¿Sabías que los niños también pueden sufrir retención de líquidos sin saberlo?

  • hace 2 semanas

¿Sabías que los niños también pueden sufrir retención de líquidos sin saberlo? Este problema, también llamado edema, puede sucederle a cualquier persona, y los pequeños no son la excepción. Sin embargo, esto puede pasar desapercibido en ellos, ya que puede que no se den cuenta o que no le tomen importancia, hasta que empiezan a aparecer las molestias que pueden afectar su vida diaria. A continuación, te contamos a qué se debe la retención de líquidos en niños y qué podemos hacer para solucionarlo.

¿Sabías que los niños también pueden sufrir retención de líquidos sin saberlo?

Cuando una persona tiene los niveles de líquido en los tejidos sobre los parámetros normales, decimos que sufre de retención de líquidos. Esto puede generar una ganancia de peso irregular y causar que las piernas comiencen a hincharse, causando mucha molestia.

¿Cuáles son los síntomas de la retención de líquidos en los niños?

Los síntomas de este problema en niños son similares (o los mismos) a los de un adulto. Estos son:

  • Al despertar por la mañana, la cara del niño se ve hinchada. 
  • Sus tobillos y pies se ven hinchados, sobre todo, después de haber estado sentado por mucho tiempo.
  • Aumenta de peso sin motivo aparente.
  • Se le ve cansado, con fatiga, malestar general o con pesadez.

¿Por qué los niños retienen líquidos?

Este problema se da cuando nuestro cuerpo no es capaz de procesar todo el líquido que recibe. Algunas de las causas por las que pasa esto en los niños son:

1. Sedentarismo

Esta es la causa más común. Una persona se considera sedentaria cuando no hay ningún tipo de actividad física de manera regular, ni siquiera caminar durante el día. La inactividad no solo puede causar retención de líquidos, también aumenta considerablemente las posibilidades de que el pequeño sufra obesidad infantil, entre otras enfermedades al corazón en un largo plazo.

2. Consumir mucha sal

Al consumir comidas con demasiada sal, es probable que nuestros riñones no puedan procesarla y eliminarla correctamente, lo que genera la retención de líquidos. 

¿Sabías que los niños también pueden sufrir retención de líquidos sin saberlo?

3. Problemas de circulación 

Es muy importante que nos aseguremos de que el pequeño no tenga problemas circulatorios. Más allá de la retención de líquidos, los problemas cardiovasculares, como también se les conoce, están ligados a altos niveles de colesterol y a la diabetes.

¿Cómo solucionar la retención de líquidos en los niños?

Al conocer las causas, ya podemos darnos una idea de lo que debemos hacer para evitar este problema en los pequeños. 

1. Realizar actividad física

Realizar alguna actividad física al menos 30 minutos al día ayudará a tu pequeño a hacer un gran cambio en su estilo de vida y, aún mejor, empezar un hábito de por vida. Anímalo a hacer lo que más le guste: fútbol, vóley, natación, correr, bailar, etc. Lo importante es mantenerse en movimiento para descargar toda la energía que tienen los niños mientras se divierten. El ejercicio trae muchos beneficios a nivel físico y mental.

2. Regular la sal en las comidas

Es necesario limitar la sal en la comida de los niños. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que solo se deben consumir 5 gramos de sal al día. Para darle más sabor a los alimentos, lo mejor es usar diversas especias.

3. Cambiar o mejorar la alimentación

Es importante que los padres inculquemos en nuestros hijos buenos hábitos alimenticios. Su dieta debe basarse en vegetales, además de incluir grasas saludables, carbohidratos complejos y proteínas de calidad. Así, nos aseguramos de que reciba todos los nutrientes esenciales para su optimo desarrollo. Una nutrición adecuada y balanceada lo ayudará a reforzar sus defensas y a mantenerse fuerte. Evitemos la comida chatarra, la procesada y las golosinas. Estas deben consumirse ocasionalmente y con moderación, y no ser parte de la dieta básica de los niños.

Por último, recordemos que lo primero que debemos hacer si sospechamos que nuestro hijo está sufriendo de retención de líquidos es acudir a su pediatra. El especialista le hará los estudios correspondientes para determinar la causa y el mejor tratamiento para el niño, ya que retener líquidos puede ser el síntoma de alguna dolencia que ignoramos.

Fuente:

www.guiainfantil.com

https://medlineplus.gov

Anterior
Siguiente »

    Comentarios