Preparemos a nuestros pequeños en caso de desastres naturales en el colegio

  • hace 8 meses

Los desastres naturales pueden ocurrir en cualquier momento. En Perú, los más comunes son los huaicos, aluviones, deslizamientos y derrumbes. Sin embargo, al encontrarnos en una zona geográfica con gran actividad sísmica, los terremotos también pueden suceder sin previo aviso. Es muy importante que sepamos actuar ante estos fenómenos y preparar a los niños en caso de que ocurra algún desastre natural mientras están en el colegio.

Preparemos a nuestros pequeños en caso de desastres naturales en el colegio

Una niña o niño informado y preparado afrontará mejor un desastre natural que uno que no sabe lo que puede suceder ni cómo protegerse. Es necesario brindarles a los pequeños información básica para ayudarlos a entender estos fenómenos y cómo protegerse, pero sin proporcionarles detalles innecesarios que puedan alarmarlos.

El tipo de información y la forma en la que la explicaremos no será la misma para un niño pequeño que para un niño más grande, por lo que debemos tener en cuenta la edad de los estudiantes. A los niños y niñas muy pequeños se recomienda dar explicaciones concretas de lo que puede pasar (o ya pasó) y cómo eso les puede afectar.

Por ejemplo, si ocurre un huaico cerca a su colegio y por seguridad se han cancelado las clases, hay que explicarles cómo sucede este fenómeno natural y por qué es mejor evitar las zonas afectadas. Hay que recordarles que toda medida es por su seguridad y la de los demás, y que hay muchas personas trabajando para ayudarnos.

De todas formas, e independientemente de la edad, es importante preguntarles a los niños y niñas qué es lo que saben y qué preguntas tienen. Así, podemos utilizar esa información como una guía para la conversación. Lo que sí debemos recalcar es la importancia de estar preparados ante los desastres naturales y el procedimiento en caso vuelvan a ocurrir.

Por otro lado, hay que evitar que los pequeños tengan acceso a los medios de comunicación, ya que pueden mostrarse imágenes crudas del suceso y generar más temor y dudas en ellos. En todo caso, podemos buscar en Internet información o imágenes más adecuadas para resolver sus dudas. Muchas veces, sus miedos se deben a la información incompleta o porque malinterpretan lo que les dijeron. Aclarar sus dudas ayudará a tranquilizarlos.

Cómo ayudar a los niños a enfrentar situaciones difíciles

Los desastres o crisis también afectan emocionalmente a los niños y los adultos debemos validar sus sentimientos. Para ello, debemos tener en cuenta que los pequeños aprenden de sus mayores a cómo enfrentar estas situaciones eficazmente, por lo que debemos dar el ejemplo, mantener la calma y ayudarles a manejar sus emociones.

Después de un evento difícil, podemos ayudar a los niños de la siguiente manera:

  • Dejemos que expresen su pesar por los cambios que puedan darse a raíz del desastre natural (puede que tengan que separarse de sus compañeros un tiempo o cambiar de colegio). 
  • Hagámosles saber que está bien sentirse molestos por lo que sucedió, pero que no debemos dejar que esa molestia afecte nuestra paz. También es válido sentir miedo o temor, pero no debemos dejar que eso nos paralice. Todos los sentimientos que puedan surgir son válidos, solo es cuestión de saber manejarlos y ser capaces de adaptarnos a las situaciones adversas con resultados positivos. Eso es resiliencia. 
  • Si se sienten abrumados o sin esperanza, deben saber que siempre pueden contar con nosotros para desahogarse o buscar ayuda. En algunos casos, el apoyo de un profesional de la salud mental puede ser necesario.

Recuerda que siempre puedes consultar a un especialista sobre la información para ayudar a los niños a entender los desastres naturales y, sobre todo, a sobrellevar las pérdidas o situaciones difíciles. Si te preocupa el comportamiento de tu hijo o hija y crees que necesita ayuda, acudan a un profesional de la salud mental.

Fuente:

www.healthychildren.org

 

Anterior
Siguiente »

    Comentarios