¿Qué es la gripe aviar y cómo prevenirla?

  • hace 1 mes

La gripe aviar afecta principalmente a las aves. Sin embargo, se han dado algunas infecciones en humanos. Los síntomas en las personas son bastante similares a los de una gripe común, y aunque no han sido muchos los casos registrados, esta infección puede ser mortal. A continuación, te contamos todo lo que debes saber de la influenza aviar.

¿Qué es la gripe aviar y cómo prevenirla?

La gripe o influenza aviar ocurre naturalmente en aves acuáticas salvajes y se puede esparcir en aves domésticas (gallinas, pavos, patos y gansos). Se trata de una infección causada por un tipo del virus de la influenza que casi nunca infecta a los humanos. Sin embargo, cuando se contagia a las personas, puede ser mortal.

Se han identificado más de doce tipos de influenza aviar, entre ellos, las dos cepas que han infectado más recientemente a los seres humanos: H5N1 y H7N9. 

¿Cómo se contagia la gripe aviar?

La mayoría de las personas que manifestaron síntomas de influenza aviar habían estado en contacto cercano con aves enfermas. Las aves infectadas transportan el virus en la saliva, la mucosidad y las heces, por lo que el contagio puede ocurrir cuando el virus ingresa a los ojos, nariz o boca de una persona, o si la persona los inhala cuando el virus está en el aire (en gotitas o posiblemente polvo). 

Los mercados al aire libre, donde se venden huevos y aves en condiciones insalubres o de hacinamiento, son caldos de cultivo de infección. Es decir, son lugares en donde es muy probable contraer el virus. Esto puede generar la propagación de la enfermedad a una comunidad más amplia. 

Por otro lado, la carne o huevos mal cocidos de aves infectadas pueden transmitir la influenza aviar. Es seguro consumir carne de ave solo si se cocina muy bien, a una temperatura interna de 165 °F (74 °C). Asimismo, los huevos deben cocinarse hasta que las yemas y las claras estén firmes.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe aviar?

Los síntomas de la gripe aviar pueden comenzar en un plazo de dos a siete días desde la infección, según el tipo. En la mayoría de los casos, los síntomas se asemejan a los de la influenza convencional, como los siguientes:

  • Tos
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Falta de aire

Algunas personas han manifestado haber presentado náuseas, vómitos o diarrea. En otros casos, los afectados solo han sufrido una infección leve en el ojo (conjuntivitis), como único indicio de la enfermedad.

Si presentas síntomas, como fiebre, tos y dolor corporal, y si viajaste recientemente a alguna parte del mundo donde hay casos de gripe aviar, consulta con un médico cuanto antes. En caso hayas visitado recientemente alguna granja o mercado al aire libre, comunícaselo al doctor.

¿Qué es la gripe aviar y cómo prevenirla?

¿La gripe aviar es peligrosa?

Las enfermedades en seres humanos a causa de infecciones por virus de la influenza aviar han variado en gravedad, desde casos asintomáticos o casos leves hasta enfermedades graves que resultaron fatales. Entre las complicaciones que ponen en riesgo la vida están: 

  • Neumonía
  • Conjuntivitis
  • Insuficiencia respiratoria
  • Disfunción renal
  • Problemas de corazón

¿Cómo prevenir la gripe aviar?

Algunas medidas para evitar contraer gripe aviar son las siguientes:

  • Si viajas a lugares donde hay brotes de influenza aviar, evita las zonas rurales, granjas, mercados al aire libre y cualquier contacto con aves domésticas.
  • Lávate las manos con frecuencia, sobre todo, al regresar de la calle.
  • Al cocinar, usa agua caliente y jabonosa para lavar las tablas de cortar, los utensilios y todas las superficies que hayan entrado en contacto con carne de ave cruda. Esto es importante para prevenir las infecciones por contaminación cruzada.
  • Cocina completamente la carne de ave, hasta que sus jugos estén transparentes y hasta que alcance una temperatura interna mínima de 165 °F (74 °C).
  • Evita consumir huevos crudos. Las cáscaras de huevo suelen estar contaminadas con excremento de ave. Procura no consumir comidas que contengan huevos mal cocidos o crudos.
  • La vacunación contra la influenza estacional no previene la infección por los virus de la influenza aviar, pero puede reducir el riesgo de infección por los virus de la influenza humana y aviar al mismo tiempo.

En muy pocos casos, la gripe aviar se ha transmitido de un humano a otro. A menos que los virus comiencen a propagarse con más facilidad entre las personas, las aves infectadas presentan el mayor peligro. Por el momento, lo mejor que podemos hacer es seguir las medidas de prevención.

Fuente:

www.actualidadambiental.pe

www.mayoclinic.org

https://espanol.cdc.gov

Anterior
Siguiente »

    Comentarios