4 hábitos alimenticios para cuidar la salud renal de los niños

  • hace 1 semana

¿Sabías que los riñones sanos filtran alrededor de media taza de sangre por minuto? Estos órganos eliminan los desechos y el exceso de agua en nuestro organismo a través de la orina. Su función es muy importante, los hábitos alimenticios que tengamos en casa son cruciales para mantener los riñones de la familia saludables. ¡Toma nota de estos 5 consejos para cuidar la salud renal de los niños!

4 hábitos alimenticios para cuidar la salud renal de los niños

La importancia de tener una buena salud renal radica en que, sin ella, no podríamos eliminar los desechos y el exceso de líquido de nuestro cuerpo. Los riñones eliminan el ácido que producen nuestras células y mantienen un equilibrio saludable de agua, sales y minerales (como sodio, calcio, fósforo y potasio) en la sangre. Sin este equilibrio, es posible que los nervios, los músculos y otros tejidos de nuestro cuerpo no funcionen normalmente.

Por otro lado, los riñones producen hormonas que nos ayudan a:

  • Controlar la presión arterial
  • Producir glóbulos rojos
  • Mantener nuestros huesos fuertes y saludables

Definitivamente, cuidar la salud de nuestros riñones debe ser una prioridad. ¿Cómo lo hacemos? Manteniendo buenos hábitos alimenticios. Y eso empieza por casa. Inculquemos a nuestros pequeños formas saludables de alimentarse y de cuidar su cuerpo con los siguientes consejos:

1. Más frutas, verduras y cereales de grano entero

Para la salud en general, es muy importante asegurarnos de que nuestros pequeños lleven una alimentación saludable, variada y equilibrada. Agreguemos más frutas, verduras y granos enteros a la dieta de los niñosEsto es crucial para cuidar los riñones y evitar la aparición de otras enfermedades, como diabetes e hipertensión, las cuales favorecen el deterioro renal. La recomendación es de dos porciones de verduras diarias y tres de frutas.

De igual forma, los cereales de grano entero y las legumbres deben incorporarse a la dieta de los niños. Esto les ayuda a disminuir concentraciones de calcio en la orina, previniendo la formación de cálculos.

frutas y verduras

2. Menos consumo de sal

La sal es un mineral importante para el organismo, pero no debemos abusar de su uso en la cocina. También debemos evitar aquellas comidas rápidas o chatarra que tienen mucho sodio agregado, como los embutidos y otros procesados.

Procuremos optar por comida hecha en casa y disminuyamos la sal y el azúcar en las preparaciones (puedes agregar más condimentos naturales, como las especias ideales para niños).

3. No excederse en el consumo de carnes, pescados y huevos

Las proteínas de origen animal, consumidas con moderación, son parte importante de una dieta equilibrada. Sin embargo, si se consumen en exceso, tienden a hacer trabajar más a los riñones, de forma que les cuesta más eliminar sus proteínas.

Probemos reducir la proteína animal del menú semanal a dos veces por semana, y reemplazarla por proteína vegetal. Los siguientes alimentos son buenas opciones:

  • Legumbres y menestras (lentejas, garbanzos, arvejas, frejoles).
  • Cereales, mejor si son integrales (arroz, trigo, centeno, maíz, quinua, kiwicha, avena, trigo). 
  • Frutos secos (nueces, almendras, cashews, avellanas, maní)
  • Semillas (chía, linaza, ajonjolí).

4. Buena hidratación

Dependiendo de la edad del niño, debe ingerir una determinada cantidad de agua. Este líquido es vital para el organismo, particularmente para los riñones, ya que ayuda a que estos órganos puedan funcionar correctamente, favoreciendo la eliminación de residuos y toxinas. 

Es importante que tanto adultos como niños tengamos el hábito de beber agua durante el día.. Para incentivar el consumo de líquido en los pequeños se puede tener siempre a la mano una botella de agua, y también podemos ofrecer a los niños caldos, infusiones y agua frutada (sin azúcar refinada).

Educar a los niños e inculcarles hábitos alimenticios para cuidar la salud renal es lo mejor que podemos hacer para garantizar que sus riñones funcionen correctamente. De todas formas, recuerda siempre llevar a los pequeños a sus controles y consultar con el pediatra ante cualquier síntoma que se presente.

Fuente:

www.niddk.nih.gov

www.elmostrador.cl

Anterior
Siguiente »

    Comentarios