5 especias ideales para condimentar la comida de los niños

  • hace 2 semanas

¿Crees que es arriesgado agregar canela, cúrcuma o ciertas especias a las comidas de tus hijos pequeños? Puede que estemos acostumbrados a ofrecerle a los niños y bebés alimentos poco o nada condimentados y sabores que creemos son fáciles para ellos. Sin embargo, las especias aportan muchísimos beneficios a nuestros pequeños, pero hay que saber elegir las adecuadas. 

En este artículo, te contamos cuáles son los beneficios de agregar especias a las comidas de tus hijos y cuáles son las mejores opciones. 

Por qué incluir especias en la alimentación de los niños

Las especias son sustancias vegetales aromáticas que sirven para darle sabor a las comidas. Estos condimentos:

  • Son ricos en nutrientes y aportan numerosas propiedades para la salud. 
  • Potencian el sabor de la comida.
  • Son naturales.
  • Ayudan a ampliar el paladar de niños y adultos, con lo que es más fácil aceptar y disfrutar de alimentos distintos y nutritivos. 
  • Contribuyen a que nuestra microbiota y la de nuestros hijos sea diversa, sana y abundante.
  • Al usarlos, podemos reducir la cantidad de sal y azúcar que agregamos a las comidas.

Cuando se trata de alimentar a nuestros pequeños, buscamos darles lo mejor. Por ello, es importante que recibamos asesoramiento nutricional por parte de un especialista o pediatra, para asegurarnos de brindarle una buena nutrición a nuestros hijos.

especias-para-condimentar-comida-ninos

5 especias ideales para condimentar la comida de los niños 

Muchas especias son perfectas para darle sabor a la comida de nuestros pequeños. Agregándolas, podemos evitar usar sal y azúcar en exceso. Algunas de ellas son: 

1. Canela

La canela puede usarse en toda clase de preparaciones, dulces y saladas, y tiene muchísimas propiedades. Es antimicrobiana y antiinflamatoria, protege el corazón, ayuda a prevenir la diabetes, promueve el aprendizaje y la cognición, y ayuda a reducir el riesgo de cáncer. Además, ayuda a digerir mucho mejor los alimentos y también es un gran aliado para combatir y frenar las infecciones del sistema genitourinario. 

La recomendación es incluirla en la alimentación de los pequeños después de los 8 o 9 meses de edad, o según lo que indique su pediatra. Recuerda siempre consultar con su médico para evitar cualquier tipo de reacción inesperada.

2. Cúrcuma

La cúrcuma es muy versátil y beneficiosa, pero se recomienda un mínimo de edad para consumirla. Los niños menores de 3 años no deberían consumir este condimento, ya que podría ser difícil de procesar para su cuerpo en desarrollo.  De igual forma, aquellos pequeños (aún siendo mayores de 3 años) que sufren de alguna condición médica, como problemas en la vesícula, no deben consumir cúrcuma.

Sabiendo estas contraindicaciones, hay que mencionar que esta especia tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias y puede beneficiar a los niños y adolescentes que sufren de asma. Además, ayuda a controlar la artritis, apoya el funcionamiento del cerebro, ayuda a prevenir depresión, ansiedad, Alzheimer, cáncer, entre otras condiciones.

3. Paprika

Esta especia tiene un sabor ahumado y a veces dulce que gusta a muchos. La paprika es un analgésico natural. Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, favorece la formación de colágeno, huesos y dientes, además de ayudar a la creación de glóbulos rojos y blancos. Gracias a su vitamina E, es un excelente antioxidante que previene enfermedades, como el cáncer.  

4. Kión

Esta especia se caracteriza por su sabor fuerte y su picor, lo que puede hacernos dudar. Sin embargo, los niños sí pueden consumir kión, pero a partir de los dos años. Antes de esa edad, está contraindicado, ya que su aparato digestivo todavía está en desarrollo y, por lo tanto, pueden tener problemas para tolerar el sabor picante de este condimento. Incluso, puede resultar tóxico. Asimismo, las mujeres embarazadas o en época de lactancia tampoco deben consumir kión, ya que afecta directamente al feto o al lactante. Los pequeños que toman pecho pueden tener problemas digestivos, como acidez y dolor estomacal, y somnolencia.

Dejando estos dos casos de lado, el kión es un alimento seguro y muy beneficioso para los niños (siempre y cuando la consuman en dosis adecuadas y recomendadas por el pediatra). Entre sus propiedades destacan las analgésicas, antipiréticas y sedativas, además de las antiinflamatorias y digestivas. Ayuda a eliminar mucosidades y alivia los dolores e inflamaciones de garganta, e incluso ayuda a prevenir infecciones y sube las defensas.

5. Comino

El comino puede ser de gran ayuda para aquellos pequeños que sufren de gases y flatulencias. A pesar de que tiene un sabor muy característico que puede no agradar a todos, resulta muy práctico incorporarlo en aquellos platos que cuesta digerir, como las coles o las legumbres. Esta especia ayuda a la digestión, favorece el sistema inmune, tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas, es rico en hierro y puede ser beneficiosa para aquellos con problemas de la piel y de salud, como enfermedades respiratorias y anemia.

La comida de los bebés y niños no tiene por qué ser insípida. Podemos condimentar con especias y así evitar usar mucha sal y azúcar. Los aliños naturales ayudan a realzar el sabor natural de los alimentos, de tal manera que puedes usarlos en las comidas de tu bebé y de toda la familia.

Por supuesto, al igual que con los nuevos alimentos, la introducción de condimentos debe realizarse paulatinamente o aplicando la regla de los tres días, para observar posibles reacciones adversas o alergias alimentarias. De esta forma, nos aseguramos de usar estas especias ideales para condimentar la comida de los niños de forma segura.

Fuente:

www.beboon.net

https://www.mskcc.org/cancer-care/integrative-medicine/herbs/turmeric

www.guiainfantil.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios