Niños y niñas deportistas: La importancia de valorar su cuerpo y aprender a prevenir lesiones

  • hace 9 meses

Hacer deporte, el que sea, siempre va a ser positivo para los niños y niñas, tanto a nivel físico como mental. Empezar a realizar actividad física a edades tempranas es muy importante para su desarrollo y para fomentar la disciplina en los más pequeños. Ahora, quizás una de las preocupaciones que tienen los padres sea el riesgo de lesiones deportivas en los niños, las cuales pueden suceder en cualquier momento y en cualquier deporte. Es por eso que hay que saber prevenir estos incidentes y saber actuar ante ellos.

Niños y niñas deportistas: La importancia de valorar su cuerpo y aprender a prevenir lesiones

Cuando los niños y niñas empiezan a practicar algún deporte (o varios), es esencial concientizarlos sobre la importancia de valorar su cuerpo y aprender a prevenir lesiones, de manera que sepan, desde pequeños, que sus actos pueden aumentar o reducir el riesgo de sufrir una.

Los niños son proclives a sufrir lesiones deportivas por distintas razones: pueden ser más confiados, no medir las consecuencias de sus actos, tener menos coordinación motriz y tiempos de reacción más lentos (sobre todo, los menores de 8 años), etc. Todavía están creciendo y desarrollándose. Además, no todos los niños y niñas maduran al mismo ritmo, lo que supone que haya importantes diferencias en estatura y peso entre pequeños de la misma edad, y cuando niños de distinto tamaño hacen deporte juntos, aumenta el riesgo de lesionarse.

A medida que los niños y niñas crecen y se hacen más fuertes, el riesgo de lesionarse aumenta, en gran medida debido a la mayor fuerza implicada. Además, mientras son mayores, sienten más confianza y pueden no percibir los riesgos de ciertas actividades tan bien como los adultos, lo que los expone a sufrir una lesión.

Si bien la mayoría de lesiones deportivas se dan por accidente, hay un porcentaje causado por malas prácticas. Por ello, lo primero que debemos hacer es tratar de prevenirlas. 

Cómo prevenir lesiones deportivas en los niños y niñas

Para prevenir que los niños deportistas sufran lesiones, debes tener en cuenta lo siguiente:

Preparación adecuada

Del mismo modo que no mandarías a un niño que no sabe nadar a una piscina, es importante no enviar a un niño a practicar un deporte que no está preparado para practicar. Asegúrate de que tu pequeño o pequeña sabe cómo se practica determinado deporte antes de sacarlo al campo de juego. 

Supervisión y compromiso con la seguridad 

Cualquier deporte de equipo o actividad deportiva en que participen los niños y niñas debe ser supervisado por adultos cualificados. Elige entrenadores y clubes comprometidos con la seguridad y la prevención de lesiones de los pequeños. Estos deben estar capacitados. Asimismo, el campo o espacio en donde hagan deporte los niños debe estar en óptimas condiciones y contar con todas las medidas de seguridad 

Calzado y equipo de protección adecuado 

Asegúrate de que tu hijo o hija tenga las zapatillas adecuadas para el deporte que va a realizar, y que estén en buen estado. Lo mismo con el equipo deportivo, si es que lo necesita (rodilleras, canilleras, casco, coderas, protectores, etc.). 

Realizar correctamente los estiramientos antes y después de cada entrenamiento

Calentar antes de entrenar y estirar al finalizar es básico. El calentamiento es muy importante para que el cuerpo entre en calor antes de la actividad, mientras que el estiramiento final ayuda a reducir la sobrecarga producida por el entrenamiento, y a mejorar la movilidad muscular y articular.

Niños y niñas deportistas: La importancia de valorar su cuerpo y aprender a prevenir lesiones

Hacer cortos periodos de descanso durante los entrenamientos

Si es necesario, el niño o niña debe tomar algunos descansos durante la práctica deportiva. Es importante que un entrenador especializado y capacitado en deporte infantil sepa cómo llevar a cabo los entrenamientos sin sobreexigir a los pequeños.

Tomar un descanso a la semana

El cuerpo necesita recuperarse del entrenamiento de la semana, por lo que necesita (por lo menos) uno o dos días de descanso. Esto es importante para que el cuerpo asimile la actividad realizada, se recupere, y pueda seguir desarrollando su fuerza y resistencia. Los niños están en desarrollo, así que el descanso y el dormir bien son cruciales.

Visita al fisioterapeuta

Los deportistas deben acudir al fisioterapeuta con cierta regularidad. La fisioterapia para niños no solo es beneficiosa cuando existe algún problema de salud, también sirve para transmitir útiles pautas de carácter preventivo a los pequeños. Siempre es bueno que un especialista realice un chequeo a los niños y niñas deportistas y pueda darles algunos consejos de prevención de lesiones deportivas. 

Parar de inmediato, ante cualquier dolor 

Explícales a tus hijos que, si sienten algún tipo de molestia o dolor, te informen de inmediato. No hay que minimizar lo que sienten los niños. Siempre hay que consultar con el médico.

Buena alimentación e hidratación 

Antes de empezar el entrenamiento, asegúrate de que tus pequeños hayan bebido suficiente agua, pero tampoco mucha. Después de la sesión deportiva, sí es importante beber abundante. Durante el entrenamiento, se aconseja beber agua (solo si se desea), pero a sorbos, no abundante.  

De igual manera, es muy importante que los niños se alimenten bien todos los días, con comidas saludables y balanceadas. Así, durante la sesión de entrenamiento, su cuerpo tendrá recursos que provienen de almacenes de nutrientes de más de un día.  

Si tu hijo o hija tiene una competencia o entrenamiento, lo mejor será que coma entre 1 hora y media y 2 horas y media antes. De esta forma, te aseguras de que no le dé hambre, pero también de que no se sienta muy pesado, ya que tendrá tiempo para hacer la digestión. Esta comida previa debe contener verduras, proteínas y carbohidratos. De todas formas, lleva algún snack saludable por si le apetece. 

Es importante mencionar que, si la práctica de algún ejercicio es ocasional o solo se practica una o dos veces por semana, no debemos ofrecer más comida de la que se necesita. En todo caso, consulta con un nutricionista infantil deportivo para que te asesore en la alimentación de tu pequeño. 

Es importante saber prevenir las lesiones deportivas en los niños, pero también el saber diagnosticarlas y tratarlas. Si las lesiones son por sobrecarga, hay que consultar con un especialista vinculado a la medicina del deporte para evitar que se conviertan en problemas mayores y de carácter crónico. Es posible que los niños no digan que sienten algún malestar por miedo a que se le prohíba realizar el deporte, por lo que los padres deben estar muy atentos a ello.

Fuente:

https://kidshealth.org

ww.upadpsicologiacoaching.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios