4 motivos por los que tus hijos no deben beber agua de mar

  • hace 6 días

El agua salada de los océanos, mares y lagos costeros es una fuente valiosa de minerales y sales, pero puede ser muy peligrosa para la salud si se consume, especialmente, en el caso de los niños. Por eso, en este artículo, te contamos cuatro motivos por los que no se debe beber agua de mar que debes enseñarles a tus hijos.

¿Qué hago si mi hijo bebe agua de mar?

En verano, no pueden faltar esas visitas a la playa con los niños. Días divertidos en la arena, chapoteando en la orilla y disfrutando en familia. Los beneficios de bañarse en el mar son muchos, pero otra cosa muy distinta es beber su agua.

Siempre pueden ocurrir accidentes en los que los niños beben un trago de agua salada sin querer. Esto puede ser muy desagradable y tener algunas consecuencias mínimas, pero si ocurre de manera ocasional o frecuente, puede ser muy perjudicial para la salud del pequeño (y de quien sea que lo haga). Si bien el cuerpo humano necesita sal, consumir demasiada (o muy poca) puede ser dañino para el organismo.

¿Por qué es tan peligroso beber agua de mar? Entre los muchos motivos, te dejamos los cuatro más importantes.

1. Alta concentración salina

La salinidad permitida en nuestro cuerpo es 9, que representa la cantidad de sal en los fluidos de nuestro organismo. De cada 1000 gramos de fluido, 9 son sal y 991 son agua. Estos fluidos son considerados isotónicos, mientras que el agua del mar es hipertónica, ya que contiene más sal que la sangre humana y su salinidad es de 35.

Cuando se consume agua de mar, el cuerpo intenta deshacerse de la sal extra mediante la producción de orina. Esto puede causar deshidratación, ya que el cuerpo pierde más agua de la que está recibiendo. Además, el exceso de sal en el cuerpo puede causar problemas estomacales y trastornos electrolíticos, pues puede desequilibrar los niveles de electrolitos en el cuerpo.

Esta agua tan altamente salina no puede ser absorbida cuando llega a nuestro intestino, pues el sistema digestivo humano está diseñado para procesar agua dulce, no agua salada. Consumir agua de mar puede generar una fuerte diarrea, que favorece aún más a la deshidratación del cuerpo. 

2. Presencia de patógenos

Si consumimos agua de mar que no está purificada, es probable que esté contaminada con algún germen o bacteria que nos acabe provocando algún problema gastrointestinal. Este problema se agrava en zonas de costa donde hay restos fecales de vertidos urbanos o procedentes de los propios bañistas.

4 motivos por los que no se debe beber agua de mar

3. Restos de productos cosméticos

El agua de mar también suele estar contaminada con sustancias y compuestos químicos y cosméticos, como cremas y protectores solares. La creciente presencia de estos compuestos en el agua del mar y sus consecuencias para los ecosistemas marinos son reales.  Si esto afecta a la flora marina y a las muchas especies que conviven en los océanos, ¿por qué no le afectaría a los seres humanos?

4. Concentraciones de metales pesados

Los numerosos metales pesados que contiene el agua de mar son dañinos para la salud. Entre ellos está el mercurio, el boro y el uranio, además de compuestos como nitratos o fluoruros. Según la Organización Mundial de la Salud, la dosis máxima de boro que tolera el cuerpo humano en una ingesta es de 1 miligramo por litro, y en el agua de mar natural y libre de vertidos hay de 4 a 5 mg por litro. 

Es importante explicar esto a los niños, pues en su inocencia, pueden pensar que es inofensiva. Ten siempre agua filtrada o embotellada a la mano para ofrecer a tus pequeños durante el día, sobre todo, si se encuentran en la playa. Asimismo, recuerda tomar las medidas para evitar la insolación, los golpes de calor en los pequeños y cualquier tipo de emergencia que pueda suceder. ¡Siempre es mejor estar prevenidos!

Fuente:

http://www.emapad.gob.ec

www.65ymas.com

Anterior
Siguiente »

    Comentarios