Cómo tratar una picadura de abeja en niños

  • hace 1 mes

Las abejas son insectos sociales y colaboradores que viven en las colmenas formando grandes colonias, lo que nos ha proporcionado miel y cera de abeja desde hace miles de años. Sin embargo, cuando se sienten amenazadas, pueden picar y dejar su aguijón en nuestra piel, las cuales pueden producir distintas reacciones que van desde el dolor hasta reacciones alérgicas. Por ello, es importante saber cómo tratar una picadura de abeja, sobre todo, cuando son nuestros hijos los que están más expuestos al jugar en jardines y exteriores.

Picaduras de abeja en niños

En lugares con mucha vegetación o donde existen aguas estancadas es muy normal encontrar colmenas y panales de abejas. Estos insectos suelen tener más actividad en épocas de calor y, sobre todo, al atardecer.

Si en algún momento, las abejas se sienten en peligro o creen que las estamos molestando, como mecanismo de defensa, van a picarnos. Tanto niños como adultos pueden sufrir picaduras de abeja y experimentar diversas reacciones:

  • Reacciones leves: dolor punzante, hinchazón y mancha roja la picadura.
  • Reacciones moderadas: enrojecimiento e hinchazón en la zona de la picadura.
  • Reacciones graves: urticarias, dificultad para respirar, pulso débil, hinchazón de la garganta y lengua, etc.

Es muy importante identificar los síntomas y saber qué hacer cuando a un niño o niña le ha picado una abeja. Tomar las medidas correctas puede minimizar el dolor, el enrojecimiento, la hinchazón y la picazón típicos que la mayoría de las personas sufren después de una picadura. Para quienes sufren una reacción alérgica grave, la respuesta correcta podría salvar su vida.

Para la mayoría de las personas, una picadura no causará más que dolor, hinchazón y enrojecimiento alrededor de la picadura, lo que se conoce como una reacción local. Sin embargo, un porcentaje pequeño de personas son alérgicas a las picaduras de insectos y sufren una reacción mucho más grave y peligrosa, conocida como reacción generalizada. En estos casos, las picaduras pueden causar anafilaxia y ser mortales.

Cómo tratar una picadura de abeja en niños

Cómo saber si mi hijo es alérgico a las picaduras de abeja

Un pequeño que ya haya tenido una respuesta alérgica generalizada en el pasado a una picadura de abeja, muy probablemente tendrá otra si le vuelve a picar. Sin embargo, hay casos en los que personas que nunca han tenido una reacción alérgica tras una picadura sufren una reacción alérgica generalizada tras una nueva picadura.

Los síntomas de que un niño es alérgico a las picaduras de abeja suelen desarrollarse con gran rapidez e incluyen:

  • Sensación de malestar, sensación de hormigueo y mareo
  • Urticaria y escozor generalizados
  • Hinchazón de los labios y de la lengua
  • Inflamación intensa, incluso en zonas donde no se han recibido picaduras
  • Sibilancia (un sonido silbante y chillón durante la respiración)
  • Dificultad para respirar
  • Colapso y pérdida de conciencia

Si un pequeño o pequeña presenta alguno de estos síntomas, es necesario que acuda inmediatamente a emergencias.

Si alguno de nuestros hijos es alérgico a estas picaduras, es importante estar preparados y saber cómo actuar. El médico puede recomendar tener antihistamínicos y un autoinyector de epinefrina siempre a la mano para usarlo ante el primer signo de una reacción alérgica. Este es un dispositivo portátil que se inyecta cuando se presiona contra la piel. Para su uso, no es necesario que sepa cómo administrar una inyección. La epinefrina (adrenalina) es un fármaco que trata las reacciones alérgicas y que puede salvar vidas. 

Cómo tratar una picadura de abeja en niños

La mayoría de los casos de picaduras de abeja en niños no desarrollan reacciones alérgicas generalizadas. Muchas veces, se trata de una reacción local normal que se puede tratar en casa.

Si no hay signos de que tu pequeño esté desarrollando una reacción alérgica generalizada, procura seguir estos 3 pasos:

1. Retira el aguijón con un objeto sin punta

A diferencia de las avispas que tienen un aguijón liso que puede picar muchas veces sin desprenderse del insecto, las abejas dejan su aguijón punzante en donde picaron y luego mueren. 

Tras una picadura de una abeja, debe retirarse el aguijón lo más rápido posible. En muchos casos, la abeja también deja detrás la bolsa de veneno, que sigue bombeando veneno mientras permanezca intacta. Por ello, cuanto antes se retiren la bolsa y el aguijón, antes se detendrá el flujo de toxinas.

Para retirar el aguijón, se debe usar un objeto sin punta, como una tarjeta de crédito o un cuchillo de mantequilla (sin filo), raspando suavemente por la zona afectada. Hay que evitar usar pinzas o cualquier objeto que pudiera pinchar o apretar la bolsa de veneno y empeorar los síntomas.

2. Aplica una compresa fría en la zona afectada

Una vez sacado el aguijón, aplicar una compresa fría en la zona de la picadura puede ayudar a aliviar el dolor. Ojo: no se debe aplicar hielo sobre la piel, esto puede empeorar el cuadro.

En algunos casos, el pediatra puede recomendar darle un antihistamínico al pequeño por vía oral o aplicarlo en crema. Esto puede ayudar a aliviar la picazón y la hinchazón. Recuerda siempre consultar al médico antes de medicar a tus pequeños. 

3. Eleva la zona afectada

Dependiendo de la ubicación de la picadura, elevar la zona también puede reducir la hinchazón. Por ejemplo, si fue en el brazo, mantenerlo levantado. Si fue en la pierna, acostarse y levantar la pierna apoyándola en una almohada. 

Las picaduras de abeja pueden causar una gran hinchazón. De hecho, si la mano es la afectada, la inflamación puede llegar a aumentar el tamaño de esta hasta el doble. Esta hinchazón, junto con la sensación caliente y dolorosa de la zona, puede confundirse con una infección, también conocida como celulitis.

Es poco frecuente que se desarrolle una infección después de una picadura, sobre todo, durante los primeros días. La hinchazón causada por una reacción local puede reducirse al cabo de pocas horas, pero puede tardar unos cuantos días en desaparecer por completo.

Cómo prevenir las picaduras de abeja en niños

A los niños les encanta jugar en el jardín y en áreas abiertas en donde pueden haber flores y, por ende, abejas. No siempre vamos a estar pendientes de todos los insectos que hay en estos lugares, por lo que hay ciertas formas de prevenir que nuestros hijos sufran picaduras de abeja.

Toma nota de las siguientes recomendaciones cuando tus pequeños vayan a estar en exteriores o lugares en donde puede que hayan abejas:

  • Evita vestirlo de colores vivos, colocarle perfumes con fragancia o aerosoles para el pelo. 
  • Recuérdale a tu pequeño que no debe molestar a las abejas que vea en las flores o en el jardín. Si ve abejas, aconséjale a tu pequeño jugar lejos de esa zona. Estos insectos son criaturas sociales. Solo pican a los humanos para proteger sus colmenas. Si no las molestamos, no nos van a molestar.
  • Si una abeja ya está muy cerca, es importante permanecer calmado y moverse lentamente sin aletear los brazos.
  • No tirar piedras u objetos a panales de abejas ni tampoco acercarse demasiado.
  • Mantener la comida tapada hasta que la comamos y no dejar bebidas dulces abiertas.
  • Evitar andar descalzo
  • Sacudir la ropa antes de vestir al niño, para asegurarnos de que no hay insectos en ella.

Si a nuestro hijo o hija nunca le ha picado una abeja, no sabremos si es alérgico o no. Por ello, hay que consultar con el pediatra sobre qué medicamentos (antihistamínicos, por ejemplo) podríamos tener en nuestro bolso cuando llevamos a los niños a parques o lugares en donde es probable que haya abejas. 

Por último, hay que recordar que una reacción local más grave (más dolor o hinchazón más intensa) no es un indicador de un mayor riesgo de reacción generalizada, como tampoco lo es el hecho de recibir múltiples picaduras. Si tu hijo no es alérgico, no va a desarrollar un cuadro grave de picadura. Sin embargo, muchas veces esto no lo sabemos, por lo que siempre hay que saber cómo tratar una picadura de abeja en niños.

Fuente:

www.msdmanuals.com

www.guiainfantil.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios