Mi hijo tiene asma: ¿Qué debo hacer?

  • hace 2 semanas

El asma infantil es un problema respiratorio debido al estrechamiento de las vías respiratorias que provoca dificultad para respirar. Una crisis asmática puede desencadenarse principalmente por algún alérgeno o también por el estado emocional del pequeño.

Existen algunos síntomas comunes del asma, los cuales pueden alarmar a los padres sobre la salud de su hijo. Estos signos también se pueden manifestar ante otros problemas de salud o alergias, por lo que debes saber diferenciarlos.

Alergias infantiles y asma

Para hacer un diagnóstico, se debe saber la edad del niño, qué tipo de alergia tiene y a qué. Normalmente, las alergias evolucionan con la edad. Pueden ser alergias alimentarias, siendo las más comunes la alergia al huevo, al pescado o a la lecheMás adelante, el pequeño puede desarrollar alergias a alérgenos como los ácaros, el polen, gramíneas, moho por humedad, etc. Estas entran a las vías respiratorias y producen asma. Luego, pueden presentar rinoconjuntivitis alérgicas.

Síntomas de la alergia y el asma infantil

Los síntomas de un niño con asma pueden ser tos, estornudos, dificultad para respirar por la noche, fatiga, sibilancia en el pecho cuando realiza actividad física. También, puede ser el caso de que, cuando se ríe muy fuertemente, empieza a toser. Estos signos están relacionados con un cuadro de asma.

Es importante que los padres observen si su hijo presenta frecuentemente gripes de infecciones respiratorias como bronquitis o neumonía, o si presenta alteración respiratoria por cambios bruscos de temperatura.

Es importante mencionar que la anafilaxia es una reacción alérgica extrema a un alérgeno. Se trata de un cuadro grave que puede provocar urticarias en la piel, hinchando los labios, las manos y ojos. También aparecen sibilancias, dificultad para respirar; y luego puede aparecer un choque anafiláctico y una pérdida de conciencia en el niño. En estos casos extremos, debes acudir inmediatamente a emergencias.

Sin embargo, no todos los niños van a tener los mismos síntomas, aunque lo más común es que primero se presenten urticarias en la piel o alrededor de los labios, que luego se extiende por el rostro, los párpados y ojos, las manos, desencadenando la dificultad para respirar.

Mi hijo tiene asma: ¿Qué debo hacer?

Diagnóstico de asma infantil

Al acudir al médico especialista, este te preguntará si hay antecedentes de asma en la familia o si el niño ha presentado anteriormente alergia a alimentos o problemas en la piel como la dermatitis atópica (granos o picor en la piel).

Asimismo, el especialista te preguntará con qué frecuencia tu pequeño presenta estos síntomas, si durante todo el año o por temporadas (alergias en primavera, por ejemplo). Si presenta los signos todo el año, puede que se deba a los alérgenos del tipo ácaros. Por otro lado, si solo los presenta en primavera, podría ser alergia al polen y a las gramíneas.

Todo esto se estudia con pruebas específicas para un correcto diagnóstico y su tratamiento adecuado.

Visita al neumólogo

Un niño con asma puede disfrutar de la vida como cualquier otro niño, pero su cuidado es fundamental. El especialista le dirá a los padres y al pequeño paciente qué hacer ante una crisis asmática y cómo prevenirla. Lo importante siempre es prevenir. Identificar y reducir la exposición del niño asmático a los factores que lo detonan. Cada pequeño tendrá un tratamiento distinto según sus requerimientos, por lo que la orientación de su médico es necesaria en estos casos.

La salud de un niño asmático se puede controlar

Los niños asmáticos pueden gozar de la vida, aunque teniendo precauciones. Se considera que su salud está controlada cuando practica actividad física sin presentar fatigas anormales, cuando duerme bien, no necesita utilizar broncodilatadores y no presenta crisis ni ataques de asma.

Recuerda que la orientación del pediatra y los especialistas son indispensables en estos casos. Tú y tu hijo deben estar informados sobre la prevención y saber qué hacer ante cualquier situación o crisis asmática. De esta manera, tu familia estará más tranquila y tu pequeño saludable.

Fuente:

www.guiainfantil.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios