¿Qué hago si mi hijo se golpea los dientes de leche?

  • hace 1 mes

Es muy común que los niños sufran golpes en los dientes de leche. Los más pequeños aún están desarrollando su estabilidad y seguridad al caminar y los más grandes suelen tener poco cuidado a la hora de jugar o explorar. Los golpes en los dientes de leche no tienen la misma repercusión que los golpes en los dientes permanentes, ya que la primera dentadura no es la definitiva. Por ello, te explicamos qué hacer en caso tu hijo se golpee los dientes de leche.

¿Qué son los dientes de leche?

Los primeros dientes, los que salen en la infancia, no son los que el niño tendrá cuando sea adulto. Los dientes de leche suelen salir a partir del sexto mes de vida y empiezan a caerse alrededor de los siete años de edad. Luego, aparecen los dientes definitivos.

Los dientes de leche son necesarios para que el bebé empiece a masticar y a vocalizar correctamente. Es muy importante que desde el primer mes ya haya una buena higiene bucal y, más adelante, acudir regularmente a un dentista para revisar la salud dental del niño.

¿Qué hago si mi hijo se golpea los dientes de leche?

El área de la boca tiene muchos vasos sanguíneos, por lo que un golpe en los dientes puede dañar muchos de ellos y provocar bastante sangrado. Por esta razón, puede que el golpe parezca más grave de lo que realmente es. Sin embargo, lo primero que debes hacer es tranquilizarlo y enjuagar su boca suavemente para poder examinar el daño. Al momento de revisarlo, puede ocurrir lo siguiente:

  1. Todos los dientes están en su sitio y sin sufrir daños. En este caso, monitorea en los días posteriores que todo siga igual.
  2. Faltan dientes. Si ocurre en los dientes de leche, no intentes recolocar ningún diente que se haya caído, ya que puedes dañar el germen del diente definitivo que aún se está formando. En estos casos, lo mejor es que esperes a que crezca el diente nuevo.
  3. Faltan pedazos de uno o varios dientes. Si encuentras el trozo de diente que falta y lo mantienes limpio, puede que el dentista lo vuelva a reconstruir. Acudan al odontólogo con el fragmento para que sea él quien decida cómo actuar.
  4. Todos los dientes se encuentren en su lugar, pero alguno o varios de ellos se mueven. Si esto ocurre, acudan al especialista para que determine la severidad y si la mordida está afectada.

De todas formas, luego de la inspección inmediata, deben acudir al dentista para que revise la boca y los dientes del niño.

¿Cuál es el cuidado después del golpe?

En los días posteriores al accidente, es probable que el pequeño tenga dolor o molestias en la boca, dependiendo de la gravedad del golpe. Aún así, es importante que mantenga la higiene bucal, pero siendo cuidadoso con las áreas sensibles. La alimentación también debe darse con cuidado. Procura que su comida sea blanda (purés, caldos, papillas, compotas, etc.) y que no mastique, por lo menos durante algunos días.

La mayoría de las veces, estos golpes no suelen ser graves y no tienen secuelas. Sin embargo, es necesario actuar lo antes posible y acudir a un especialista para que diagnostique y trate la urgencia adecuadamente.

Fuente:

https://eresmama.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios