¿Cuál es la diferencia entre el TDAH y la discapacidad intelectual?

  • hace 7 meses

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y la discapacidad intelectual pueden ser confundidos debido a algunos síntomas, pero no son lo mismo. Es importante conocer la diferencia para saber ayudar a los niños y niñas con estas condiciones.

¿Qué es el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una afección crónica que afecta a millones de niños y a menudo continúa en la edad adulta. Incluye una combinación de problemas persistentes, tales como dificultad para mantener la atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo.

Los niños con TDAH también pueden tener dificultades con la baja autoestima, las relaciones problemáticas y el bajo rendimiento escolar. Los síntomas pueden disminuir con la edad y se pueden aprender estrategias para manejarlos.

El diagnóstico y tratamiento tempranos pueden hacer una gran diferencia en el resultado. El tratamiento comúnmente involucra medicamentos e intervenciones conductuales. Si bien este no cura el TDAH, puede ayudar mucho con los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de TDAH?

La característica más notable es la falta de atención y el comportamiento hiperactivo-impulsivo. Los síntomas del TDAH comienzan antes de los 12 años de edad y, en algunos niños, se notan a partir de los 3 años de edad.

Los síntomas del TDAH pueden ser leves, moderados o graves, y pueden continuar hasta la edad adulta. Este trastorno ocurre con más frecuencia en los hombres que en las mujeres, y los comportamientos pueden ser diferentes en los niños y las niñas. Por ejemplo, los niños pueden ser más hiperactivos y las niñas pueden tender a ser menos atentas.

Existen tres subtipos de TDAH:

  • Falta de atención predominante. La mayoría de los síntomas corresponden a la falta de atención.
  • Conducta hiperactiva/impulsiva predominante. La mayoría de los síntomas son la hiperactividad e impulsividad.
  • Combinado. Esta es una mezcla de síntomas de falta de atención y síntomas de hiperactividad/impulsividad.

Un niño o niña que que demuestra falta de atención suele presentar las siguientes características:

  • No es capaz de prestar atención minuciosa a los detalles o comete errores por descuido en sus deberes del colegio.
  • Le cuesta permanecer concentrado en tareas o juegos.
  • Parece no escuchar, incluso cuando se le habla directamente.
  • Tiene dificultades para seguir instrucciones y no logra terminar las tareas del colegio.
  • Tiene problemas para organizar tareas y actividades.
  • Evita o le disgustan las actividades que requieren un esfuerzo mental de concentración, como sus tareas del colegio.
  • Pierde los útiles que necesita para sus tareas o actividades.
  • Se distrae fácilmente.
  • Se olvida de hacer algunas actividades diarias, como las tareas del hogar.

Muchas de estas características pueden hacer que se confunda el TDA (sin hiperactividad) o TDAH con algún tipo de discapacidad intelectual, pero no es lo mismo.

¿Cuál es la diferencia entre el TDAH y la discapacidad intelectual?

¿Qué es la discapacidad intelectual?

La discapacidad intelectual es un término utilizado cuando una persona no tiene la capacidad de aprender a niveles esperados y manejarse con normalidad en la vida cotidiana. En los niños, los niveles de discapacidad intelectual varían ampliamente, desde problemas muy leves hasta problemas muy graves.

Los pequeños con discapacidad intelectual puede que tengan dificultad para comunicar a otros lo que quieren o necesitan, así como para valerse por sí mismos. Por ello, podría ser que el niño o niña aprenda y se desarrolle de una forma más lenta que otros pequeños de la misma edad. Podrían necesitar más tiempo para aprender a hablar, caminar, vestirse o comer sin ayuda y también podrían tener problemas de aprendizaje en el colegio.

La discapacidad intelectual puede ser la consecuencia de un problema que comienza antes de que el niño o niña nazca hasta que llega a los 18 años de edad. No siempre se conoce la causa, pero puede ser por una lesión, enfermedad o un problema en el cerebro. 

Algunas de las causas más frecuentes de la discapacidad intelectual son:

  • Síndrome de Down
  • Síndrome alcohólico fetal
  • Síndrome X frágil
  • Afecciones genéticas
  • Defectos congénitos
  • Infecciones

Estas ocurren antes del nacimiento, pero otras causas ocurren durante el parto o poco después del nacimiento. En otros casos, las causas de la discapacidad intelectual no se presentan sino hasta cuando el niño es mayor, tales como lesiones graves de la cabeza, accidentes cerebrovasculares o ciertas infecciones.

¿Cuál es la diferencia entre el TDAH y la discapacidad intelectual?

Un niño con TDAH puede confundirse con un niño con discapacidad intelectual, en especial aquellos que son inatentos, no presentan hiperactividad o impulsividad y tienen un tiempo de procesamiento y aprendizaje lento. En todos los casos, el TDAH se acompaña con un rendimiento escolar muy por debajo de sus habilidades cognitivas, pero no es un problema de habilidad cognitiva, sino de demostrar su conocimiento. 

Un niño o niña con TDAH puede presentar buenas habilidades funcionales en actividades que no requieran mucha concentración y en su autonomía, razonamiento abstracto, cognición social y empatía. Por el contrario, aquel o aquella con discapacidad intelectual presentará un retraso evolutivo en todo su desarrollo, de manera global, no solo en el aprendizaje.

En los casos en que se crea que un niño con TDAH pueda tener algún tipo de discapacidad intelectual (tiene severos problemas de aprendizaje, retraso en la aparición de lenguaje, hitos motores y de control de esfínteres), es necesario realizar pruebas de evaluación de la capacidad intelectual.

Si bien el TDAH puede presentarse en adolescentes con discapacidad intelectual, esta asociación ha sido muy poco estudiada. De hecho, se han excluido aquellos niños y adolescentes con CI (coeficiente intelectual) menor de 80 de prácticamente todos los estudios del TDAH.

Lo que debemos tener claro es que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad no es lo mismo que la discapacidad intelectual. El TDAH no es una discapacidad de aprendizaje, aunque puede afectar el aprendizaje. Por ello, existen instituciones educativas especiales para niños y niñas con estas condiciones. Si crees que tu pequeño o pequeña tiene discapacidad intelectual o TDAH, lo mejor será acudir a un especialista para su diagnóstico. 

Fuente:

www.mayoclinic.org

www.adolescenciasema.org

www.cdc.gov

Anterior
Siguiente »

    Comentarios