¿Cómo elegir el casco más seguro para que tu hijo monte bicicleta?

  • hace 6 años

Vamos a lo primero y más importante: el casco siempre es obligatorio. Hay mucha discusión en torno a la normativa del Ministerior de Transportes pero lo cierto es que, mucho más aún si se trata de niños que recién aprenden a andar en bicicleta, es fundamental. Ahora bien, una vez claras las prioridades, comienza la duda: ¿cómo escoger adecuadamente el casco para mis hijos? Hay una serie de criterios que deberás considerar. Acá te ayudamos con algunos.

  • En primer lugar, asegúrate de que el casco cuente con algún certificado que asegure que cumpla con las normas de seguridad básicas. Si el producto es estadounidense, por ejemplo, debería tener algún sello o emblema del CPSC, órgano encargado de emitir esos certificados.
  • Por otro lado, revisa que el casco sea diseñado para uso en bicicleta. Hay otros tipos de cascos para patinar o practicar algún otro deporte de riesgo que tal vez no ofrezcan la protección necesaria al ciclista en ciernes.

  • El casco siempre deberá tener el broche para sujetar ambos extremos de la correa debajo del mentón con un seguro de plástico.
  • Para saber si el tamaño de casco es el indicado, este deberá fijarse sobre la cabeza de quien lo usa protegiendo desde la frente hasta la nuca. Este no deberá moverse ni quedar flojo, puesto que podría caerse, irse hacia atrás o -en el caso opuesto- llegar a bloquear la visión del ciclista.
  • Hay cascos de cubierta suave y de cubierta dura. Los primeros tienen una textura más lisa al tacto y suelen ser más ligeros al no estar recubiertos de ningún material especial. Los de cubierta dura por lo general tienen una capa de fibra de vidrio o similares, lo que los hace más resistentes pero también más pesados.
  • La mayoría de cascos para niños son del primer tipo, puesto que el peso del casco de cubierta dura podría ser demasiado para sus cuellos, generando lesiones o potenciales accidentes. Es también importante que los más pequeños aprendan a desplazarse con prudencia sobre la bicicleta.
  • Finalmente, si el casco ha aguantado una caída y ha cumplido con su misión (evitar golpes en la cabeza), pues entonces es hora de comprar uno nuevo. Reutilizar un casco seriamente dañado podría no asegurar máxima protección ante una nueva caída.


Anterior
Siguiente »

    Comentarios