Cómo cuidar los dientes de leche de tus pequeños

  • hace 1 semana

Tener dientes sanos es indispensable para la salud de tu pequeño. Sus dientes de leche, los que salen a partir de los seis meses de edad, deben recibir cuidados similares a los permanentes. De hecho, los de leche son más sensibles a las caries e infecciones. Por ello, es importante que le enseñes a tu niño a mantener un buen cuidado bucal y, de paso, establecer buenos hábitos dentales a medida que crece.

Cómo cuidar los dientes de leche de tus pequeños

Estas son algunas recomendaciones que debes tener en cuenta para educar a tu hijo en una buena salud bucodental.

1. Lavarse los dientes después de cada comida.

Este es el hábito más importante que debes de inculcar en tu pequeño para que empiece a cuidar sus dientes. Después de cada comida (desayuno, almuerzo y cena), enséñale que debe lavar sus dientes, haciendo especial énfasis en la zona de las encías. Es recomendable que las cepille a modo de masaje para que estas se fortalezcan y para que la limpieza sea más específica.

Al principio le ayudarás tú, pero poco a poco deberá acostumbrarse a hacerlo por sí solo. Recuerda que tú debes dar el ejemplo. Los niños imitan lo que ven, por lo que, si tú también te lavas los dientes después de comer, él verá que es importante cuidar su higiene dental.

2.- Ir al dentista por lo menos una vez al año.

Los dientes de leche en los niños no tienen por qué dar problemas, pero es mejor prevenir yendo al dentista anualmente. De esta forma, el odontólogo podrá hablar con tu hijo, aconsejarlo y recomendarle buenos hábitos. Así, estará acostumbrado a visitar a su dentista e irá perdiendo el miedo.

como cuidar los dientes de leche

4.- No abusar de alimentos o bebidas azucarados.

A los niños les encantan las golosinas, pero debes procurar que su ingesta sea la mínima. En lo posible, sólo en ocasiones especiales o una vez a la semana y bajo tu supervisión.

Lo mismo con las bebidas azucaradas. Es mejor que acostumbres a tu niño a tomar agua, zumos naturales y a comer frutas. El azúcar es un potente adictivo y puede traerle problemas de salud, no sólo en los dientes, sino en general. Una dieta sana es la base de su bienestar.

5.- Habla con tu hijo.

La comunicación es tu mejor herramienta como padre. Conversa con tu pequeño sobre el tema y dile las razones por las cuales es muy importante que cuide sus dientes. Más que darle órdenes, tienes que decirle porqué debe hacer lo que le pides. Es posible que entre en razón y surja de él la idea de no abusar de ciertos alimentos que puedan producir caries.

La mayoría del tiempo, los niños son mucho más conscientes de las cosas de lo que piensan los adultos. Su capacidad de entendimiento puede sorprenderte. Solo dirígete a él como si fuera una persona mayor de lo que es.

Adoptar estos hábitos no tiene por qué ser un reto. Poco a poco lo irás consiguiendo. Recuerda que cuidar sus dientes le evitará problemas futuros y, cuanto más temprano empiece, más fácil le resultará habituarse. Con tu apoyo y ejemplo, lo logrará.

Fuente: https://eresmama.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios