¿Por qué debemos cambiar el cepillo de dientes de los niños tras una infección?

  • hace 2 semanas

Debido a la llegada de la Covid-19, hemos empezado a tomar ciertas medidas de salubridad, como el lavado de manos y el uso de las mascarillas. Sin embargo, los profesionales de la salud recomiendan prestarle atención también a nuestra higiene bucal y al uso que tenemos de nuestro cepillo de dientes, sobre todo, después de haber contraído una infección, como la producida por el coronavirus. Por ello, también es necesario tener en cuenta otras medidas, como cambiar el cepillo de dientes de los niños tras una infección (y por supuesto el de los adultos).

¿Por qué debemos cambiar el cepillo de dientes de los niños tras una infección?

El cepillo de dientes es la ayuda de higiene bucal más común para prevenir las enfermedades dentales y mejorar la salud bucal. Sin embargo, estos pueden contaminarse con microorganismos que tenemos en la boca. Numerosos estudios han demostrado que el uso prolongado del cepillo de dientes facilita la contaminación por diversos microorganismos, por lo que debemos cambiarlo cada cierto tiempo o inmediatamente después de una infección. 

¿Nos podemos contagiar de una infección por medio del cepillo de dientes?

Sí. Si bien el contagio de las enfermedades respiratorias (como la Covid-19) se da por la vía aérea, cuando una persona enferma usa su cepillo de dientes, quedan coleccionadas partículas del virus en él. Esto significa un riesgo potencial de contagio, ya que pueden vivir allí durante días o semanas.

¿Cómo desinfectar el cepillo de dientes?

No está demostrado que pasar el cepillo por agua caliente elimine el virus y tampoco que el lavado intenso con agua al terminar de cepillar barra estas partículas. Por ello, la recomendación es que si un niño (o adulto) se ha contagiado de Covid-19 (o alguna enfermedad infecciosa) y ya se ha recuperado, adquiera un nuevo cepillo dental.

¿Cómo debe ser la higiene bucal de los niños y los adultos durante la Covid-19?

En el caso de que un niño o adulto esté enfermo por el coronavirus, los especialistas recomiendan lo siguiente con respecto a la salud bucal: 

  • No compartir el mismo recipiente donde se colocan los cepillos. Es decir, la persona enferma debe colocar su cepillo en otro recipiente y no en donde están los de las personas sanas. Esto mismo debemos hacerlo con el cepillo de alguien que sospecha que tiene Covid-19.
  • Luego de cepillarse, desinfectar el mango del cepillo con agua y jabón, o con alcohol. 
  • Después del cepillado, guardar el cepillo (lejos de los otros cepillos) y lavarse las manos con agua y jabón. 
  • Al colocar pasta dental en el cepillo, no chocar las cerdas con la pasta, ya que estaríamos contaminándola. Lo ideal es que en enfermo tenga su propia pasta dental.
  • No compartir cepillos de dientes (ni siquiera cuando se está sano). Hay que asegurarnos de poder diferenciar nuestros cepillos, sobre todo, los niños.
  • Enjuagar bien el cepillo después de usarlo y tratar de secarlo con papel desechable. No lo sequemos con una toalla de tela y menos con la que usan los demás.
  • Procurar estar con el pequeño cuando se cepille los dientes. Si lo dejamos solo, puede que no lo haga correctamente o agarre otro cepillo. Recuerda que los padres debemos asistir a nuestros hijos con el cepillado de dientes mínimo hasta los 8 años. Más aún, cuando estamos ante un caso de enfermedad.
  • En el caso de que se use cepillo eléctrico, se recomienda cambiar el cabezal.

¿Por qué debemos cambiar el cepillo de dientes de los niños tras una infección?

¿Cada cuánto hay que cambiar el cepillo dental de los niños?

Si tu pequeño no ha tenido ninguna enfermedad infantil, pero ya lleva mucho tiempo usando el mismo cepillo de dientes, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • El cepillo de dientes se debe cambiar cada 3 o 4 meses. 
  • Si las cerdas del cepillo se ven desgastadas o deterioradas, y aún no han pasado 3 meses, también debemos cambiarlo. Recuerda que los niños, muchas veces, muerden las cerdas, por lo que sus cepillos se desgastan más rápido.
  • Si el niño usa ortodoncia, es probable que el cepillo necesite cambiarse cada 2 meses, ya que el desgaste es más rápido debido a los brackets y a la intensidad que requiere el cepillado en estos casos.

Es muy importante que tomemos en cuenta estas recomendaciones y las compartamos con los demás, para evitar posibles contagios de alguna infección, además de tener una correcta higiene dental. La salud bucal debe ser prioridad y el cepillo de dientes es la herramienta principal. Recuerda que los hábitos simples del día a día nos ayudarán a mantener una boca saludable.

Fuentes:

www.guiainfantil.com

https://gacetadental.com 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios