Beneficios de la música para niños con autismo y los mejores instrumentos para ellos

  • hace 1 mes

Los pequeños con trastorno del espectro autista (TEA) suelen comportarse y comunicarse de forma distinta a otros niños. Por ello, interactúan y aprenden de maneras distintas a la mayoría de las personas. Para estos pequeños, la capacidad de tocar un instrumento y hacer música puede ser una experiencia profundamente positiva e impactante. De hecho, la musicoterapia es una herramienta que les aporta muchísimos beneficios. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Beneficios de la música para niños con autismo y los mejores instrumentos para ellos

La musicoterapia o terapia musical puede incluir crear música con instrumentos de todo tipo, cantar, moverse con la música o simplemente escucharla. Con frecuencia, se utiliza en el tratamiento de trastornos psicológicos infantiles, especialmente, en casos de niños con trastorno del espectro autista. Esto debido a que, por medio de la música, se logra establecer una nueva forma de interrelación entre el paciente y el terapeuta. 

Además, los niños autistas han mostrado una preferencia, una predisposición y una capacidad de respuesta mayor a los distintos estímulos sonoros, cuando éstos son musicales. De hecho, se ha demostrado que estos pequeños muestran conductas musicales, tales como:

  • Repetición de fragmentos de canciones escuchadas.
  • Reproducción de ritmo espontáneo.
  • Atracción por ciertos sonidos, timbres o fuentes sonoras.
  • Realización de movimientos espontáneos ante cierto tipo de música.

Es muy probable que un pequeño con trastorno del espectro autista disfrute de aprender a tocar instrumentos musicales. Es cuestión de ir probando cuál es el que más le gusta y gozar de los beneficios.

Beneficios de aprender a tocar instrumentos musicales

Tocar instrumentos musicales es positivo para todos, pero es especialmente beneficioso para los pequeños con autismo, ya que:

  • Ayuda a relajarse.
  • Mejora la coordinación.
  • Mejora las habilidades motoras finas.
  • Ayuda a desarrollar y afianzar la motricidad gruesa.
  • Fomenta la creatividad.
  • Sirve como desfogue emocional: es una forma de expresión de las emociones, de comunicación y movimiento.
  • Ayuda en el proceso de conexión con el mundo exterior.
  • Estimula el diálogo rítmico del niño con su entorno.
  • Favorece conductas de autodeterminación.
  • Ayuda a mejorar las relaciones sociales.
  • Promueve el desarrollo neuromotor mediante juegos funcionales.
  • Estimula de manera general y según la problemática particular aspectos del desarrollo del pequeño. Por ejemplo, la comunicación, las destrezas para establecer relaciones sociales o el lenguaje expresivo y receptivo.
  • Ayuda a desarrollar la agudeza de los sentidos: háptico-visual-auditivo-gustativo-olfativo.

niño tocando el xilofono

Los 5 mejores instrumentos musicales para niños con autismo

Hay ciertos instrumentos que son ideales para los niños autistas y que les ayudan de distintas formas. Entre ellos están los siguientes:

1. Ukulele

Un aspecto positivo de este instrumento es que es simple y no se tiene que hacer mucho para que suene bien. Además, su tamaño lo hace perfecto para manos pequeñas y es fácil de transportar, lo que significa que se puede llevar a donde sea que se quiera tocar.

2. Xilófono

Este instrumento estimula el sentido rítmico y favorece los movimientos rápidos, ya que tocarlo requiere agilidad y destreza. Además, es excelente para estimular la coordinación óculo-manual al tener que ver la tecla que va a golpear y llevar su mano a ella. Tocar el xilófono también favorece la capacidad de concentración y relajación.

3. Trompeta

Tocar un instrumento de viento, como la trompeta, el trombón o la tuba, ayuda a trabajar la respiración, a mejorar la postura corporal, la concentración, entre muchos otros beneficios.

4. Flauta

Este es otro instrumento de viento que los niños con autismo pueden disfrutar mucho. Aprender a tocar flauta (de cualquier tipo) ayuda a mantener un control adecuado de la respiración. Además, su tamaño fácil de manera lo hace ideal para niños pequeños y para llevarlo a cualquier parte. ¡Y son geniales para tocar el grupo!

5. Batería

La batería es un conjunto de instrumentos musicales de percusión, que deben ser golpeados para tocarlos. Justamente, dar golpes es natural para los niños, quienes usan sus manos para golpear y tocar superficies. Tocar la batería o cualquier instrumento de percusión, ayuda a los pequeños con la coordinación mano-ojo, las habilidades motoras finas y el control muscular.

Este tipo de instrumentos son ideales para aquellos que les sobra mucha energía al final del día. El movimiento físico y la experiencia de golpear un tambor con las manos, sin importar qué tan bien suena, les ayuda muchísimo a desahogarse.

Aprender a tocar música desde la infancia ayuda a los niños con autismo a desarrollar su cerebro y sus habilidades cognitivas. A medida que comienzan a familiarizarse con el ritmo y los diferentes sonidos que se producen al tocar los instrumentos, irán ganando confianza y empezarán a disfrutar de los muchos beneficios que la musicoterapia tiene para ellos.

Fuente:

www.cdc.gov

www.laboratoriosonoro.es

www.isep.es

https://juguetutto.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios