Bebés y niños: ¿Cómo saber si mi hijo es alérgico a un alimento?

  • hace 2 semanas

Si bien hay algunas técnicas para saber si un niño o bebé es alérgico a un alimento, puede suceder que nos sorprendamos con alguna reacción alérgica durante su infancia. Lo importante en estos casos es saber detectarla, saber qué hacer y saber a quién acudir. Para que estés preparado ante este tipo de situaciones, te contamos cómo saber si tu hijo es alérgico a un alimento, qué alergias son las más comunes y que síntomas se pueden presentar.

Bebés y niños: ¿Cómo saber si mi hijo es alérgico a un alimento?

Cuando nuestros hijos empiezan la alimentación complementaria a partir de los 6 meses, muchos padres pueden preguntarse si su pequeño es alérgico a algún alimento. Para darnos cuenta de esto, tenemos que prestar atención a la hora de introducir los alimentos a su dieta y notar si se presentan algunos síntomas, como:

  • Ronchas
  • Urticarias
  • Hinchazón
  • Reacciones anafilácticas, debido a la reacción alérgica tipo anticuerpo IgE
  • Diarrea con moco o sangre. Esto es muy común en bebes que están en sus primeros meses de vida, debido al tipo de reacción sin anticuerpo IgE
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Picor en los labios, boca o garganta
  • Dificultades para comer, problemas para deglutir (pasar la comida) así como en el crecimiento, debido a un tipo de reacción alérgica mixta

Si notas cualquier de estos síntomas luego de que tu pequeño haya consumido algún alimento, por más mínima que haya sido la cantidad, debes actuar rápido.

¿Cuáles son las alergias a los alimentos más comunes en bebés y niños?

Si bien tu hijo puede ser alérgico a cualquier tipo de alimento, existen algunos que suelen ser más comunes. Estos puedes ser:

¿Qué hacer si mi hijo es alérgico a un alimento?

Cuando nuestros hijos cumples los 6 meses de edad, es hora de empezar con la alimentación complementaria. Poco a poco le vamos dando a probar purés de verduras, compotas de fruta, algunos líquidos, y otras comidas suaves. El pediatra de tu pequeño es el encargado de orientarte en esta etapa, con el fin de darle a tu bebé aquello para lo que su estómago ya está preparado y también para poder detectar si se produce algún tipo de reacción alérgica.

Por lo tanto, cuando vayas a introducir un alimento nuevo (sobre todo los que suelen producir alergias de forma más frecuente) en la dieta de tu hijo, para saber si se da una reacción alérgica por anticuerpos, observa si a las dos horas después de haber tomado dicho alimento aparecen ronchas, tos, dificultad para respirar o hinchazón en ciertas zonas como la lengua o los párpados.

La combinación de todos estos síntomas es lo que se conoce como la anafilaxia, potencialmente peligrosa y súbita. En este caso, debes acudir al médico de inmediato. No es lo más común y tampoco se suele dar con alimentos comunes, pero puede suceder y hay que estar atentos.

En el caso de las alergias que no son causadas por anticuerpos, puede suceder que tu pequeño, horas después (o al día siguiente) de que haya comido el alimento, presente diarrea, heces más pastosas o con moco. Este es un claro síntoma de que a tu hijo le ha caído mal esa comida. Por otro lado, a la larga, nos fijaremos si existe una ganancia de peso deficiente, es decir, el niño no gana peso como debería.

¿Cómo curar las alergias alimentarias en los niños?

La alergia en sí no tiene un antídoto, pero puede suceder que:

  • Cuando se trata de una alergia por anticuerpos, se puede llegar a curar espontáneamente a los 7 u 8 años de edad, aunque no es muy probable.
  • En el caso de que se trate de una alergia sin anticuerpos, la que produce diarrea, mocos o sangres después de haber consumido el alimento, tiende a curarse también espontáneamente en los primeros meses de vida hasta el año de edad, o a los dos o tres años de edad y dependiendo del tipo de alergia.

La buena noticias es que existen tratamientos de tolerancia activa donde el alergólogo puede tomar la decisión de inducir esa tolerancia más rápidamente para que el paciente no sufra tantos años la alergia. Esto debes consultarlo con el especialista.

Además, no podemos olvidar que las alergias alimentarias pueden aparecer en cualquier momento de la vida. Por ejemplo, un niño que antes no tenía alergia al huevo, puede tenerla ahora. Esto puede ser por su predisposición genética, es decir, el niño tiene un gen que dice que en algún momento de su vida va a tener una alergia. En estos casos también, hay que consultar con el alergólogo para que nos indique los pasos a seguir.

Recuerda que, cuando hablamos de alergias a los alimentos, no es necesario que la persona alérgica consuma mucho del alimento para presentar una reacción grave. Una gota de leche de vaca puede ocasionar síntomas fuertes en una persona alérgica. No se conocen las causas exactas de este tipo de patologías, por lo que es mejor introducir los alimentos poco a poco, en pequeñas dosis, y observar si el pequeño tiene alguna reacción sintomática. Recuerda que puedes aplicar la regla de los 3 días para detectar si tu hijo es alérgico a un alimento.

Fuente: 

www.guiainfantil.com

www.bebesymas.com

Anterior

    Comentarios