5 consejos para cepillar bien los dientes de los bebés sin hacerlos llorar

  • hace 1 mes

Empezar con la limpieza dental de los bebés puede llegar a ser un reto para los padres en un inicio. Sin embargo, con las herramientas y técnicas adecuadas, puede volverse algo sencillo y rápido. La correcta higiene bucodental en los niños es muy importante. Por ello, te dejamos estos consejos para cepillar bien los dientes de los bebés sin hacerlos llorar.

5 consejos para cepillar bien los dientes de los bebés sin hacerlos llorar

Lo primero que debemos hacer es comprar un cepillo de dientes adecuado para nuestro bebé y una pasta dental especial para niños. La cabeza del cepillo debe ser pequeño para que pueda eliminar bien los restos de comida en todas las piezas dentales. Ahora, podemos emplear estos consejos para lavarle los dientes al bebé correctamente y sin hacerlo llorar.

1. Cepilla los dientes a tu bebé desde que le salga el primero

Es importante que empecemos con la higiene dental de los bebés ni bien le sale su primer diente, por lo menos, 2 veces al día: por la noche y por la mañana. De esta forma, no solo nos aseguramos de que mantenga una buena salud bucal, sino lo vamos acostumbrando a la limpieza de sus dientes. 

2. Utiliza un cepillo manual

Para empezar con el cepillado de dientes del bebé, es recomendable hacerlo con un cepillo manual y no uno eléctrico. Así, nos aseguramos de hacerlo con delicadeza y al ritmo del bebé.

3. Aplica la técnica del cepillado eficaz

Normalmente, los bebés no dejan que se les lave los dientes, por lo que se dificulta hacerlo. En estos casos, usa tu dedo (sin hacer mucha presión) para abrir su boquita y así poder lavarle los dientes. Levanta sus labios para que puedas ver lo que cepillas. Empuña el cepillo hacia dentro, en horizontal, y así puedes cepillar a la vez por delante, por detrás y por arriba.

5 consejos para cepillar bien los dientes de los bebés sin hacerlos llorar

4. Encuentra una posición cómoda

Sienta a tu pequeño en una silla o banquito, ponlo sobre tu regazo o túmbalo en la cama. De esta forma, quedarás detrás del bebé o niño pequeño y, así tendrás mayor control de su cuerpo, además de una buena perspectiva de su boca. Prueba diversas posiciones para ver cuál es la más cómoda para ambos. También, puedes intentar cantarle su canción favorita para que se relaje y se sienta más tranquilo.

5. Mantén la calma 

Lo más importante es que mantengas la calma y no te ganen los nervios. Es normal que nos sintamos un poco nerviosos a la hora de querer lavarle los dientes al bebé, pero debemos estar tranquilos para no transmitirle los nervios al pequeño. Con el tiempo tu hijo se acostumbrará y se volverá un hábito. 

Recuerda que la clave para cepillar bien los dientes de los bebés sin hacerlos llorar es la paciencia. De todas formas, ten en cuenta que debes llevar a tu pequeño al odontopediatra con regularidad para asegurarte de que todo vaya bien.

Fuente:

www.guiainfantil.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios