6 estrategias para prevenir las alergias en los bebés

  • hace 2 semanas

En los últimos años, el número de bebés y niños que padecen alergias e intolerancias ha ido en aumento, siendo la más común la alergia a la proteína de la leche de vaca. Debido a esto, muchos padres se preguntan: ¿cuál es la causa del aumento alergias en los niños? o ¿de qué forma puedo contribuir para que mi hijo tenga menos probabilidad de desarrollarlas? A continuación, te contamos todo lo que debes de saber.

¿Qué es una alergia?

La alergia es una hipersensibilidad del sistema inmunitario. Esto sucede cuando dicho sistema reacciona de forma excesiva frente a sustancias normalmente inofensivas: determinados alimentos, el polen, el polvo, la caspa de los animales; y puede ser un indicio de que el sistema inmunitario está desequilibrado.

Entre el 70-80% de las células del sistema inmunitario se encuentran en el intestino, por lo que es importante tener una flora intestinal (microbiota) equilibrada para reducir el riesgo de alergia.

¿Qué causa las alergias en bebés y lactantes?

Los siguientes factores pueden afectar al desarrollo de la flora intestinal del bebé, lo cual puede producir un desequilibrio en su sistema inmunitario. Este desequilibrio puede ser la causa del desarrollo de la alergia.

  • Factores ambientales: El aumento de la contaminación en ciudades donde el nivel de polución atmosférica es excesivamente alto está produciendo un aumento de las alergias y problemas respiratorios en la población. Las probabilidades de que un niño desarrolle alergias respiratorias, como el asma, pueden ser mucho más altas si se ven expuestos a altas concentraciones de contaminantes en el aire durante un periodo prolongado de tiempo.
  • Nacimiento por cesárea: Al nacer por cesárea, el bebé no se expone a las bacterias beneficiosas de la vagina, las cuales ayudan al desarrollo de la microbiota intestinal y del intestino sano del bebé. Por ello, se considera que la cesárea puede ser un obstáculo a retrasar la maduración del sistema inmunitario del pequeño, lo que les da más probabilidad de desarrollar alergias.
  • Genética: Algunas alergias (como la alergia a frutos secos o a los gatos) tienden a ser hereditarias. Los bebés y niños con antecedentes familiares de alergia tienen más probabilidades de desarrollarla. Si un progenitor padece alergia, la posibilidad de que su bebé desarrolle una alergia es del 20 al 40%; si ambos son alérgicos, entonces aumentará del 40 al 60%.
  • Consumo de antibióticos durante el embarazo: Si la embarazada toma antibióticos durante el embarazo, éstos pueden alterar su flora intestinal y, por ende, la del bebé. Esto puede afectar el desarrollo de su sistema inmune. Los antibióticos también parecen afectar al bebé lactante en caso de que la madre necesite tomarlos.

estrategias para prevenir las alergias en los bebés

6 estrategias para prevenir las alergias en los bebés

Las alergias están aumentando y puede deberse a los estilos de vida de las personas; lo que impacta en su flora intestinal y, en consecuencia, en su sistema inmunitario. Lo que se aconseja es entrenar al sistema inmunitario del bebé para ser más fuerte. Por ello, se recomienda lo siguiente:

  1. Mantener una dieta equilibrada durante el embarazo. La reducción del riesgo de que tu bebé desarrolle alergias empieza antes de su nacimiento y continúa tras el parto. Una dieta saludable, variada y nutritiva puede tener una influencia positiva para el desarrollo de un sistema inmunitario sano.
  2. La leche materna es la mejor. Esta puede reducir la susceptibilidad del bebé a eccemas precoces y a sibilancias, así como reducir las posibilidades de desarrollar alergia a proteína de la leche de vaca. Si no puedes darle de lactar a tu bebé, puedes valorar darle una leche de fórmula con fibras prebióticas y probióticos.  
  3. Introducción de huevos y frutos secos. En lugar de una estricta abstinencia, la exposición temprana y controlada a alérgenos es recomendable para algunos bebés. Consulta con su pediatra para que te ayude a escoger el mejor momento para introducir estos alimentos. 
  4. Permite el contacto con las mascotas. Estar en contacto con alérgenos y microorganismos en el hogar podría ser beneficioso. Así, el bebé puede ir entrenando su sistema inmunitario para reconocer los que son inofensivos (caspa de mascotas y polvo) y los que son dañinos (bacterias patógenas).
  5. No fumes. Según estudios, los bebés expuestos al humo de los cigarrillos muestran mayores posibilidades de desarrollar asma y otras enfermedades respiratorias. 
  6. Prebióticos y probióticos. La nutrición es importante para el desarrollo del sistema inmunitario, por lo que una dieta suplementada con simbióticos (combinación de prebióticos y probióticos) puede tener un efecto positivo sobre el intestino y el sistema inmunitario del bebé.

Estos consejos te serán muy útiles a la hora de prevenir las alergias, pero recuerda que cada bebé es distinto y tienen distintas necesidades. Consulta a su pediatra si tu bebé tiene un caso de alergia en particular.

Fuente:

www.guiainfantil.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios