¡Atención! Esta es la edad recomendada para que los niños salgan solos

  • hace 1 mes

En épocas anteriores, era muy normal que los niños salieran sin supervisión al parque o a la tienda, incluso, siendo pequeños. Todo quedaba más cerca y no había que irse muy lejos para llegar a los sitios. Hoy en día, pensar que nuestros hijos salgan a la calle solos puede preocuparnos mucho, sobre todo, por la inseguridad que se vive en estas últimas décadas.

Entonces, ¿cuál es la edad recomendada para que los niños salgan solos? ¿Qué debemos tener en cuenta? En este artículo, te lo contamos.

¡Atención! Esta es la edad recomendada para que los niños salgan solos 

Los colegios, las tiendas, la casa de los amigos, todo quedaba más cerca hace algunas décadas. Que los niños salgan solos a jugar con los compañeros no era nada raro ni implicaba peligro alguno. Definitivamente, antes se le daba mucha más autonomía a los hijos. 

Actualmente, los padres tenemos temor cuando pensamos en que nuestros hijos salgan solos a la calle, no solo por el hecho de que se puedan perder, sino porque puede pasarles algo peor. Entre enero y abril de este año 2022 se ha denunciado la desaparición de 3.689 niños y adolescentes. Hasta finales del mes de mayo, solo han sido ubicados 1.752 de ellos. Con estos datos y noticias de niños que desaparecen todos los días, el miedo parece estar justificado. 

Sin embargo, por otro lado, la sobreprotección también puede ser perjudicial para nuestros hijos y tendrá consecuencias negativas en el futuro. Es fundamental que los niños descubran el mundo por sí mismos y, sobre todo, que se equivoquen mientras lo hacen. De esta forma, los impulsamos a aprender por sí mismos. Pero, ¿cómo hacerlo de forma segura?

Qué dicen los expertos

La psicóloga Marta Bermejo explica que lo mejor es dejar que los niños se equivoquen y aprendan de sus errores por sí mismos. No hay que adelantarles que se van a equivocar o que están haciendo algo mal, hay que dejar que experimenten ellos mismos y que vean en qué se han equivocado, cuáles son las consecuencias y cómo hacerlo mejor la próxima vez. 

Darles a entender de que por ser niños o ser pequeños no pueden hacer determinadas cosas (que en realidad sí podrían) inhibe su desarrollo. Hay muchísimas actividades cotidianas perfectamente realizables por los niños, dependiendo de su edad. Es importante que nuestros pequeños sientan que confiamos en ellos y dejar que hagan las cosas como pueden y, por supuesto, podemos guiarlos y enseñarles.

Durante la infancia, se adquieren muchos recursos y habilidades para resolver problemas. Es una etapa importante para aprender lo que se va a aplicar en el futuro. Según la experta, enfrentarse a situaciones desconocidas, de forma progresiva y segura, es un paso hacia la madurez. 

¡Atención! Esta es la edad recomendada para que los niños salgan solos

Cuál es la edad adecuada para que un niño salga solo 

La edad adecuada para que un niño o niña salga solo a la calle puede ser relativa, ya que cada quien madura a su propio ritmo y tiene una personalidad distinta. Además, hay que tener en cuenta las circunstancias de cada familia. No todos los niños van a vivir cerca de sus colegios o cerca a parques. Algunos tendrían que recorrer distancias más largas o pasar por rutas peligrosas para un niño.  

Para que un pequeño vaya solo a la tienda, esta tiene que quedar relativamente cerca. Para que vaya a su colegio, este no debe quedar tan lejos o el camino para llegar no debe implicar cruzar pistas peligrosas o pasar por donde los carros pueden suponer un peligro. Si el transporte público es una opción, hay que asegurarnos de que el niño o niña se ubica bien y enseñarles a tomar el transporte. Las primeras veces podríamos ir con ellos para que vayan agarrando confianza.

Según la psicóloga, en la preadolescencia, entre los 12 y 14 años, es cuando ya comienzan a tener más autonomía. Sin embargo, la experta también puntualiza que no hay una edad determinada que indique que un niño está preparado para hacer algo solo, pero que su nivel de madurez y responsabilidad sí puede darnos una pista, y esto puede variar de un caso a otro.

Sin importar la edad, siempre es bueno fomentar la autonomía e independencia de nuestros hijos. Así, impulsamos el desarrollo de sus habilidades de afrontamiento para la vida. Según la experta, para esto, es necesario una comunicación clara con nuestros hijos. Ellos deben estar muy bien informados de cómo actuar y qué se espera que hagan. Hay que darles a nuestros pequeños tiempo y dedicación. Todo proceso requiere paciencia y constancia. 

Consejos para fomentar la autonomía e independencia de los niños

Salir a la calle solo, ir al parque, al colegio, caminando o en bicicleta, es un gran paso para los padres, pero también para los niños. Para que fomentar la autonomía de nuestros hijos sea seguro, la psicóloga recomienda lo siguiente:

  1. No generar una alarma excesiva o miedo con los posibles peligros. Siempre que se mencione algún peligro, también hay que ofrecerles a los pequeños información y recursos para enfrentarlo.
  2. Dar instrucciones, indicaciones y advertencias básicas, como evitar a los desconocidos y algunas zonas o conductas de riesgo.
  3. Proporcionarles la información relacionada con aquellos riesgos que queremos evitar, como la relacionada con la seguridad vial y las señales de tráfico: mirar antes de cruzar, hacerlo siempre por el cruce peatonal, usar casco en la bicicleta, entre otras recomendaciones.
  4. Enséñales cómo actuar si se pierden fuerza de casa y acordar un punto de encuentro donde puedan acudir si eso sucede.
  5. Asegurarnos de que se sepan de memoria el número de teléfono de casa o el nuestro. Si son muy pequeños para hacerlo, que lo lleven apuntado en un papel o pulsera, junto con su nombre.
  6. Practicar o acompañarlos las primeras veces, observando su conducta y atendiendo a las dudas que puedan surgirles. Nunca hay que obviar las cosas o dar por sentado nada que no haya sido explicado antes.

Si bien la edad recomendada para que los niños salgan solos puede variar según cada pequeño o pequeña, lo ideal sería esperar a que tengan la madurez necesaria para manejarse por sí mismos. Podríamos empezar con tareas sencillas y poco a poco ir aumentando sus responsabilidades. Recuerda que todo aprendizaje es un proceso y que la paciencia y la constancia son claves.

Fuente:

www.lavanguardia.com

https://elcomercio.pe

Anterior
Siguiente »

    Comentarios