3 cuentos animados para formar a tus pequeños seguros de sí mismos

  • hace 3 semanas

En los niños, es importante inculcar bases sólidas de autoconfianza y seguridad en sí mismos. Algo que viene de la mano de la sana autoestima que deben tener desde temprana edad.

La autoestima es el conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento hacia nosotros mismos, hacia nuestra manera de ser, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. En niños, esta forma de verse es crucial es su desarrollo, por lo que, como padre o madre, debes ayudarlo a que sea una percepción saludable.

¿Por qué es importante una sana autoestima en los niños?

La autoestima es fundamental para el desarrollo de los pequeños, para que logren una vida exitosa y feliz. Es la capacidad que tiene de quererse y estimarse, lo que es imprescindible para su seguridad, su confianza, para afrontar los fracasos y lograr sus propias metas. La forma en la que actuarán ante la vida dependerá mucho de la seguridad que tengan en sí mismos. 

Los cuentos animados son una excelente herramienta para llegar a los niños y darles lecciones. Por ello, te dejamos 3 cuentos que te ayudarán a enseñarle a tus pequeños a que se valoren más a sí mismos y a que sepan lo importantes que son.

Cuentos animados para formar a tus pequeños seguros de sí mismos

1. El secreto de ser tú mismo.

Este relato infantil cuenta la historia de cómo los padres de Tito y Lucía establecen horarios y algunas condiciones para el uso de Internet de los menores. Lucía, quien es mayor que Tito, desobedece a sus padres al entrar a páginas que no debe y viendo series no aptas para niños. Los padres conversan con Lucía sobre lo acontecido y llegan a una solución.

 

Con este cuento animado, puedes enseñarle a tus hijos la importancia de no ingresar a ciertas páginas de Internet, o de lo contrario, las precauciones que deben tener. Lo mismo con ciertos programas de televisión que no deben ser vistos por niños o que necesiten de la compañía de un adulto. Conversando con tus hijos pueden llegar a un acuerdo y mejorar la confianza entre ustedes.

2. Conóceme, acéptame y valórame.

Este cuento habla de una niña insegura que no rinde en la escuela y que no se relaciona con sus compañeros. Lucía, su amiga, le pregunta qué es lo que le sucede y se entera que tiene problemas en casa y que sus papás la comparan con su hermana mayor. Al enterarse de esto, su profesora se reúne con sus padres para conversar del tema y llegar a solución.

 

Este cuento es importante que también lo vean los padres, ya que muchas veces no se dan cuenta de cómo están tratando a sus hijos. El maltrato lapida el autoestima del pequeño y le quita la seguridad que debería tener el sí mismo. El diálogo entre padres e hijos es muy importante, y esta historia lo demuestra. Cuando hay comunicación, hay confianza. Conversa con tus niños.

3. Si alguien me hace incomodar digo NO.

Aquí se habla de cómo los niños pueden ser víctimas de acoso o tratos no adecuados dentro de la escuela, ya sea por profesores o compañeros. En este caso, es una nueva auxiliar la que trata muy cariñosamente a su alumno Pepe. Los compañeros de Pepe le cuentan a sus padres y profesora sobre los regalos que la auxiliar le da al niño. La madre de Pepe conversa con él y el niño le cuenta los tratos inadecuados que ha tenido la auxiliar, quien fue denunciada y despedida inmediatamente.

Es importante que veas este video con tu pequeño. Estos casos pueden suceder en cualquier lugar, sobre todo en la escuela, donde los niños pasan más tiempo. Muchas veces los pequeños no saben qué un adulto los está acosando o abusando, por lo que es necesario que hables con ellos y les informes los casos.

Recuerda que en todos los casos la comunicación es la clave. Habla con tus hijos sobre las situaciones en las que se puede encontrar y cómo buscar ayuda. Empodéralos y hazles saber que son escuchados y que tienen el derecho de hablar y acusar a quien sea que los haga sentir incómodos, maltratados o inseguros.

De esta forma, tus hijos crecerán seguros de sí mismos y con la confianza de poder hablar de lo que sea que les esté pasando. Dialoga siempre con ellos sin juzgarlos para que sientan que son importantes y que su opinión y sentimientos importan.

Anterior
Siguiente »

    Comentarios