¿Problemas para pronunciar la "r"? Ejercicios para corregir el rotacismo

  • hace 9 meses

¿Tu pequeño tiene dificultades para pronunciar bien la letra “r”? Cuando los niños empiezan a hablar, es bastante frecuente que esto ocurra. Este trastorno es la dislalia selectiva del fonema “r” y se le llama rotacismo. Contar con un seguro de salud, nos ayudara a asegurar su bienestar y acceder a un tratamiento temprano efectivo. En este artículo, encontrarás ejercicios sencillos para corregirlo en casa.

¿Problemas para pronunciar la "r"? Ejercicios para corregir el rotacismo

Una dislalia es una incapacidad para pronunciar correctamente ciertos sonidos o grupos de sonidos, y muchas veces, suele ser pasajera, sobre todo, cuando se trata de la pronunciación de la letra “r”. Esta es una de las letras más complicadas de pronunciar junto con la "d" y la “z”, por lo que es una de las últimas pronunciaciones que adquieren los pequeños. La buena noticia es que se corrige a medida que el niño o niña va practicando el habla y afinando la audición. 

No obstante, si el pequeño o pequeña ya tiene cinco años cumplidos y aún no logra hacer la correcta pronunciación de todos los fonemas, lo mejor será consultar con su pediatra y un logopeda (especialista en terapia del lenguaje) para determinar el origen del problema y buscar un tratamiento adecuado. 

También te puede interesar: Alimentos sanos que en exceso pueden ser dañinos para tus hijos y no lo sabías

¿Por qué mi hijo pronuncia mal la letra “r”? 

El rotacismo no se debe a un problema de retraso ni psicológico. De hecho, las causas pueden ser comunes, como el uso prolongado del chupón o que alguno de los padres también tenga dificultad para pronunciar la “r”. Hay que tener en cuenta que los niños aprenden los sonidos por imitación, por lo que es muy factible que pronuncie como lo hacen sus mayores.

Sin embargo, hay dos causas principales por las cuales los niños pronuncian mal esta letra. Por un lado, la más frecuente es una mala colocación de la lengua y del aire, lo que hace que el sonido no se pronuncie de la forma adecuada. Por otro lado, puede que exista un problema físico que impida la emisión de ciertos sonidos, como:

  • Frenillo sublingual: Pequeña malformación congénita llamada anquiloglosia, que significa “lengua atada, anclada”.
  • Hendidura del paladar: Se produce cuando el tejido que forma el paladar no se une completamente durante el embarazo.
  • Hipoacusia: Incapacidad total o parcial para escuchar sonidos en uno o ambos oídos.

La letra “r” es una consonante alveolar, cuyo sonido se consigue haciendo vibrar la punta de la lengua contra el paladar. El problema se da cuando el pequeño no es capaz de hacer correctamente esta articulación y hay que enseñárselo. La dificultad en la pronunciación puede darse en la vibrante simple (“r” suave) o múltiple (“rr” fuerte). A su vez, hay diferentes clases de rotacismo, dependiendo del lugar y modo de pronunciar el sonido. Es decir, según el país e idioma que se hable. Puede ser labial, lingual o velar (“r” en idioma francés).

De cualquier forma, antes de empezar un tratamiento es importante conocer la causa del rotacismo y esto lo debe determinar un logopeda. De esta forma, el especialista podrá indicar el tratamiento adecuado para el niño o niña. Luego de encontrar el origen del rotacismo, lo usual es que el logopeda lleve a cabo una terapia trabajando los músculos de la cara, de la lengua y la respiración. La duración del tratamiento dependerá de cada niño y del grado de dificultad que presente, pero puede durar semanas o meses.

Ejercicios para corregir el rotacismo 

Hay algunos ejercicios que se pueden hacer en casa y son muy útiles a la hora de corregir esta dificultad en la pronunciación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es algo que debe hacerse con mucha paciencia y constancia. El problema no va a desaparecer de un día para otro. 

Ejercicios de respiración

Relajar el cuerpo y la lengua mediante ejercicios de respiración profunda es muy importante para lograr una buena pronunciación. Si el pequeño está ansioso, estresado o frustrado, es poco probable que pueda dar su mejor esfuerzo.

Ejercicios de soplo

Soplar ayuda a fortalecer el paladar blando. Entre los ejercicios que se pueden hacer (y pueden ser divertidos para los niños) están los siguientes:

  1. Soplar por una cañita o pajilla. Podemos poner pintura en un papel y hacer que el niño sople y forme una figura
  2. Inflar un globo
  3. Hacer burbujas
  4. Soplar velas 

¿Problemas para pronunciar la

Practicar el sonido “r” 

Esto se puede hacer de diversas formas: imitar el sonido de una moto; decir trabalenguas, palabras y frases que contengan la letras “r” repetidas veces; exagerar las erres (por ejemplo: “ferrrrocarrril”). Es importante que el niño o niña mire cómo se hace para que pueda imitar el movimiento de la boca.

¿Problemas para pronunciar la

Movimientos bucofaciales

Estos movimientos ayudan a ejercitar y a trabajar todas las partes que intervienen en la articulación de los fonemas (boca, labios, lengua, etc.). El objetivo es desarrollar la motricidad fina que afecta a los órganos de la articulación, de forma que el niño o niña pueda adquirir la agilidad y coordinación necesarias para pronunciar correctamente. 

Es importante corregir el rotacismo desde que se detecta, ya que en la edad a la que el niño o niña empieza a leer y escribir, el no poder pronunciar correctamente ciertos fonemas puede traer problemas en el aprendizaje de la lectura y de la escritura. Además, el no poder pronunciar bien las palabras puede provocar baja autoestima en el niño, hacer que se retraiga y, en algunos casos, puede generar tartamudez. Por ello, ell tratamiento temprano es muy efectivo y da excelentes resultados.

Estos ejercicios para corregir el rotacismo pueden ayudar mucho a los niños con problemas para pronunciar la “r”, pero se debe tener mucho tacto para que no se convierta en algo contraproducente y con lo que terminen frustrados. No hay que obligar ni tener sesiones de más de media hora de ejercicios o hacer ejercicios demasiado estrictos. Hay que tomarlo con calma y como si fuera un juego, para que de forma lúdica, el pequeño o pequeña vaya progresando.

Fuente:

www.guiainfantil.com

www.bebesymas.com

www.orientacionandujar.es

Anterior
Siguiente »

    Comentarios