin embargo, es importante estar atentos y tomar medidas cuando sea necesario, especialmente si la enfermedad es persiste o existe alguna condici{on de salud preexistente en nuestros niños. A lo largo de este artículo, aprenderemos cómo reconocer los síntomas, prevenir contagios y cuándo es apropiado buscar atención médica, para asegurar que nuestros hijos puedan disfrutar al máximo de su experiencia escolar.

 

¿Cuáles son la enfermedades más comunes?

 

Las 10 enfermedades más comunes en niños durante la etapa escolar

También te puede interesar: ¿Por qué algunos niños se besan en la boca? Y algunas claves para entenderlo

 

Resfriado común e infecciones respiratorias: El resfriado común es una infección viral que afecta a las vías respiratorias superiores. Los síntomas incluyen congestión nasal, estornudos, tos y dolor de garganta. Aunque generalmente no es grave, puede causar molestias a los niños y requerir cuidados en casa. Las infecciones respiratorias son comunes en la escuela y pueden incluir resfriados, bronquitis y neumonía. Una buena higiene personal y evitar el contacto cercano con personas enfermas son medidas preventivas clave.

 

Infecciones de oído: Las infecciones del oído pueden causar dolor y malestar en los niños. Pueden ser secundarias a infecciones respiratorias. Evitar la exposición al humo de tabaco y mantener las vacunas al día pueden ayudar a prevenirlas además de prestar atención a los procesos respiratorios.

 

Gripe (influenza): La gripe es una enfermedad viral que puede causar fiebre alta, dolores musculares, tos y fatiga extrema. Es importante vacunar a los niños anualmente para prevenirla, ya que puede ser grave en algunos casos.

 

Conjuntivitis: La conjuntivitis es una inflamación de la membrana transparente que cubre el ojo. Los síntomas incluyen ojos rojos, picazón y secreción. Es altamente contagiosa y se propaga a través del contacto directo.

 

Varicela: La varicela es una enfermedad viral caracterizada por una erupción cutánea con picazón y fiebre. Se propaga por contacto directo con el fluido de las ampollas de la erupción y es prevenible mediante la vacunación.

 

Estreptococo (infección de garganta estreptocócica): La infección de garganta estreptocócica es causada por una bacteria y provoca dolor de garganta, fiebre y dificultad para deglutir alimentos. Se propaga a través del contacto cercano con personas infectadas.

 

Pediculosis (piojos): Los piojos de la cabeza son parásitos que infestan el cuero cabelludo. Causan picazón intensa y pueden propagarse a través del contacto cabeza a cabeza. Es importante revisar y tratar las cabecitas infectadas.

 

Diarrea y gastroenteritis: La diarrea y la gastroenteritis son infecciones intestinales que pueden causar vómitos y deshidratación. Una buena higiene de manos y el consumo de alimentos seguros son cruciales para prevenirlas.

 

Tiña (hongos en la piel): La tiña es una infección fúngica de la piel que causa sarpullido y picazón. Se propaga a través del contacto directo con la piel infectada o con objetos contaminados.

 

Boca, mano, pie: Esta enfermedad viral común en la infancia provoca fiebre, llagas en la boca y un sarpullido en las manos y los pies. Se propaga a través de la saliva y las secreciones nasales, por lo que la buena higiene y el aislamiento de los niños enfermos son importantes para prevenirla.

 

Medidas para prevenir contagios 

 

Las 10 enfermedades más comunes en niños durante la etapa escolar

 

Es perfectamente normal que los niños en etapa escolar se contagien de éstas y otras enfermedades que, afortunadamente, no suelen ser graves ni ocasionan daños permanentes en los pequeños, sin embargo es muy importante evitar y prevenir los contagios para que puedan disfrutar de la escuela, del juego y del aprendizaje. Por suerte existen medidas efectivas que podemos  tomar para ayudar a prevenir contagios y mantener saludables a los niños. A continuación, presentamos algunas recomendaciones clave:

 

  • Fomentar la higiene personal: Enseñar a los niños a lavarse las manos de manera regular y adecuada es fundamental. El lavado de manos con agua y jabón debe realizarse después de usar el baño, antes de comer y después de toser o estornudar.
  • Enseñar buenas prácticas de etiqueta respiratoria: Explicar a los niños la importancia de cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, preferiblemente con un pañuelo desechable o el codo, para evitar la propagación de gérmenes.
  • Mantener las vacunas al día: Asegurarse de que los niños estén al día con las vacunas recomendadas. La vacunación es una de las formas más efectivas de prevenir enfermedades graves.
  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas: Siempre que sea posible, evitar que los niños interactúen con compañeros de clase que estén enfermos. Mantenerlos en casa cuando estén enfermos también es esencial.
  • Promover un ambiente limpio: Asegurarse de que las aulas y las áreas de juego estén limpias y desinfectadas regularmente. Los juguetes y superficies comunes deben limpiarse con frecuencia.
  • Enseñar el uso de pañuelos desechables: Inculcar en los niños el hábito de usar pañuelos desechables al sonarse la nariz y desecharlos de manera adecuada.
  • No compartir artículos personales: Evitar que los niños compartan objetos personales como peines, cepillos, gorras y utensilios de comida, ya que esto puede facilitar la transmisión de gérmenes.
  • Mantener una comunicación abierta: Animar a los niños a comunicar cualquier malestar o síntoma a sus padres o maestros. Una detección temprana puede ayudar a prevenir la propagación de enfermedades.
  • Promover un estilo de vida saludable: Una alimentación equilibrada, el ejercicio regular y un buen descanso son fundamentales para fortalecer el sistema inmunológico de los niños y ayudarlos a combatir enfermedades.
  • Planificar visitas al médico: Realizar chequeos médicos regulares y consultas con el pediatra puede ayudar a mantener a los niños en su mejor estado de salud.

 

Al implementar estas medidas preventivas en la vida diaria de tus hijos, estarás contribuyendo significativamente a reducir el riesgo de contagios y tener una experiencia escolar más saludable y feliz. Siempre mantengamos la calma ante la presencia de síntomas en nuestros pequeños, observemos detenidamente el proceso de cualquier enfermedad y consultemos siempre con un porfesional de la salud para evitar complicaciones. Pongamos en práctica medidas y hábitos saludables y acompañemos amorosamente y muy atentos a nuestros pequeños en esta etapa tan maravillosa que es la vida escolar.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios