¿Cómo saber si mi hijo es alérgico a las picaduras de insectos?

  • hace 4 días

Las picaduras de insectos pueden ser bastante molestas, pero si hablamos de un insecto que al picar libera veneno, la molestia puede convertirse en preocupación. Más aún, si le pican a nuestros pequeños y no sabemos si son alérgicos a la picadura. ¿Cómo diferenciamos una reacción normal de una reacción alérgica? Te contamos todo lo que debes saber en esta nota. 

¿Cómo saber si mi hijo es alérgico a las picaduras de insectos?

Debemos tener en cuenta que no todas las reacciones que notamos en una picadura significan alergia. Hay niños que no son alérgicos a determinado veneno de insecto y solo desarrollan una reacción normal, que puede ser leve o moderada. Cuando la reacción es muy grave, podría ser un indicativo de que el pequeño es alérgico a la picadura del insecto que le picó. 

Por lo general, tras la picadura de un insecto las personas suelen presentar siempre la misma reacción. La severidad puede variar un poco, pero siempre con los mismos tipos de síntomas. Sin embargo, cuando la persona es alérgica, la reacción puede ser grave.

Hay 3 tipos de reacciones alérgicas a las picaduras de insectos en niños. Debemos conocerlas para identificarlas y saber qué hacer y qué no. ¡Toma nota!

1. Reacción local en la zona afectada

La reacción local es una inflamación limitada a la zona de la piel en la que el insecto ha picado. Esta no supera los 10 centímetros de diámetro y perdura máximo unos siete días. De todas formas, podemos consultar al pediatra, pero este tipo de reacción alérgica se alivia sin problemas con frío local, aplicando de forma indirecta (usando un trapo o toalla) y antiinflamatorios.

2. Reacción de inmunocomplejos

La también llamada enfermedad del suero se caracteriza por desencadenarse entre 2 y 10 días después de la picadura y provocar una urticaria generalizada, fiebre, dolor articular e inflamación de ganglios linfáticos. En este caso, sí es recomendable que el pediatra o un especialista revise al pequeño.

3. Anafilaxia

Esta es la reacción alérgica más grave. Los síntomas aparecen rápidamente, a los pocos segundos o minutos de la picadura del insecto. Ocasiona dificultad respiratoria, urticaria, palpitaciones e hinchazón de cara, ojos y lengua.

En estos casos, hay que acudir al centro de salud para recibir un tratamiento con adrenalina, corticoides y antihistamínicos lo antes posible. Un retraso mayor de 30 minutos en la aplicación de este tratamiento puede ser fatal.

Es importante mencionar que, tras sucesivas picaduras de los insectos, los lugares de antiguas picaduras pueden reactivarse en forma de ronchas rojizas que pican. Esto es algo muy común en niños y se denomina prurigo agudo o urticaria papulosa.

La mayoría de las reacciones alérgicas, moderadas o graves, se relacionan con las picaduras de abeja y avispas. Los síntomas varían desde una reacción local, más o menos intensa, hasta el grado de anafilaxia. Por ello, es muy importante que, si sabemos que nuestro hijo o hija tiene reacciones alérgicas a las picaduras de insecto, llevemos o tengamos a la mano el medicamento indicado. Debes consultar con el pediatra para que indique cuál es el mejor para tu pequeño.

Niño con el ojo hinchado

¿Qué factores influyen en la reacción alérgica de los niños?

La razón por la que un niño desarrolla una reacción alérgica por picadura de insecto con síntomas graves se debe a diversos factores: 

  • Exposición previa a las picaduras de los insectos (en concreto, al insecto en cuestión que le ha picado en esta ocasión).
  • La gravedad de la reacción previa. Cuanto más grave es la reacción ante la picadura anterior, mayor será la probabilidad de que esta se repita o produzca una alergia más grave.
  • La cantidad de veneno que dejó el insecto: Esto puede depender de la especie, la extracción o no del aguijón, etc.
  • Comorbilidad: Por ejemplo, niños diagnosticados de una enfermedad llamada mastocitosis. Esto es la coexistencia de varias enfermedades, normalmente relacionadas.
  • El estar en tratamiento médico con ciertas medicinas: Por ejemplo, beta-bloqueantes o inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.

¿Cómo confirmar que mi hijo es alérgico a las picaduras de insecto?

Para confirmar el diagnóstico de alergia a la picadura de abejas o avispas, por ejemplo, se deben realizar pruebas cutáneas con veneno de estos insectos. Es una técnica riesgosa, ya que estamos inoculando a los niños la propia sustancia a la que son alérgicos. Por ello, siempre debe ser ejecutada por especialistas experimentados. 

Muchas veces, luego de las pruebas, se determina que el paciente no es alérgico realmente, sino que sufrió una reacción intensa o exagerada tras una picadura, pero no una alergia como tal. De hecho, hay insectos que producen picaduras bastante molestas y fuertes.

¿Se pueden prevenir las picaduras de insectos en niños?

Para ayudar a reducir las probabilidades de que tus pequeños sean picados por insectos, ten en cuenta lo siguiente:

  • Evitar los perfumes, rocíos para el cabello u otros productos perfumados.
  • Evitar la ropa de colores muy vivos.
  • No caminar ni jugar descalzo en el jardín o tierra.
  • Usar un repelente de insectos para niños, si es necesario.
  • Mantenerse alejado de las áreas que tienen colmenas y nidos. Los profesionales son quienes deben retirar cualquier nido o colmena.
  • Mantener la calma y alejarse caminando lentamente si se acerca un insecto

Por último, hay que saber que una reacción local grave (más dolor o hinchazón intensos) no es un indicador de un mayor riesgo de reacción alérgica, como tampoco lo es el hecho de recibir múltiples piquetes. Si tu pequeño no es alérgico a las picaduras de insecto, no va a desarrollar un cuadro grave. Sin embargo, muchas veces esto no lo sabemos, por lo que siempre hay que saber cómo actuar y consultar con los especialistas. 

Fuente: 

www.stanfordchildrens.org

www.guiainfantil.com

Anterior

    Comentarios