7 hábitos de higiene personal que debes enseñarles a tus hijos

  • hace 1 mes

Una de las cosas que debemos enseñarles a los niños y niñas es a asearse correctamente. La higiene es fundamental para su salud y bienestar, por lo que es necesario que, tanto en casa como en el colegio, los pequeños conozcan las formas en las que deben hacerlo y el porqué es tan importante. Por ello, te dejamos 7 hábitos de higiene personal que debes enseñarles a tus hijos para que se mantengan saludables. 

7 hábitos de higiene personal que debes enseñarles a tus hijos

No existe el momento ideal para tener una conversación sobre el aseo personal con los niños. Se trata de una serie de costumbres que se construyen en el día a día, en la cotidianidad. Eso sí, el ejemplo de los padres será clave.

Los expertos en pediatría recomiendan algunos hábitos saludables que pueden ayudarnos a inculcar la buena higiene personal a los niños desde pequeños. ¡Toma nota!

1. Tener sus propios útiles de aseo personal

El primer paso para inculcar la buena higiene personal a los niños es dándoles las herramientas para asearse. Desde que son muy pequeños, nuestros hijos deben tener su propio cepillo y pasta de dientes, peine, jabón y toallas, y sentirse responsables de ellos.

Además de los útiles de aseo que tiene en casa, es importante tener otro kit o bolsa de aseo para que lo lleve al colegio. Este debe contener jabón o gel desinfectante, un cepillo y pasta de dientes (sobre todo, si come en el colegio), una toalla de manos.

2. Lavarse las manos y las uñas

Los niños tocan todo y las manos son uno de los vehículos más importantes de transmisión de gérmenes que pueden causar infecciones, por lo que debemos enseñarles el hábito de lavarse las manos correctamente (con agua y jabón) y con frecuencia. 

Esto debe hacerse, sobre todo, antes de manipular alimentos y comer, después de tocar animales, antes y después de ir al baño y, por supuesto, cada vez que estén sucias. Para las uñas, puede usar un cepillo especial para niños, que tienen las cerdas más suaves.

3. Tomar una ducha o baño todos los días

La hora del baño puede ser algo muy divertido para los niños. Si son muy pequeños, podemos ayudarlos con el champú y el jabón, mientras les explicamos qué es lo que estamos haciendo. A medida que van creciendo, hay que enseñarles cómo lavarse bien cada parte de su cuerpo para que vayan adquiriendo autonomía.

El baño puede ser a cualquier hora, pero siempre es mejor tener una rutina, por lo que es preferible que el baño sea por la noche y a la misma hora, antes de la cena.

Recuérdale que debe secarse bien con la toalla, sobre todo, en los pliegues de la piel (cuello, axilas, ingle) y en los pies, para evitar la aparición de sarpullidos u hongos.

4. Limpiarse bien las orejas

A la hora de secarse, hay que repasar bien las orejas con una toalla, por detrás y entre los pliegues. No se recomienda usar hisopos y menos dejar que los niños los utilicen solos. Se suele pensar que los hisopos limpian los oídos. Sin embargo, especialistas en salud han tratado de advertir que esta no es su funcionalidad y que, de hecho, pueden dañar los canales auditivos.

7 hábitos de higiene personal que debes enseñarles a tus hijos

5. Cortarse las uñas

Un consejo de los expertos es que los niños mantengan las uñas cortas, ya que cuando están largas, hay más espacio para la acumulación de bacterias. Y ya sabemos que las manos van con frecuencia a los ojos y a la boca. Además, así evitaremos que se las quieran morder o que arañen a otros o a sí mismos sin querer.

Cuando son pequeños, lógicamente, los adultos deben encargarse de cortar las uñas de sus hijos. Mientras lo hacemos, podemos explicarles porqué es importante.

6. Cepillarse los dientes después de comer

La buena higiene bucal es fundamental para la salud. Cepillarse los dientes después de cada comida es un hábito que los niños han de aprender desde edades tempranas para prevenir caries, mal aliento y posibles enfermedades. Empezar con la limpieza dental de los bebés puede llegar a ser un reto, pero con las herramientas y técnicas adecuadas, puede volverse algo sencillo y rápido. Ya sobre los 18 meses, se les debe ir enseñando solo con el cepillo para que vayan acostumbrándose. A partir de los 3 años, pueden utilizar pasta de dientes especial para niños. El uso de hilo dental también es importante.

Hay que estar pendientes de que no se olviden de cepillarse los dientes y supervisar que lo hagan correctamente. El cepillado antes de dormir es el más importante, ya que es por la noche cuando la proliferación de bacterias es más activa.

7. Limpiarse bien después de ir al baño

Cuando los niños empiezan a ir al baño solos, deben aprender a limpiarse bien, que es de adelante hacia atrás, sobre todo, en el caso de las niñas, para no arrastrar restos de heces a la vagina. Esto es muy importante para evitar posibles infecciones. 

Después de defecar, deben limpiarse a fondo, utilizando papel higiénico suficiente de forma que no quede sucio. Podemos decirles que estará bien limpio cuando el último trozo de papel que use salga limpio.

Después de utilizar el inodoro, tienen que jalar de la cadena y comprobar que haya quedado limpio. Por último, hay que recalcar que inmediatamente deben lavarse las manos con agua y jabón.

Los hábitos de higiene personal en niños son muy importantes para que se mantengan saludables. Recuerda que, mientras más pequeños sean conscientes de estas buenas costumbres, será más probable que sigan haciéndolo de adultos. 

Fuente:

https://saposyprincesas.elmundo.es

Anterior
Siguiente »

    Comentarios