Recetas para niños: refrescos saludables para disfrutar en familia

  • hace 9 meses

El alto contenido de azúcares añadidos y calorías que aportan las bebidas que venden en el mercado pueden causar aumento de peso, obesidad y la diabetes tipo 2 en los niños y adolescentes, quienes suelen consumirlas a diario. Es así que la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes determinó que se ponga en las etiquetas el famoso octógono alto en azúcar. Este se aplica a los productos que exceden el contenido de azúcares añadidos y que al consumirlos frecuentemente tienen consecuencias en nuestra salud, tales como diabetes, hígado graso y resistencia a la insulina.

El objetivo de esta medida es reducir el consumo de estos productos que no son saludables ni para los adultos ni para los niños. Sin embargo, estos refrescos y gaseosas suelen ser muy sabrosos y es todo un reto dejar de consumirlos. Pero, ¿sabías que puedes preparar refrescos ricos y sanos en casa? Lo mejor es que les des a tus pequeños algo que sabes que no les hará daño, sobre todo controlando lo que ingieren. Por esta razón, te dejamos algunas recetas y tips de cómo preparar refrescos saludables para disfrutar en familia.

Refrescos saludables caseros

Lo mejor es que tus hijos y otros miembros de tu familia se acostumbren a beber refrescos caseros en vez de los que venden en las tiendas. Con 3 o 4 ingredientes fáciles de encontrar en los supermercados puedes prepararlos. Así controlarás la cantidad de azúcar que tengan y que consumirán tus hijos. Ojo: al ser caseros y no tener preservantes, estos durarán refrigerados entres 3 y 4 días.

5 tips para hacer tus propios refrescos saludables

  1. Coloca en una jarra agua con gas o sin gas. Puedes añadirle unos cubos de hielo.
  2. También puedes utilizar té o una infusión como base. Pero como es un refresco para los niños, es mejor que elegir una sin teína, como la manzanilla.
  3. La leche o agua de coco y las bebidas vegetales sin azúcar añadido son una opción que aportan más textura.
  4. Agrega a la jarra frutas: rodajas de limón, naranja o lima, o unos frutos rojos (fresas, arándanos y frambuesas). También puedes añadir ramas de canela, rodajas de jengibre, hojas de menta o hierbabuena, o de cualquier otra hierba aromática.
  5. Dale un toque dulce con vainilla, miel, anís o fruta deshidratada sin azúcar.

Así tendrás listos unos ricos refrescos saludables. Para que lo intentes en casa, te dejamos 3 recetas rápidas y deliciosas.

Refresco de manzanilla

Ingredientes:

  • Hierba de manzanilla
  • 1 litro de agua
  • 2 cucharaditas de miel
  • Jugo de 1 limón
  • Jugo de 1 pomelo
  • Hielo

Preparación:

  1. Llevar el agua al fuego y calentar sin dejar que hierva.
  2. Agregar la manzanilla, tapar y dejar reposar durante 10 minutos.
  3. Colar, verter en una jarra e incorporar la miel y el jugo de los cítricos.
  4. Servir en vasos y agregar cubos de hielo.

Agua frutada de piña

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • Piña en rodajas o cubos
  • Ramas de canela

Preparación:

  1. En un jarra, agrega el agua y la piña.
  2. Añade la canela y el hielo al gusto.

Nota: puedes utilizar cualquier fruta para hacer agua frutada: rodajas de fresa y de limón, rodajas de naranja, rodajas de limón y de pepino, etc.

Refrescos saludables para disfrutar en familia

Refresco de naranja y romero

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • 4 naranjas
  • Ramas de romero

Preparación:

  1. Exprime la naranja y mézclala con el agua.
  2. Añade el romero y déjalo en la nevera como mínimo unas 2 horas para que coja sabor.

Con estas recetas que tus pequeños amarán los ayudarás a mantenerse saludables y con buenos hábitos alimenticios. Sustituye los refrescos y bebidas comerciales por los caseros y verás que tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán.

Fuente:

https://eresmama.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios