¡A cuidar las plantas! 10 beneficios de la jardinería para el desarrollo de nuestros hijos

  • hace 3 semanas

¿Sabías que la jardinería puede traer muchos beneficios a los niños? Más allá de ser un agradable pasatiempo, aporta conocimientos sobre las plantas y sus cuidados, además de fomentar virtudes, como la paciencia y la responsabilidad. Los beneficios de la jardinería para el desarrollo de nuestros hijos e hijas son muchos y, lo mejor de todo, es que no se necesitan grandes áreas para practicar esta actividad. 

¡A cuidar las plantas! 10 beneficios de la jardinería para el desarrollo de nuestros hijos

No todos tenemos jardines en nuestras casas o áreas muy amplias para darle un gran espacio a la jardinería. Sin embargo, no es necesario tener enormes macetas ni jardines para tener unas cuantas plantas que le den un toque verde a nuestro hogar. Incluso, podríamos tener un mini huerto en casa sin necesidad de usar mucho espacio. 

Tampoco es necesario ser experto en el tema. Tener nuestras propias plantas en casa es súper sencillo y fácil de hacer con nuestros pequeños. De hecho, hay muchísimos videos en Internet que explican de forma simple cómo iniciarse en la jardinería con los niños. 

10 beneficios de la jardinería para el desarrollo de los niños

El cuidado de las plantas es una actividad recreativa y educativa muy completa, que abarca desde el trabajo de la psicomotricidad (gruesa y fina) a la educación en valores. Veamos qué beneficios puede aportar la jardinería en los niños y niñas. 

1. Educa la paciencia

La paciencia es una gran virtud. Al tener que esperar a que las semillas crezcan, los niños aprenderán que es necesario tener paciencia para ver los resultados de sus esfuerzos. De igual forma, se trabaja la dedicación y la constancia. Ser constante y esforzarse día a día son las claves para lograr sus objetivos en cualquier ámbito de su vida. Es una buena actividad para enseñarles a ser perseverantes, algo esencial para superar situaciones adversas.

2. Fomenta la responsabilidad

La jardinería requiere de mucha responsabilidad, ya que estamos hablando del cuidado de seres vivos con ciertas necesidades.

3. Produce satisfacción personal

Nuestros hijos sentirán una gran satisfacción personal por el trabajo que han realizado, al ver cómo sus plantas crecen gracias a sus cuidados.

4. Favorece la autoestima y la autoconfianza

Otro de los beneficios de la jardinería radica en el hecho de que cuando se siguen las pautas adecuadas, se puede alcanzar el resultado deseado, y eso aumenta la confianza y el autoestima de los pequeños involucrados en el proceso. Eso, a su vez, aumenta su confianza para nuevas iniciativas.

5. Ayuda a manejar el estrés y la ansiedad

Al igual que los adultos, los niños y adolescentes se estresan por diversos motivos. Una forma de manejar el estrés y la ansiedad, o las inquietudes del día a día, es por medio de la jardinería.

6. Fomenta la tolerancia a la frustración

La jardinería es la actividad ideal para enseñar a los niños y niñas a tolerar la frustración, siempre marcándose objetivos realistas y razonables, según su edad y madurez.

7. Incrementa su vocabulario y aprendizaje

Al realizar una nueva actividad, los niños y niñas podrán aprender nuevas palabras, como los nombres de las plantas que cultivan o de los utensilios que utilizan. De esta forma, su léxico se amplía y con él sus conocimientos y su mundo.

Por otro lado, podrán desarrollar su interés por otros conceptos más específicos de botánica, especies de plantas, insectos e, incluso, por el proceso de crecimiento de las plantas.

8. Permite compartir tiempo en familia

La jardinería es una excelente oportunidad para alejarse de los televisores y pantallas y pasar tiempo de calidad, ya que se puede realizar en familia y al aire libre.

9. Fomenta el respeto por la naturaleza

Con la jardinería, los niños y niñas empiezan a tener más conciencia de la importancia de respetar el medioambiente y cuidar la naturaleza.

10. Fomenta el interés por una alimentación más saludable

Al tener un huerto en casa, en donde los niños siembran sus propios vegetales y frutas, es más probable que quieran consumir sus propias cosechas.

Podemos seguir una larga lista de beneficios de la jardinería para el desarrollo de nuestros hijos, pero con estos basta para darnos cuenta de que podemos aprovechar esta actividad de muchas maneras. Siempre es un buen momento para empezar a crear un mini huerto en casa y motivar a los pequeños a cuidar sus plantas. ¿Se animan?

Fuente:

www.mamapsicologainfantil.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios