9 pasos a seguir ante un accidente de tránsito con niños a bordo

  • hace 1 mes

¿Sabías que los niños tienen más probabilidad de sufrir lesiones severas en un accidente de tránsito cuando no están debidamente sujetos? Los accidentes automovilísticos pueden suceder en cualquier momento, y nuestros hijos deben estar siempre bien protegidos al viajar en auto.

No obstante, aún cuando los pequeños están con toda la seguridad posible dentro del carro, un accidente puede ocasionar ciertas lesiones, que pueden ser leves o más importantes. Por ello, es vital saber qué hacer en estos casos y actuar de forma adecuada para socorrer a bebés y niños. Para ello, te dejamos estos 9 pasos a seguir ante un accidente de tránsito con pequeños a bordo.

niña con cinturón de seguridad

9 pasos a seguir ante un accidente de tránsito con niños a bordo

Saber aplicar los primeros auxilios y socorrer a alguien que necesita asistencia o ayuda es algo que todos debemos ser capaces de hacer y, cuando somos padres o lidiamos con niños a diario, es aún más importante tener estos conocimientos.

Cuando se trata de un accidente automovilístico, tanto si estamos implicados en él como si únicamente somos testigos del mismo, tener la capacidad de ayudar a los afectados puede salvar vidas. Por ello, la Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil (AESVi) publicó una serie de consejos sobre cómo actuar en caso de sufrir o presenciar un accidente de tráfico con niños involucrados. ¡Toma nota!

1. Proteger, avisar y socorrer

Esto es lo primero que debemos hacer: proteger la zona del siniestro para evitar más accidentes, llamar a los servicios de emergencia y socorrer a las posibles víctimas. Esto lo podemos hacer usando un chaleco reflectante (que debemos tener siempre en el carro) y colocando el triángulo reflectante de emergencia a una distancia prudente para avisar a otros conductores que ha ocurrido un accidente más adelante. 

2. Estacionar el auto en un lugar seguro

Ya sea que nuestro auto haya sido uno de los accidentados o si estamos cerca de un accidente automovilístico, debemos estacionar en un lugar seguro, a un lado del camino, por ejemplo. Esto ayudará a prevenir que ocurra otro accidente. Además, debemos encender las luces de emergencia para alertar a otros conductores. 

3. Mantener la calma

En cualquier situación de emergencia, lo mejor que podemos hacer es mantener la calma. Es difícil, sobre todo, si nuestros hijos están implicados, pero manejar la situación con calma nos ayuda a resolver con sensatez. Es normal estar conmocionados, preocupados y no saber qué hacer. Por eso, los expertos en seguridad vial piden que se guarde la calma hasta que llegue la ayuda. De lo contrario, podríamos hacer algo que empeore la situación y perjudique a las víctimas.

4. No mover al niño

Es probable que nuestro instinto ante el peligro nos haga cargar a nuestro hijo, sacarlo del auto o moverlo de donde está inmediatamente, pero es importante que no lo hagamos. Hacerlo podría empeorar el estado del niño o incluso ocasionar más lesiones.

Las lesiones más frecuentes en los accidentes de auto se dan en la columna cervical, por lo que proteger el cuello y evitar que se mueva es crucial a hora de socorrer a las víctimas. Por esta razón, cuando llega la asistencia médica, lo primero que hacen es inmovilizar el eje de la cabeza, cuello y tronco, además de limitar el movimiento cervical y de la zona de axilas y pélvica, con el fin de reducir el riesgo de nuevas lesiones.

5. Intentar parar la hemorragia, si la hubiera

Si notamos que el pequeño tiene una herida que está sangrando, debemos tapar la herida y presionar con la mano hasta que llegue la asistencia médica. Por supuesto, sin mover al pequeño.

6. Abrigar al niño

Así no haga frío, hay que cubrir ligeramente al pequeño con ropa o mantas para mantenerlo en calor, pero evitando sobrecalentar la piel o hacerle sudar. No le colocamos la prenda, solo la ponemos encima de su cuerpo, en la posición en la que esté el niño.

7. No dar comida ni bebida

No debemos darle nada al niño, ni comida ni bebida ni medicinas, hasta que llegue la asistencia médica. De lo contrario, incrementa la posibilidad de que el pequeño vomite o pierda la conciencia

8. Estar siempre al lado del niño

Hasta que lleguen los servicios de emergencia, debemos permanecer al lado del pequeño y tratar de tranquilizarlo. Usemos palabras suaves y un tono de voz calmado para decirle que la ayuda está en camino y que todo estará bien.

9. Cambiar de butaca infantil

Por último, los expertos en seguridad vial sostienen que, luego de sufrir un accidente automovilístico severo, es necesario cambiar la butaca de niños en la que viajaba el pequeño, o buscar la forma de que un especialista evalúe los posibles daños internos que se hubieran producido y que no se vean a simple vista. De esta forma, nos aseguramos de que la silla siga siendo segura.

Saber qué hacer ante un accidente de tránsito con bebés y niños a bordo es vital si viajamos con nuestros hijos pequeños en auto. Conocer las formas de asistencia vital básicas nos da la capacidad para actuar en una situación de emergencia hasta que llegue el personal de salud.  Nunca está de más estar preparados. Por el contrario, puede ser de mucha ayuda.

Fuente:

www.bebesymas.com

www.stanfordchildrens.org

Anterior

    Comentarios